Pablo Iglesias y Rosell : Su propia luz


Decía mi padre que la realidad es eso que nos sucede todos los días y que cada uno tiene la suya, y rara vez coinciden, y que para ser capaz de ser un líder hay que desechar la realidad propia e intentar vivir cada día el resto de realidades que nos circundan.
Esta reflexión me viene a la cabeza cuando escucho a “lideres” hablar y hablar solamente de sus propias realidades, de lo que les pasa a ellos, y ven con una distancia de luz de estrella cada cosa que les sucede a los demás, que en muchos casos esos demás, ni siquiera tienen cara y ojos, y pasan solo a pertenecer a la categoría de números.

Ejemplos de esto que os cuento suceden a diario. Sin ir más lejos, hace unos días Rosell, el “boss” de los empresarios afirmaba rotundamente que las cifras del INEM se habían hecho grandes, porque las amas y amos de casa (esto ultimo lo dijo con tonillo, ya le vale) se han apuntado masivamente al paro. Esta frase, que chirría en demasía, es un claro ejemplo de lo lejos que Rosell está de la realidad ajena. Si la analizamos con detalle, nos daremos cuenta de que, amen de que este señor desconoce diametralmente lo que es el INEM, ya que apuntarte al paro, si antes no has trabajado, no te reporta ningún beneficio económico, vamos que no puedes cobrar subsidio, lo que si deja patente es que Rosell esta muy lejos de saber que es lo que supone para una familia, una situación de largo desempleo para sus miembros, y lo desesperado y angustioso que puede ser.
Claro que en una cosa si tiene razón. En estos últimos años, aquellos y aquellas, sobre todo en las clases medias y bajas, que trabajaban en sus casas, dedicados al cuidado de la familia y el hogar, un trabajo tan digno como otro cualquiera y no remunerado, han tenido que salir a buscar trabajo, sustento, porque probablemente el único sueldo que entraba se ha volatilizado engullido por las fauces hambrientas de esta crisis, y desde luego la primera salida es apuntarse en las listas del INEM, a ver si hay suerte y pueden encontrar algo con que sacar adelante a sus familias.

Rosell ajeno a la realidad, y sin la mínima intención de empatizar, con aquellos que cobran un subsidio exiguo o ninguno, y tienen que pagar la luz, el agua, la ropa de sus hijos, la suya, los libros de texto, la comida, la hipoteca, el alquiler etc, etc, en fin todo eso a lo que llamamos mínimos de supervivencia, no debe entender que la única tabla de salvación para muchos hombres y mujeres de nuestro país es ir todos los meses a la oficina del INEM, a ver si sale algo, lo que sea y así ir tirando, incluidos algunos que hace unos años fueron empresarios, si, esos a los que el se supone que representa, y que ahora ven como la crisis y sus actores les han quitado todo, y cuando digo todo es todo.

La tremenda lejanía de la realidad de los otros, ha sido, la que probablemente le ha llevado a decir estas palabras tan duras, tan tremenda de hirientes, porque él está viviendo solamente su propia realidad no la realidad de los otros. Por eso Rosell no es un líder y no lo será nunca.

En la otra cara de esta historia de las realidades esta Pablo Iglesias, el “líder”, y de momento, algo tremendamente raro, la única cara visible de PODEMOS. En este caso, Pablo Iglesias, se aleja de la realidad, utilizando la demagogia de querer ser él más cercano a ella, pero a su realidad, o la que él quiere ver, o incluso a la que pretende que los demás veamos, que no es la realidad de muchos.

Utiliza la crisis como plataforma y en su discurso se apoya en el malestar generalizado, en la mala situación por la que están pasando ciertos sectores de nuestro país, especialmente los jóvenes, para lanzarnos el mensaje falaz de que existe un mundo feliz, y que el nos va a llevar hasta él. Es muy fácil, si manejas la retorica, hablar de grandes cambios, de grandes repartos, de acabar con la pobreza y las desigualdades, es muy facil ilusionar a la gente cuando sus cotas de desesperación son altas. El problema es que no se pueden cambiar las cosas cuando se desconoce el funcionamiento de estas, o rompiendo con el sistema, o fracturando la convivencia, o lo que es más grave, no se puede, ni se debe mentir, prometiendo lo imposible con el único fin de afianzar su realidad, la propia, la de Pablo Iglesias, que es ni mas ni menos que la de adquirir poder, no en vano “su partido” se llama PODEMOS, dejando a un lado las realidades ajenas, porque con sus propuestas utópicas, que el sabe perfectamente que son irrealizables – el chico es listo – , y la mayoría de ellas con un perfil muy bajo, desprecia la situación de muchas personas que si que buscan la salida de la crisis, pero que no quieren la fractura social, la ruptura con el sistema o el enfrentamiento y la violencia.

Por eso Pablo Iglesias tampoco, al igual que el caso anterior, es un líder, lo que podemos llamar un verdadero líder.

Las realidades son múltiples y complejas, nada es igual para nadie, y no hay frase mas real que aquella que dice: “todo es según el cristal con el que se mira”, por eso hay que mirar a través de los cristales de los otros, porque tal vez el prisma de luz que observemos nos sorprenda, nos motive y nos de soluciones para resolver los problemas con los que nos encontramos cada día, y alejarnos, también, de aquellos que solo ven “su luz”, y que además pretenden que nosotros, los demás, veamos esa luz como propia, con el único fin de que ellos brillen más, aunque la nuestra se apague.

Son las diez y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 22 grados.

 

El empleo ni está, ni se le espera

Estoy harta de escuchar en numerosos y diversos círculos que despedir en España es una actividad carísima. Entiendo que, después del dato escalofriante de esta mañana sobre los nuevos 125.000 parados que hay en nuestro pais, y que nos llevan a una cifra de más de cuatro millones de personas sin empleo, una de dos, o los empresarios tienen un montón de pasta para despedir a mansalva, o bien que no es tan caro poner al personal en la calle.

Esto obviamente no es más que una divagación personal, en medio de la desesperanza que me embarga, junto con el desanimo, al ver la inoperancia del gobierno de Zapatero por paliar el asunto del creciente desempleo. Me ha impresionado profundamente, y mira que una tiene ya más conchas que un galápago, y rara vez se me suben ya las cejas, observar con frialdad es capaz de mentir el Ministro de Empleo, (me resisto tanto a nómbralo asi, preferiría que fuera Ministro de desempleo), que sin inmutarse esta mañana, ha tenido la desvergüenza y la osadía de decir que el dato no era tan malo, y que esto estaba a punto de repuntar (valga la rebuznancia). No hace falta tener mucha memoria, que para eso está Internet, para recordar lo que dijo hace unos meses, de lo bien que iban a empezar a ir las cosas en 2010 en cuanto a empleo se refiere.

4000 personas diarias han ido “a la calle” en nuestro país durante el mes de Enero, mientras el gobierno de Zapatero, se empleaba duramente en mantener una imagen de “bonito” frente a Europa, desatendiendo los problemas graves que nos acucian, y que me temo que les importan bien poco. Porque lo de la jubilación a los 67 años ( toma ya política liberal de la dura donde las haya de la mano del socialismo… perplejidad total) no es más que una campaña de imagen frente los chicos de Davos, para que vean que bueno es el Presidente y cuanto se ocupa de todo. Lo mismo digo del recorte en el gasto público, que aun no sabemos de que va, aunque huele bien a podrido, pues por lo que se, que cada vez se menos de todo, va por recortes en infraestructura y empleo público, pero nada se habla de recortes en lo que podíamos llamar gastos de privilegio, véase coches, comidas, viajes, eventos, asesores, convenciones, mobiliario y demás lindezas que conllevan algunos cargos. Eso ni tocarlo, que en eso están todos de acuerdo.

Todavía y cuando me desvelo por las noches, que ahora son muchas, recuerdo a Zapatero ignorando la crisis, y diciendo que eso era un invento de la oposición, recuerdo a la Ministra Salgado llenándosele la boca con eso de los brotes verdes, al Ministro Corbacho, hace apenas un mes negando la mayor sobre las pensiones y sobre el paro, y a Leire Pajín hablando encuentros interplanetarios y galácticos. Como no voy a develarme ¡¡¡

Mientras tengamos lo que tenemos al frente de este barco lleno de parches y que hace aguas hasta por la chimenea, el empleo, el trabajo ni está, ni se le espera. Claro que la tripulación de refresco, tampoco, tiene, precisamente muy buena pinta.

Son las cuatro y media de la tarde. No llueve en Aravaca y la temperatura exterior es de 12 grados. Menudo martes…