¿Vintage en la política?

¿Estaremos entrando en una fase vintage de la política? Demasiados fantasmas, con y sin sábana nos circundan. Días de aparecidos. Una santa compaña de próceres se mueven alrededor de nuestras vidas… y una se pregunta… ¿Es esto el futuro?… ¿Es esto la innovación?… ¿Es esto lo que está por venir… lo nuevo?

No hay camino de vuelta, deberían saber algunos, y como en todo, segundas partes nunca fueron buenas, y la historia es muy poco indulgente con aquellos que se empecinan por volver del pasado. Es mejor dejarlo estar, y asumir que ya nunca volverá a ser como antes, porque unos recuerdan lo que nunca se debería recordar y otros que no tienen edad de recordar, los miran como quien mira un cuadro antiguo, o una porcelana de museo, tal vez estética pero que ya no vale para tener en casa. Sigue leyendo

Anuncios

Y a mi que me importa lo que gana Rajoy o Rubalcaba

¿Y a mí que me importa lo que gana Rajoy o Rubalcaba, si lo hacen honradamente en su actividad política? Vaya espectáculo al que estamos asistiendo. Vaya Circo.

Parece que ni Rajoy, ni Rubalcaba hayan entendido nada. O tal vez, que no quieran entender que es lo que nos preocupa a los ciudadanos, y con este destape de sueldos y patrimonios, nos vayan a “conformar” para que asi, nos parezca que todo va bien, y que ambos están haciendo lo correcto.

El tema es, que lo que nos quita el sueño a muchos, los que trabajamos y más aun los que están sufriendo los rigores del paro, son los 22 millones de euros de Bárcenas o de vete tú a saber en Suiza; o el enriquecimiento, algo más que sospechoso de Bono; o las evidencias más que explicitas, de esa historia oscura protagonizada por Pepiño Blanco; o la indolencia y soberbia de Sepulveda, mirándonos por encima del hombro, cuando todos los indicios claramente apuntan a que la trama Gurtel le está tocando de lleno; o ese ático misterioso de Ignacio González, alquilado durante mucho tiempo a 2000 euros al mes, cuando su precio real de renta era de 6500 euros, y con una supuesta compra un tanto, digamos, sospechosa; o las cuentas de los Pujol y todo lo que van arrastrando, incluidas escuchas y viajes con sacos de dineros a Suiza; o esas cuentas en Suiza del padre de Artur Mas, que no sabe ya cómo justificarlas; o esos EREs ciertamente extraños y mal olientes repartidos en Andalucía; o ese supuesto, y digamos también supuesto, para no complicarme la vida, tráfico de influencias del alcalde de Santiago; o que, algunos, aprovechen su paso por la política para luego colocarse en las eléctricas, con sueldos astronómicos, que no se corresponden ni con su valía o ni con sus conocimientos.

Todo esto y mucho más, es lo que nos  perturba, lo que nos angustia, lo que nos cabrea… Así que por mucho que se molesten Rubalcaba y Rajoy en enseñarnos la paga, y de paso en ensañarse el uno contra el otro, o por mucho que Floriano, esa voz en off del Partido Popular, que ahora escuchamos de continuo, empeñada en explicárnoslos, a su manera, con unas formas bastante heterodoxas por cierto, y dando razonamientos que dejan a los ciudadanos como si fueran tontos,  no sirve nada más que para deteriorar la imagen del político, la esencia de la política y la sustancia de la democracia.

¡Qué ejercicio de estupidez tan grande!, ¡que lamentable! La conclusión que sacamos, es que  tanto el uno como el otro, deben pensar que con esa cortina de humo sobre los sueldos de ambos, vamos a olvidar cual es el verdadero trasfondo de este asunto, y vamos a distraernos del tema principal, que es la corrupción generalizada que a día de hoy habita en los principales partidos de este país.

Ya pueden publicar lo que les dé la gana, ya pueden publicar hasta la paga que le daban  sus padres cuando eran un par de mocosos, que no van a conseguir nada de nada. Lo que nos está dando asco, es ver como cubren a cada uno de los suyos,  esos que tienen las manos como garfios, y que mientras los ciudadanos estamos sufriendo la crisis más brutal de nuestra historia reciente, algunos “se lo están llevabando muerto”, en nuestras narices, y con una impunidad, y con una cobertura, que realmente da miedo. Eso difícilmente se perdona o se olvida o se consiente. De verdad ¿Se han creído que eso es transparencia?

Son las doce menos cuarto de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. De la corrupción a la estupidez pasando por la chulería. Vamos “un completo”¡¡¡

Yo por el poder ma-to, ma-to

Si fuera militante de base del PSOE, que gracias a Dios no lo soy, tendría la cabeza como un bombo. La cantidad de testimonios de las diferentes personas interesadas en eso de hacerse con la Secretaría General del Partido son tantos y tan dispares, que podrían generar una nube de etiquetas propia de una red social de éxito. 

Para empezar José Luis Rodríguez Zapatero habla pero no deja claro donde y como va a estar de cara a ese futuro congreso. Suponemos, y solo suponemos que no va a participar, pero el hecho fehaciente es que a día de hoy, aun no ha presentado la dimisión a ese cargo, que aun ostenta, y no ha generado una gestora para la renovación de los cargos, y me atrevo aun más para la refundación de un partido que se cae a pedazos. 

Carme Chacón, que opta a la secretaría, aunque no lo dice abiertamente – ninguno lo dice abiertamente, eso que quede claro, como siempre menospreciando la inteligencia de la ciudadanía- se descuelga con que el futuro Secretario General del PSOE, debería ser diputado, algo que podríamos calificar de “chorrada subjetiva”, ya que es lo mismo que decir que solo las rubias pueden optar a ese puesto. Pero no es una afirmación gratuita, detrás de ella se esconde así la manera de eliminar de los posibles candidatos a José Bono, que a su vez, hace alarde de jugador de mus con eso de la grande y la chica, pero que también tras sus palabras se puede entrever que lo que quiere es dejar fuera a los “periféricos” como la Chacón o Patxi López

Por otra parte Tomás Gómez, otro candidato más, aunque no lo manifieste ( que oscurantismo por Dios) anda liado con eso de que el candidato tiene que salir de las bases y no puede ser puesto por lo que el llama “los dirigentes”, con lo cual él se coloca en buena posición “candidatable” pues cuenta con las bases de Madrid, pero no cuenta con el beneplácito de la cúpula del PSOE, y además hay mucho militante de base que no ve con buenos ojos a los que ahora mandan en el socialismo de este país. 

En otro lado tenemos a Óscar López que se autodescarta como candidato, pero sin embargo apoya la figura de Rubalcaba como futuro Secretario General, porque él claramente sabe que va en la lista de Rubalcaba, así que sus intenciones distan mucho de ser altruistas. 

Zarrías, también se manifiesta, pero en este caso, jugando a varias barajas (lo de Bono con las cartas me está haciendo mella), cuantos más candidatos mejor, que si la Chacón, que si Rubalcaba, que si el otro o el de más allá, y además recalca que esa es la intención de la Dirección Federal del partido. El tendrá claro que esa es la línea de la Dirección Federal, el resto del mundo y la vista de las declaraciones varias, creo que no lo tiene. 

Alfonso Guerra, que también tiene cuchara para este plato, ha dicho esta mañana que él cuando se convoque el Congreso del PSOE y “aparezcan” candidatos a la Secretaría General del partido, se pronunciará “con libertad”, pero no parece que esté demasiado cerca de Bono, pues también ha manifestado sobre ese asunto de la baraja (mira que da de sí), que “él no juega a las cartas”. 

Y llegamos hasta Rubalcaba, que tampoco se ha pronunciado en cuanto a esto de la Secretaría General (se está dejando querer y que otros le hagan el trabajo, como la otra vez) pero que sin embargo ha puesto en marcha la maquinaria para hacerse con ese puesto. A saber, una operación similar a la que le catapultó como candidato a la Presidencia del Gobierno, sorteando la competición en primarias. Es decir, tener un apoyo previo de los secretarios regionales para evitar cualquier intento de aventuras políticas. La estrategia que se ha puesto en marcha pasa porque José Antonio Griñán, secretario general de la federación andaluza; Guillermo Fernández Vara,  de la extremeña; Jorge Alarte, de la valenciana; Óscar López, líder de la castellano-leonesa; Patxi López, secretario general del PSE, y Patxi Vázquez, líder de la gallega, entre otros, se decanten en la reunión del Comité Federal por impulsar el liderazgo de Rubalcaba. Además de otras federaciones más pequeñas, pero que también aportan sus delegados. Una estrategia que condicionaría el congreso, convirtiéndolo tan solo en una buena puesta en escena, donde todo ya estaría decidido de antemano. 

Podría seguir un ratito más pero realmente no merece la pena, porque además lo que nos queda por oír en los próximos días va a ser de un cinismo espectacular, pero lo que si me queda claro, y cada vez más, es que este PSOE tiene muy mala pinta, y que no queda nada del socialismo de bases con el que se les llenaba la boca hace unos años. La lucha por el poder a toda costa, pues creo que todos los que andan tirando la piedra y escondiendo la malo, tienen en la cabeza, que aquel que sea Secretario General, será el próximo habitante de La Moncloa en unos años, está haciendo estragos y creo que en vez de tanta soplapollez justificativa de los lideres del PSOE, que viene a ser “un quitate tu pa ponerme yo”, tendrían que andar haciendo una profunda reflexión de que es lo que han hecho con el modelo socialista en este país, y a donde lo han dejado caer. Pero amiguines, aquí parece que ya poco interesa eso, y me temo que lo único que les falta esta “pandilla” es parafrasear a Belén Esteban y decir aquello de: “Yo por el poder ma-to, ma-to”. 

Son las cinco y diez de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados. Menudo espectáculo.