La Marcha de las Mujeres

trump-mujeres

 

Dice mi padre que a pesar de lo que parezca, en este mundo las mujeres siempre vamos un paso por delante… esto es muy discutible en algunos aspectos, pero si que es verdad que muchas de las grandes protestas por hechos injustos, a lo largo de la historia han sido protagonizadas por mujeres.

Hace unas semanas, a solo unos días de la toma de posesión de Donald Trump, como presidente de los Estados Unidos, tuvo lugar la Marcha de las mujeres, una manifestación que contó con una numerosisima asistencia y que desde luego va a pasar a la historia de los Estados Unidos, como una de las muestras más importante de protesta, en tiempo record, contra un presidente, que la verdad sea dicha, y a pesar de no haber pasado los 100 dias, si esos 100 dias con los que suelen contar todos los que llegan a un cargo, ha dado muestras durante toda su campaña  electoral y mucho antes de una profunda aversión a la diversidad y a los derechos de las mujeres, entre otras cosas.

Basto ver ya, en su toma de posesión como utilizo su peor estilo a la hora de invitar entre comillas a su mujer a intervenir en ese acto.

Esta claro que ese medio millón de mujeres que salió a la calle en Washington denota que durante el mandato de Donald Trump y a pesar de sus intenciones, las mujeres no van a callarse, y van a tener un papel muy activo, y además con un mensaje muy claro, tremendamente claro: El Presidente no es América. Nosotras somos América.

Parece que a nivel global corren malos tiempos. Ya les comentaba la semana pasada la despenalización en Rusia de las agresiones a mujeres por parte del parlamento, pero las mujeres estamos acostumbradas, desgraciadamente, a vivir en ecosistemas hostiles, y esto desde luego no va a hacer mella en nuestra intención de lograr un mundo donde la igualdad sea una realidad y donde la violencia contra la mujer, sea física, verbal o intencional, este erradicada.

La actitud de Trump contra la igualdad y las mujeres no va a ser consentida con silencio, y con un impás de espera hasta las siguientes elecciones. Un gobierno de hombres y para hombres como se perfila ya el gabinete y la política del Sr. Trump tiene muy poca cabida en el siglo XXI, porque las mujeres ya ni nos callamos, ni consentimos, ni permitimos, y cualquier formula para mejorar la economía o la política pasa por ser diversa, o no funciona. Somos la mitad de la población y, o se cuenta con nostras, o todo será un fracaso. Trump parece haber olvidado que detrás de cada voto no solo hay hombres, hay también mujeres, y las cosas no se hacen “ a mi manera” como la canción que bailo en la cena de gala de su toma de posesión. Las cosas se hacen a la manera de todos y todas,  y para todos y todas.

Es la una de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados. La Marcha de las Mujeres