Puigdemont: La Independencia soy yo

Puigdemont, el pequeño diletante de Alemania ha hablado. El Independentismo soy yo. Yo o la nada. Me cargo el partido o lo que haga falta. A Marta Pascal que la vayan quitando de en medio. Junqueras que siga en la trena, que le quiten el acta, y al partido que le den, que yo me creo uno nuevo este finde, solo con mis amigos.

En su espejismo de Juan sin Tierra vagando por Europa, este personaje, que pasara a la historia por sus dislates consentidos, escenificó ayer, en diferido, a través de terceros, que él – como Franco – no está sometido a los dictados del pueblo, sino que responde ante el mismo y ante la historia.

Solamente el hecho de pedir una votación aparte, para el solo, en el tema de la retirada del acta de los presos del Proces, en el Parlament, es ya una afrenta, no solo contra la democracia, sino contra todo lo razonable, y a pesar de los esfuerzos de Torrent, que haciendo encaje de bolillos, planteó una propuesta de sustitución temporal, que venía a ser un maquillaje de una delegación de voto, los partidarios del catalán errante, atendiendo a sus wasapeos, se plantaron en que a Puigdemont esto no le afectaba porque – atiendan al argumentario que es de aurora boreal – el ínclito no estaba en prisión. Solidario el chico, donde los haya. Con amigos como esos, a Junqueras no le hacen falta enemigos, ni siquiera el juez Llarena. Y como Cataluña hace mucho tiempo que se convirtió en un directorio donde se gobierna a golpe de capricho y amistades, la cosa acabó con el Parlament cerrado a cal y canto hasta septiembre, porque ya han cogido la costumbre, y cuando se les embrolla la cosa, cierran la casa de la soberanía popular y se quedan tan panchos.

La bronca del independentismo no es nada nuevo. Nunca hubo unión más allá de una huida hacia delante. Ya sabemos todos, las consecuencias que ha traído para los catalanes y para los propios políticos, que han llegado hasta la cárcel. Bueno todos, todos no, que Puigdemont y alguno más, se han colocado en modo “contigo en la distancia”, a salvo y con el botón del control remoto, haciendo y deshaciendo en función de sus propios intereses, que desde luego no coinciden en nada con los del pueblo catalán.

A Puigdemont le sobran todos, todos, siempre le han sobrado, salvo como instrumentos para su mayor gloria y desde luego para salvar su culo. Se basta con el mismo y unos cuantos lamebotas. Al más puro estilo del rey sol, o incluso faraónico, el de Gerona, se mueve cada día en su camino hacia la omnipotencia con la independencia como báculo.

¿Saben? La vida en Cataluña se ha convertido en los últimos tiempos en eso que pasa duramente, mientras Puigdemont se divierte, y lo peor es que muchos catalanes le siguen el rollo a este tirano de tres al cuarto, que no sé cómo no se le cae la cara de vergüenza viendo como sus compañeros de aventuras limpian los patios de las cárceles – ahora catalanas – mientras él retoza por Europa.

No queda ya relato razonable para el Proces. Puigdemont lo ha dinamitado desde Hamburgo haciendo caudillismo en vez de política, y la duda empieza a anidar en el corazón de los independentistas, que ya no saben si están asistiendo de un proceso de independencia hacia la república, o a un ejercicio de vanidad personal, con tintes más que autoritarios, cuyo fin es, que caiga quien caiga, se rompa lo que rompa y pase lo que pase, Puigdemont quede a salvo.

Cuando miro a Puigdemont me viene a la cabeza una frase de Kafka: “En ti observé lo que tienen de enigmático los tiranos, cuya razón se basa en su persona, no en su pensamiento” y también otra de Abraham Lincoln: “Es más fácil reprimir el primer capricho que satisfacer todos los que le siguen”

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 28 grados. Puigdemont: La Independencia soy yo

 

Anuncios

De Héroes y Villanos: Junqueras versus Puigdemont.

A vueltas con la investidura. El monotema, una y otra vez, el rayo que no cesa, la sombra permanente, la piedra en el zapato, la historia interminable, y no nos equivoquemos lo ocupa todo. Ya saben, cuando se habla de una cosa no se puede hablar de otra, y mientras las personas siguen desasistidas en sus necesidades.

El caso es que la trama de la investidura, porque tal vez esto se ha convertido en una confabulación de poder, donde poco importa ya ni la independencia, ni la dependencia, ni el estatut, ni la republica, ni el gobierno de Madrid o el de la Generalitat, nos hace seguir mirando al dedo en vez de a la luna.

¿Y quién pilota todo esto? ¿Va la nave sin capitán a la deriva? Pues, miren, tiene días, y la dirección pasa de unos a otros, a modo de asalto al timón. Incluso algunos días no hay nadie manejando el barco.

El último que ha conseguido el asalto a esta galera ha sido un preso – nada mejor para asaltar galeras – Junqueras, que con la ayuda del grumete Torrent, subió al palo mayor, ayer, al ínclito Puigdemont.

La cárcel es siempre un sitio hostil, pero allí, hay mucho tiempo para pensar, y un hombre con Junqueras con las neuronas medianamente ordenadas, con 24 horas al día dedicadas a darle vueltas al tema, me imagino que les es fácil cavilar ciento una estrategias para hacerse con el poder de una buena vez y colocar a algunos en su sitio, incluido a él mismo.

Está claro que la única vía que tiene Junqueras y ERC para poder, no solo salir de la cárcel, que ya es de una importancia vital, sino para que su partido no se desvanezca en mitad de este apocalipsis independentista, es apartar de la escena a Puigdemont, y evidentemente, se ha puesto manos a la obra. Ya tiene candidato a la investidura, Sergi Sabrià, licenciado en Ciencias Políticas, ex alcalde de Palafrugell, portavoz de ERC y diputado. Es totalmente leal a Junqueras y comparte con él el plan de evitar las elecciones, volver aunque sea de una manera coyuntural al la vía del Estatut, y sobre todo no perder la oportunidad de oro, que es la capacidad de formar gobierno, quitarse de encima el 155, y recuperar el control de los estamentos de poder de Cataluña y las cuentas. Y luego ya veremos.

Para hacer todo esto, ya cuenta con el beneplácito de Iceta, PSC y los comunes, y tal vez de la CUP, que desde luego no tiene el más mínimo interés en ir a elecciones, dado que ahora tiene poco músculo electoral. Ciudadanos queda al margen, es más probablemente aun no se han enterado de esta trama dentro de la trama, y el Partido Popular…, sorpresa, probablemente ,ya estén en este ajo. El escollo es Puigdemont, que aun mantiene una veintena de diputados fieles que impedirían la investidura de ese o cualquier otro candidato, distinto de él mismo. La mayoría del bloque independentista es ajustadísima y sin esos diputados, el plan cuasi perfecto que ha pergeñado Junqueras desde la cárcel, no puede prosperar.

Es curioso como la ambición puede nublar tanto la vista. Cuando la vida te da una baza de cartas buenas en mitad de una mala racha conviene jugarlas, y la capacidad de gobernar del bloque independentista es una muy buena mano de póker, porque si por un casual se convocaran nuevas elecciones, tal vez se volvieran las tornas, sobre todo, como decía al principio, porque el ciudadano ve con sorpresa, perplejidad y cansancio como nadie está hablando de sus problemas. Y en unas nuevas elecciones, donde el independentismo ya no es una novedad y ha sufrido daños, el ciudadano lo mismo ya no esta tan entusiasmado con la idea.

Puigdemont se equivocó fundamentalmente huyendo de la justicia, probablemente el error más grande que ha cometido en su vida. Los mensajes de Signal de ayer son la mera constatación de este error, de que no hay fuerza moral que legitime su vida en Bruselas mientras otros están pagando con la cárcel. Esa evidencia le coloca no solo lejos de su propio partido y de sus socios, le coloca a una distancia enorme de la realidad que vive la gente en su vida cotidiana. Cada vez se acerca más al perfil de un vividor, de un oportunista, de un villano, mientras la “causa” tiene un héroe mucho más útil para legitimar su historia, Junqueras.

Es curioso al final el independentismo lo va a matar los propios independentistas.

Son las nueve y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 3 grados. De Héroes y Villanos: Junqueras versus Puigdemont.

#Iceta : Lost In Translation

Cuando un político empieza a decir cosas etéreas y evanescentes, tales como estas palabras de Iceta en La Vanguardia: “Acercarme a la felicidad es mi gran meta”, es que se le ha acabado el discurso, no sabe dónde está y lo peor, no sabe a dónde va.

Iceta está haciendo una campaña electoral dando palos de ciego. Más o menos vamos a uno diario. Y además parece que está muy solo, porque en esos restos mortales del llamado Partido Socialista Obrero Español, que efectivamente no es el suyo, que él es del PSC – otro resto de un naufragio-, apenas hay nombres que se impliquen en esta campaña  con rima fácil y escatológica.

Y es que la tropa política de este país, salvo alguna excepción que otra, tiene la costumbre de lanzarse a las campañas electorales a pecho descubierto, confiando en su verborrea amigable, pero eso sí, sin consultar un solo dato.  No se han enterado -Iceta es un claro ejemplo-, que vivimos en la era de los datos. Si, eso que llaman big data, y que, por supuesto, ellos, a pesar de que probablemente sean capaces de citar esos dos términos juntos, no tienen ni idea de para qué sirve, como usarlo y rentabilizarlo. Si en vez de estar dedicados a colocar “gente de confianza”, pensaran en buscar gente que supiera de que va toda esta historia, no estaríamos escuchando a Iceta pedir indultos, guiñarle el ojo a ERC, hablar de independencia sin mencionar la palabra independencia – que mira que es barroco- o contarnos no sé qué milongas sobre felicidad etc.

Los datos dicen que el votante de Iceta no es independentista, y también nos cuentan que esos ciudadanos que podrían votar PSC pertenecen a lo que los catalanes del ADN puro, llaman charnegos o descendientes de charnegos. Datos que insisten en que, Iceta tiene más votantes potenciales entre hombres que entre mujeres, que ese potencial electorado está en la franja de edad entre 40 y 50 años, que están situados en los cinturones industriales de las ciudades grandes y fuera del entorno rural, que son de clase media y que están poco politizados y poco movilizados.

Pretender entrar en el electorado de ERC o de los comunes o de Podemos es prácticamente ciencia ficción, y es a lo que juega en esta campaña este político bailón. Iceta en su ignorancia de la nueva realidad social sigue pensando en izquierda y derecha.  No se da cuenta que, en Cataluña, y probablemente en el resto de España, ya no se juega en las elecciones por la izquierda o por la derecha.

Vivimos en un mundo conectado, donde la información, que a su vez se convierte en formación mientras sucede, hace que el elector, el ciudadano abandone eso de “soy de izquierdas y voto partido de izquierdas” o “soy de derechas y voto partidos de derechas” sin pensar en nada más, como si de una religión fuera. Ahora el ciudadano hace otros encajes y mezcla, y no se atiene a etiquetas preconcebidas y empaquetadas. Hemos pasado a valorar conceptos, propuestas o modelos diversos que dejan de tener ese color político uniforme al que estábamos acostumbrados, más en este caso, donde el foco de atención principal sigue estando en los términos independencia y no independencia, conceptos que no se pueden ubicar ni en la derecha, ni en la izquierda, y que a su vez se alimentan de votantes de ambas corrientes.

En la era de la semántica pesa mucho el significado de las palabras, que ahora ya no se pueden decir a la ligera, pues el ciudadano entiende, y si no entiende comparte con otros que entienden y explican. Eso desde luego tampoco lo sabe Iceta que anda perdido como Bill Murray en  “Lost In Translation” y pretende que su Charlotte sea Oriol Junqueras. Pero esto no es una película, ni estamos en Tokio, ni Sofia Coppola está sentada en la silla de la directora, ni Junqueras es Scarlett Johansson, ni Iceta es Bill Murray, esto es la vida real, y no te puedes perder en la traducción,   amigo Iceta, que no te veo yo el día #21D cuando tengamos el desenlace de estas elecciones del 155,  susurrándole al oído a Junqueras lo que le dijo Bill Murray a Scarlett al final de la película: Tengo que irme, pero no voy a dejar que esto se interponga entre nosotros, ¿vale? 

Son las cinco y media de la tarde. Llueve ligeramente en Madrid y la temperatura exterior es de 10 grados. #Iceta : Lost In Translation

#EuroTonto #Puigdemont #21Oct

Hoy he acuñado un hashtag nuevo en Twitter,  #Eurotonto: Dícese de aquel que pide asilo político en la sede de la Unión Europea, y a continuación dice que Europa es una mierda. Eso es lo que hizo ayer Puigdemont.

Se me hace bola hablar del tipo, pero es una realidad insoslayable. Ahí está. El diletante que fotografía rosas, calles, puentes, arco iris,  y sobre todo al él mismo por los barrios de Bruselas. El diletante, que tira contra el rey con pólvora del rey, jugando a Harry Potter entre truco y truco, o a el catalán errante… por supuesto solo por unos días… porque este vuelve, vaya que vuelve antes de las elecciones del #21O.  Al tiempo, y a tiempo de liarla parda, que es su especialidad últimamente.

Aunque hay reconocerle algún mérito, porque desde luego en enredar sí que es un artista. Su estrategia, su  plan,  solamente es eficaz en este mundo de tolerancia infinita e inmaduro en el que vivimos. Las piruetas del pequeño supremacista serían impensables en otros tiempos. Esa declaración de independencia intermitente – ahora sí , ahora parece que sí, ahora no, ahora parece que no – , ese discurso en el que entre párrafo y párrafo dice una cosa y la contraria, esa posición de mártir-presidente de Cataluña en ese exilio de mentirijilla, esos políticos presos por intentar, ni más ni menos que dar un golpe de estado, que él convierte con su magia populista en presos políticos sufrientes y dolientes…, esa tontería, en definitiva, que lleva encima el personaje, solo puede darse en un mundo absurdo que ha perdido las ganas de ser serio, que ha perdido los principios, y él lo sabe. Vaya si lo sabe. El es uno de los que ha contribuido a crear esa sociedad catalana que no ve al rey desnudo, que cree que el mana caerá del cielo, y que por creer, si lo dicen los líderes independentistas, son capaces de creer en los reyes magos. Una sociedad que ha decrecido, que ha pasado de la edad adulta a la adolescencia, a la falta de criterio, a la fantasía frente a lo real, al mundo de los unicornios, y ellos, los independentistas con Puigdemont a la cabeza lo tienen muy claro, porque este es su “muñeco”, su “Frankensteincreado para este fin.

Tal vez deberíamos pensar no tanto en Puigdemont y sus secuaces, sino, cómo hemos llegado hasta aquí y cuáles son las causas. Porque no les quepa duda que habrá gente que les vote de nuevo, algo que nos parece absurdo a los que estamos fuera de los “encantamientos” de estos personajes, y que nos damos cuenta que todo forma parte de una situación irracional que no lleva a ningún lugar posible, salvo a ellos mismos y a sus amigos. Eso sí, ellos van a “salvarse”.

Hay que romper esa siniestra magia del adoctrinamiento en el que vive la sociedad catalana y eso no se hace solo con el artículo 155. Hay que ponerles la lupa encima, la máquina de rayos x, y mostrarle a los catalanes que esta gente son “unos piernas” que solo quieren perpetuarse en el poder a costa de la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas. Han creado  un río revuelto a su medida,  donde ellos son los pescadores, y los peces que van a ser pescados, son los catalanes y catalanas, que ya están pagando caro estos juegos de manos – juegos de villanos – de esta “pandi” de desaprensivos que duermen caliente, comen caliente, visten caliente, y se divierten también “caliente” (sobre estas diversiones en “caliente” escribiré otro post cuando toque)  del esfuerzo y trabajo de  todos nosotros, pero siempre contra nosotros. Es curioso ¿verdad? … Parece mentira ¿A que si? Pues está pasando delante de nuestras narices, en nuestro país, en nuestra casa y en pleno siglo XXI…

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados #EuroTonto #Puigdemont

¿Es la DUI un juego de espejos? #Forcadell #DUI

Dice Carme Forcadell, en sede judicial, que la Declaración Unilateral de Independencia del 27-O sólo tuvo “valor simbólico”. Ya publique el día de la votación de marras en el parlament, que estábamos asistiendo a una performance más de  los “indepes”. Era el as en la manga,  el “por si acaso nos trincan, y entonces le soltamos al juez que era solo un gesto”. Desde luego, solo por esto, si fuera el juez, hubiera hecho caso a las peticiones de la fiscalía, porque la desfachatez no puede ser mayor, y sobre todo, esta señora, o mejor dicho su abogado, ha debido de pensar que el juez es tonto,  si un juez del TS. Es lo que tiene el supremacismo pensar que los demás están siempre por debajo de tu hombro.

El abogado de la Sra. Forcadell la ha llevado a la vista muy bien aleccionada, tan bien que, como por arte de magia, ha decidido acatar el articulo 155, acatar, también,  la Constitución en cualquier actividad política que emprenda y ha negado la DUI. Solo le ha faltado jurar bandera, que si hubiera sido necesario para evitar la prisión provisional, lo hubiera hecho sin pestañear.

Pero lo relevante del tema no es si Carme Forcadell y la mesa del Parlament van a pasar unos días en prisión. Lo verdaderamente esencial, es que el Juez ha redactado un auto muy riguroso, que desde luego le augura un futuro muy oscuro a los acusados, y que desmonta punto por punto la argumentación de la no violencia en el caso del delito de rebelión.

El juego que se llevan entre manos los “indepes”, de usar lo virtual y lo real según le va conviniendo a la causa, no ha hecho mella en el juez, porque el reflejo de la independencia que es lo que le pretendía contar ayer Forcadell al juez, ha sido más que suficiente para organizar tal rebelión en Cataluña, que hay día de hoy nadie sabe como pararla. Forcadell debería saber que la imagen de la realidad, también es realidad por mucho que se aparte del espejo cuando le conviene, y que los únicos que no se reflejan en los espejos, que no producen una imagen, son los vampiros, y que yo sepa a día de hoy estos seres son personajes de ficción… ¿O no, Doña Carme?

Es la una de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 16 grados. ¿Es la DUI un juego de espejos? #Forcadell #DUI

PostPost: Cuando publico este post ya sabemos que en menos de 24 horas Carme Forcadell ha conseguido reunir 150.000 euros para pagar la fianza… Impresionante …

#VagaGeneral8N pero deberían haberle llamado #ViolenciaGeneral8N

Que no respetan nada, ya lo sabemos, pero convocar una huelga general para generar violencia en las calles es lo más bajo que se puede caer. Utilizar una herramienta como la huelga que sirve para defender los derechos de los trabajadores como coartada para que una panda de políticos golpistas y bajo sospecha de corrupción no les caiga la del pulpo, es algo verdaderamente vil e incluso obsceno.

Agitadores de moqueta y coche oficial pretenden que trabajadores mileuristas paguen con un día de trabajo sus privilegios, y si no te sumas, te envían un piquete amenazante, es decir un grupo de pandilleros, porque a las cosas hay que llamarlas por su nombre, que te revientan el local, te fotografían, te dicen eso de “se donde vives y a qué escuela van tus hijos”, esto en el mejor de los casos, cuando no te revientan los cristales del comercio o de la oficina, queman autobuses o cortan las calles o las estaciones de tren. Vamos violencia pura y dura en estado puro.

Mal servicio están haciendo así a la causa independentista, y es que esta causa también es de papel, es de mentira, ha sido y es su excusa para seguir en sus lugares de privilegio y cerca de “la caja”.

Tu haz la revolución que eres solo un tipo de clase media, que paga impuestos, y acude a su trabajo, tu arriésgalo todo, que yo mientras te dirijo, te digo lo que tienes o no tienes que hacer, te incrusto odio en el corazón, te divido a la familia y a los amigos, y yo  mientras me quedo allí lejos, fuera del peligro, dando ruedas de prensa llenas de mentiras, me paseo por las calles de Bruselas, como y ceno en los mejores restaurantes, pero eso si te cuento que soy el gobierno en el exilio, y que te voy a llevar al paraíso de la independencia. Así funcionan Puigdemont y sus colegas.

¿Saben? Esto no es la primera vez que pasa. Es una vieja historia, en la que cuatro elitistas hartos de robar se les desmonta el chiringuito y entonces huyen, y te dejan a ti con su mantra, en primera línea de batalla mientras ellos dirigen desde sus confortabilísimos cuarteles de invierno batallas preparadas para que tu pierdas, y ellos ganen siempre pase lo que pase.

La huelga general convocada hoy en Cataluña no es ninguna reivindicación de los derechos de los trabajadores, es una invitación una vez más a la violencia, es un roto más a la democracia, y me pregunto ¿donde están las grandes centrales sindicales de este país que a estas horas no le han sacado los colores, que no ha salido a dejar en evidencia a estos “señoritos” agitadores que son capaces de utilizar hasta los derechos más sagrados de las personas para su propio beneficio? Cuanto silencio ¿verdad?

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 15 grados. Le han llamado #VagaGeneral8N pero deberían haberle llamado #ViolenciaGeneral8N