#Mujeres y Transformación Digital

mujeres-trans

Desde un tiempo a esta parte escucho desde mi oreja atenta de periodista palabras tales como gestión del cambio, innovación o transformación digital siempre relacionadas con el mundo de la empresa.

La realidad es que el mercado, y porque no  decirlo, sobre todo la sociedad ha cambiado, la tecnología que antes estaba en la puerta de nuestras casas, de nuestros comercios, de nuestras escuelas ahora esta dentro, ha entrado hasta la cocina, y nunca mejor dicho, así que las empresas si quieren vender y con buenos resultados – ese es el fin primordial de la empresa – tendrán que, o mejor dicho tienen, ya no vale el futuro, tienen que adaptarse a este cambio.

Y como todo proceso de cambio, para hacerlo bien hay que trabajar sin prisa, pero también sin pausa, de una manera paulatina y ordenada, en la que las empresas vayan entrando por el carrilito de la nueva era digital.

Por supuesto esto también necesita de hombres y mujeres que lideren estos cambios. Y desde luego las mujeres tienen un buen encaje en este tema, que como en otras áreas de dirección empresarial, seguramente van a encontrarse con barreras, cosa que como ya saben no sucede en el caso del varón. No les voy a relatar ahora cual es la realidad en porcentajes de las mujeres directivas y consejeras en España, de sobra lo conocen, pero dadas las características de este negocio, la transformación digital, deberíamos recapacitar para que no suceda lo mismo.

¿Porque?

Por varios motivos, el primero es que en el ámbito digital, la mujer de momento ha desarrollado un papel más relevante que en otras áreas. Ya hay estudios que demuestran que, algunas habilidades y rasgos de la manera de trabajar las mujeres, de la manera de vivir las mujeres, las colocan como esenciales agentes de cambio para esa transformación digital. Las mujeres se han adaptado mucho más fácilmente al mundo online, y son muy receptivas a recibir formación continua. La tasa de emprendimiento femenina, además,  es más elevada que la de los hombres, es decir que bien por necesidad o por lo que sea, en eso no voy a entrar ahora, se han lanzado a emprender, y eso conlleva transformación, formación, curiosidad, en definitiva ganas de cambiar el mundo, tal vez porque el mundo tal y como lo conciben los hombres, de momento les es demasiado hostil.

Estas características hacen a las mujeres idóneas en las empresas para alcanzar cuanto antes esa transformación digital que las va a hacer más productivas y más competitivas. Así que vamos a ver si ya que conducimos bien el modelo digital, en este caso no nos quedamos en la puerta de salida y las empresas tienen en cuenta estos valores, que tal y como está el patio, no convendría desperdiciar ni un ápice, ni una micra de talento. Creo que este tren no lo vamos a perder.

Son las once y media de la mañana. Llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. Mujeres y Transformación Digital

Anuncios

Aprendiendo de Google

 

Una empresa pública no tiene porque diferir en su filosofía de emprendimiento demasiado de una privada. Lo único que la distingue es el capital que invierte en ella, por lo demás deberían ambas tener los mismos patrones de funcionamiento.

Google es una empresa privada que nació de generar el buscador más rápido y más eficaz del planeta, basado en un algoritmo tremendamente sencillo, pero uno de sus verdaderos y primordiales éxitos está en que han sido capaces de convertir su logo en el sinónimo de buscador. Nadie ya prácticamente, entiende la vida sin Google.

Sin embargo ha habido y hay otros buscadores, también tremendamente sencillos, y con unos resultados de búsqueda similares que no han llegado a cuajar. Es muy fácil, Google desde el primer momento ha tenido muy en cuenta eso de la identidad digital, y ha sabido hacernos asociar en nuestros pensamientos que decir Google es decir buscador, y ese desde luego ese es uno de sus grandes logros.

Por supuesto esto no sucede por arte de magia. Lleva detrás mucho trabajo, y desde luego comprender la filosofía de la red, de Internet, que a día de hoy, y aunque muchos aun no lo entiendan, es la herramienta de comunicación y de generación de identidad más potente que hay en el mundo. Nadie puede crear ya una identidad corporativa creíble y usable al margen de Internet, y eso Google desde luego “lo borda”.

Pero esa filosofía 2.0, que como digo, a muchos les cuesta aun entender, nace fundamentalmente de las personas y de la interacción entre ellas, y Google, lo primero que hizo fue utilizar el capital humano de la propia empresa –nadie mejor que nosotros mismos para hablar bien de nosotros mismos- para generar proyectos, aprovechando así el talento cercano – el más barato y normalmente el más fiable-, y no solo haciendo una escucha activa de los proyectos de sus propios empleados, sino, además permitiendo que los trabajadores de la empresa dediquen una serie de horas al mes al desarrollo de esas ideas, que son independientes del trabajo que hacen cada día, y que en su momento GOOGLE los ha integrado o los financiado como proyectos independientes.

Esto hace que, a la vez que se utiliza el talento de los propios trabajadores para generar riqueza para la empresa, también se incentive al empleado pues siente que su idea forma parte de la empresa, que se cuenta con él, con lo cual la motivación es muy alta para seguir trabajando, pues además del incentivo económico, que siempre es importante, se suma el incentivo de participación, y de que el grupo cuenta con ellos.

Obviamente, en GOOGLE, como en cualquier otra empresa, no todo lo que se ha puesto en marcha han sido proyectos exitosos, es más podemos comprobar que a lo largo de su andadura como empresa GOOGLE ha dejado por el camino muchos emprendimientos que se han quedado en agua de borrajas. Está claro que cuando un proyecto no cuaja es porque o no es bueno, o porque no es el momento de ponerlo en marcha, o porque es difícil de entender, o porque es innecesario, o porque simplemente no gusta a los usuarios. Sin embargo, frente a esa idea de que algo que no termina de funcionar es un fracaso, ellos han cambiado esa filosofía y lo han convertido en una prueba, con lo que la conclusión es que de un fracaso se sale maltrecho, pero de una prueba se aprende, y nos han enseñado que en una empresa, eso que llaman éxito no está basado en un gráfico continuamente ascendente, y a veces si que hay que ir hacia atrás para “coger carrerilla”.

Con todos estos ingredientes que la posicionan como un producto de alta calidad y excelencia, palabras que los que hacen empresa deberían repetirlas cada día, han tenido además, el acierto de ocuparse de una manera exhaustiva del cuidado de la imagen corporativa, con una política de comunicación cuidadísima, y siguiendo unas pautas prácticamente férreas a la hora de contarnos que estaban haciendo, como lo estaban haciendo, con quien lo estaban haciendo y cuáles son sus proyectos de futuro.

Lo cierto es que GOOGLE, a pesar de que nos guste más o menos el producto, o nos guste más o menos como utilizan la información que manejan sobre los usuarios, cosa de la que podíamos hablar largo y tendido, porque el tema da mucho de sí, es un ejemplo a seguir por parte del mundo de la empresa, en especial por aquellos que nos dedicamos a la comunicación, porque la innovación en la comunicación no está en el uso de las herramientas tecnológicas, sino en cómo se usan esas herramientas, y GOOGLE lo  ha sabido hacerlo mejor que nadie.

A mí, me gustaría que mi empresa, tomara apuntes de casos como este, porque ni siquiera la puesta en marcha requiere de unos conocimientos excepcionales, solo requiere un pequeño proceso de adaptación, y sobre todo entenderlo, porque cuando el capital humano, el conocimiento y las habilidades se alían seguro que se logra un buen proyecto. El dinero también es importante, pero solo, por mucho que haya no sirve absolutamente para nada. A los hechos me remito.

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 24 grados

Empleados 2.0: Llegan los nativos digitales

Si es que conseguimos que sigan existiendo, pues con esto del paro nunca se sabe, el empleado 2.0 se perfila como el modelo que va a triunfar en las empresas, un trabajador activo con las redes sociales en la oficina se va a implantar en muy pocos años, ya que la entrada de nativos digitales en el mundo laboral está a punto de ocurrir.

Las empresas de Recursos Humanos  piensan que aun están poco consolidadas  las experiencias  en las empresas para incentivar  la presencia de este perfil de trabajadores, pero algunas ya están siendo especialmente activas en la puesta en marcha de proyectos innovadores para impulsar este perfil, como es el caso de Indra, Acciona, Telefónica o BBVA, aunque aún hay otras que siguen ancladas en el pasado  con sistemas poco productivos y desde luego obsoletos.

Elena Méndez Díaz profesora del Instituto de Empresa y directora de enEvolución, una red de expertos en Recursos Humanos que promueve un ambiente de colaboración 2.0 entre sus profesionales, dice que se aprecia una gran brecha entre las empresas reacias a subirse al tren de las tecnologías, frente a las que lo están haciendo a velocidad de crucero. Añade además que el tema económico no puede ser excusa para quedarse atrás, dado que las herramientas para la interconectividad son perfectamente accesibles: blogs, foros, wikis, entornos para compartir documentos, videos, redes sociales, etc.

Está claro además que estas tecnologías aumentan el protagonismo, la participación y la creatividad del empleado, aunque también si no está bien dirigido y programado el uso, pueden dispérsalos y distraerlos . Pero pese a las ventajas e inconvenientes del uso de las tecnologías en los puestos de trabajo, el relevo generacional se va a consolidar de una manera u otra. Ellos lo nativos digitales ya están ahí, justo a las puertas del mercado de trabajo.

Está  claro que las nuevas generaciones de trabajadores van a imponer una nueva mentalidad dentro de las empresas, una mentalidad más democrática a la hora de comunicarse, que va a animar a implantar estructuras de mando menos piramidales y mucho más cooperativas, y donde va a primar el conocimiento, y no tanto la categoría profesional.

Una de las empresas, por ejemplo, comprometidas con esa filosofía del empleado 2.0, en España, ha sido INDRA, a través de su plataforma “Compartiendo Conocimiento”, un espacio dedicado a intercambiar habilidades y experiencias entre los empleados, una plataforma que permite publicar información y recursos, comentar y compartir datos, participar en debates, proponer temas, etc. Además tiene un repositorio de recursos de formación en aquellas habilidades o conocimientos que más interesan a cada empleado. Además INDRA está utilizando ya las redes sociales para reclutar personal y potenciarse como marca.

Otro ejemplo es Telefónica que cuenta con la red YAMMER, en la que están unos 16.000 empleados y que forman comunidades para compartir experiencias, conocimiento y buenas prácticas, viene a ser como un canal de microblogging interno.

Lo cierto es que el empleado 2.0 ha venido para quedarse, asi que es mejor ir dándole paso, porque su realidad es inevitable.

Son las dos menos veinte de la tarde. No llueve en Pozuelo y no se si lloverá alguna vez y la temperatura exterior es de 17 grados. El mundo está cambiando, y eso me gusta

Hackers, así como suena

SpyPeople son un grupo hacker que usan sus conocimientos de Internet y tecno para defender los derechos humanos y los abusos que se hacen desde el poder. Así es como se presentan, y lo cierto es que los miembros de SpyPeople han puesto en jaque ya en más de una ocasión webs de pornografía infantil. Se fundó  el 20 de Abril de 2011, independizándose de Anonymous, aunque en algún momento han hecho alguna colaboración para temas puntuales. Todos los que integran el grupo son expertos de alto nivel que ocultan su identidad real bajo series de letras y números, escritos a modo de una contraseña segura, con números, mayúsculas y minúsculas.

Una de los trabajos principales de SpyPeople es la búsqueda continua e identificación de pedófilos, de delincuentes, pero también de corruptos, bien a nivel de gobiernos, como de empresas y también particulares que practican la corrupción y el engaño de una manera deliberada, con el propósito de lucrarse, o hacer el mal, vamos de lo que podríamos llamar desaprensivos, y llevan desde abril de 2011 acopiando gran cantidad de información, que van a poner en circulación en el momento que crean más oportuno. Por cierto ellos no le llamen ataques a sus acciones le llaman proyectos, y puedes encontrar parte de esa información en la red bajo el nombre de #SpNombreDelProyecto.

Su trabajo no es fácil, concretamente en el caso de las páginas de pornografía infantil, ya que la pedofilia profesional gasta muchísimo dinero en seguridad, y tienen que emplear muchas horas para sacar las pruebas de los servidores, aunque algunas veces no pueden llegar a hackear la web, pero hacen lo mismo que anonymous, la dejan fuera de servicio.

Para SpyPeople el activismo tecno es una filosofía, su ídolos son Julian Assange, el fundador de Wikileaks y V de Vendetta, y están centrados, dicen, en la ayuda a personas (de eso doy fé). Su cuartel general virtual, pues la verdad es que no voy a hablar de su ubicación física, es Mexico, pero se mueven a nivel global, y están conectados también a nivel mundial, y por lo que he podido saber su trabajo va encaminado a que la sociedad actual comprenda lo importante que es la lucha contra la corrupción y el mantenimiento de una ética que se pierde por momentos.

Mantienen contacto permanente con periodistas, con directivos de empresas, abogados, académicos, personas celebres de reputación acreditada, y también están en conexión con grupos de defensa de los derechos humanos, y no todo el que quiere puede pertenecer a su organización, aquí el numero, la cantidad no importa, lo vital es la calidad, lo primero humana, y lo segundo la posesión de un elevado conocimiento. Las pruebas para pertenecer al grupo y trabajar con ellos son bastante elevadas.

Ellos también rastrean posibles fallos de seguridad en sitios gubernamentales e institucionales, y cuando encuentran el fallo, lo primero que hacen es avisar al administrador del sistema. También investigan y desde luego las conclusiones de sus investigaciones son altamente alarmantes, y lo que muestran es que la seguridad informática sigue siendo una gran asignatura pendiente, ya que ellos han demostrado que hay medios de ataque de muy diversa índole, y a día de hoy sin subsanar, como por ejemplo el ataque a un tren que utilice GSM, una vulnerabilidad que se descubrió en ferrocarriles subterráneos que podían detenerse con un ataque DDOS, el ataque a smartphones: blackberry, iphone, etc por medio de sencillas apps, e incluso hasta lograr que una gasolinera explote desde una conexión a internet, algo realmente pavoroso. Y por supuesto también ayudan a personas que estan bajo una situación de abuso y desaprensión.

Me hubiera gustado haberle hecho una entrevista en radio a D4p50n, uno de sus fundadores, pero lamentablemente a día de hoy eso no es posible, aunque no descarto que pueda hacerla más adelante, así que de momento me conformo en contaros algo sobre SpyPeople, a través de este post, que también es un medio de información.

D4p50n define el hacktivismo esta manera: Un hacker es aquel que programa, que le gusta ejercer la ingeniería de seguridad, pero a la vez hace las cosas con emoción y dedicación, que logra identificar y comprender como funciona un error del sistema, quien estudia mucho para jugar con las plataformas. Lo llama hacker ético

Este es su blog y  esta su cuenta de twitter @spypleople. Si tienes algún problema y necesitas su ayuda, estoy segura que puedes contactar con ellos. Siempre están ahí.

Son las doce y media de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. Hace una noche magnifica

 

No somos pájaros en un jaula virtual

Como una es mujer y puede hacer varias cosas a la vez – que no se moleste ningún varon ¡Por Dios!- mientras estaba escribiendo unos guiones he escuchado una estupidez, de esa que se te graba a fuego en el corazón digital, también llamado kernell, cariñosamente. Cito textual: “Lo de Valencia y twitter?… Bah… son solo pajarillos piando dentro de una jaula virtual… de ahí no van a salir…”

He terminado mi guión, como mandan los cánones, y “dopo” – que dicen los italianos- he afilado mi lápiz virtual para comentar sobre la frasecita de autos.

Como se puede estar tan “herrado de las cuatro patas”. Hay gente que aun no ha entendido nada. Precisamente ayer, mientras tomaba unas cañas con mi buena amiga Mari Luz Congosto – una de las mujeres que llevan más tiempo estudiando el comportamiento en redes sociales y microblogs de España, y que más sabe de ellas – comentábamos que eso de que ser un internauta iba mucho más allá de entrar en facebook y twitter de vez en cuando, o darle clicks a páginas de internet. Pero algunos como el autor del comentario citado líneas arriba, se han quedado en la mera anécdota del sistema.

La condición de Internauta va dentro de uno mismo, y conlleva una filosofía de vida de hiperconexion, de conversación  y, lo que es más importante, una filosofía  de compartir, que muy pocos están dispuestos a llevar a cabo. Compartir esa es la palabra clave, compartir información, compartir conocimiento, y desde luego esto lleva consigo un cambio de mentalidad absolutamente radical y que dista mucho de lo que había hasta ahora.

La Comunicación total y en tiempo real permitida por la tecnología hace que el escenario de la vida real cambie radicalmente, y esto el internauta de verdad lo sabe. Además esta comunicación y esta manera de compartir hace que se produzca una ausencia de líderes a la manera tradicional, y las personas de referencia, obviamente también pierden su preponderancia. De poco sirve que alguien que detenta el poder en la vida real haga públicas unas declaraciones para poder paliar alguna situación comprometida, cuando miles de voces virtuales – caso de twitter- están compartiendo en ese momento información, están hiperconectados, y además están conversando y opinando sobre el mismo tema, en un sentido totalmente contrario. Afortunadamente el líder de la vida real se diluye, para dar paso al liderazgo colectivo, que además usan eso de la inteligencia colectiva – que tanto le cuesta entender a alguno- y que es también uno de los rasgos característicos del internauta.

La clase política española, y también muchos compañeros periodistas,  salvo honrosas excepciones, está aún muy lejos de tener la condición de internautas, y por eso se admiran, se sorprenden, se asustan, algunos verdaderamente se “pavorizan”, y se mofan de asuntos tan serios como twitter y demás vías de hiperconexión. Así les va, mientras los ciudadanos, que como siempre van al ritmo que marcan los tiempos, llegan siempre antes que ellos.

Llevo mucho tiempo viviendo en red, de ahí el título de este blog y del anterior, y me va bien, incluso para temas personales,  y ahora más que nunca estoy viendo los resultados,  porque eso de la vida en red forma parte, casi la más importante de la idiosincrasia de un internauta, aunque algunos, crean que la red solo sirve para “pescar” y que solo hay que echarla cuando les arde el culo, o cuando están en periodo electoral.

Afortunadamente seguiremos piando, pero no estamos dentro de la jaula, estamos volando fuera, volando alto, en un sitio cuasi inalcanzable, que no se ve, que no se toca, pero que existe y está ahí todos los días. Vaya que si está ahí, y de qué manera…

Son las dos y cuarto de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. Siempre me ha gustado el canto de los pájaros…