Pudo pasarte a ti #victimas #ETA #OteguiEnSalvados

dominicana

Pudo pasarte a ti. Cualquiera de las más de 800 víctimas mortales que dejo ETA durante su acoso asesino a este país y sus ciudadanos, podría haber sido uno de nosotros.

No me gusta mucho hablar de temas personales, pero hoy lo voy a hacer como una excepción. Durante 18 años estuve casada con un militar, un gremio  que vivió muy de cerca el terrorismo de ETA.

Nadie sabe la angustia que causa, delante de tus hijos, tener que mirar los bajos de tu coche, si en algún momento  lo habías dejado en la calle. O de pronto abrir el buzón y ver la carta sospechosa. El nudo en la garganta, sacar a los niños de casa, llamar a tu marido al cuartel: “la carta tiene mala pinta, parece que tiene algo metálico, está mal escrita la dirección” (nos conocíamos a dedillo el protocolo)… Gente que llega a tu casa, se llevan la carta, tus hijos te miran, dos niños… a los que no sabes que decirles… porque asuntos como el de la carta, que eran falsas alarmas pasaron muchas veces. Y más, como ver un par de hombres desconocidos, que casualmente, ya te has encontrado más de tres veces cerca de tu portal o de tu casa. Y vuelta a llamar: “Hoy estaban otra vez, avisa”. Y llegan policías a tu casa, con libros gordos llenos de fotos, y míralas una y otra vez. “¿Reconoce a alguno? – señora”. Y las remiras y de pronto aparece uno de ellos. “Es este”. Los policías se miran el uno al otro, y llaman a mi marido a parte…. “Tranquila, no  pasa nada” – pero su cara no era la misma…. Y los niños que vuelven a preguntar… y tu no ya no sabes que decirles…

Cada vez que capturaban a un comando, requisaban listas y planos, listas con nuestros nombres, con el de nuestros maridos, planos de nuestras casas, mapas de nuestras vidas.

Aun recuerdo la mañana del 14 de Julio del año 1986. Vivía en la calle Chile esquina Costa Rica, justo al lado de la Plaza de la Republica Dominicana. Estaba embarazada de 6 meses y esperaba mi primer hijo. Mi exmarido salió como todas los días a coger la ruta a la Plaza que le llevaba a la base. Yo, aun en casa, estaba desayunado, y a los pocos minutos de decirle adiós, escuche un tremendo estruendo, se rompieron varios cristales y tembló toda la casa. Me asomé a la terraza, y el vecino me dijo: “Vamos a bajar, hay que salir, puede ser el gas”. Bajé corriendo las escaleras y cuando llegue a la calle, en la esquina, pude ver la más terrible escena de terror de toda mi vida. Recuerdo que grite: “Dios, mi marido, ha sido su ruta”. La confusión, los gritos, los cadáveres, trozos de hombres enganchados en los grandes abetos que entonces había en la plaza, el humo, algunos de los heridos gimiendo, alguno llamaba a su madre, a gritos. Alguien me cogió por los hombros y me sacó de allí. “¿Dónde está mi marido?”. Noté una punzada fuerte en la tripa. Mi hijo se resentía también de la tragedia. Esa vez no fue mi exmarido. Su ruta, como pude saber 2 horas más tarde – entonces no había móviles – le había recogido 5 minutos antes de que estallara la bomba. Solo fue cuestión de suerte, de que él no estuviera en la plaza, de que yo no hubiera bajado a desayunar, como hacía otras veces a algunas de las cafeterías cercanas. Como todos sabéis, a las 7:45 de ese día, la banda terrorista ETA provocó una masacre de guardias civiles en la plaza de la República Dominicana de Madrid. Una furgoneta-bomba, que estalló al paso de un convoy de vehículos de la Guardia Civil procedente de la Escuela de Tráfico de la calle Príncipe de Vergara, mató en el acto a cinco guardias civiles. Otros cuatro guardias civiles murieron en las horas posteriores al atentado. Tres más lo hicieron en los siguientes días. Doce asesinados. Los etarras Idoia López Riaño y Juan Manuel Soares Gamboa habían aparcado una furgoneta-bomba marca Sava cargada con 35 kilos de Goma 2 y cinco ollas a presión con varios kilos de metralla compuesta por tornillos, tuercas, varillas metálicas y eslabones de cadenas de acero. Anton Troitiño Arranz, situado en una parada de autobús cercana, la parada de autobús donde recogió la ruta a mi ex marido, accionó el mando a distancia cuando vio que el convoy se puso a la altura de la furgoneta-bomba. Muy cerca, José Ignacio de Juana Chaos esperaba en un vehículo en el que emprendieron la huida. En las labores de vigilancia y en la preparación del explosivo participaron también Esteban Esteban Nieto e Inés del Río Prada. Todos los asesinos formaban parte del grupo Madrid de ETA. Si, esos que ayer Otegui en la entrevista que le hizo Jordi Evole, en La Sexta, dijo que no tenían intención de matar. La víctima pude ser yo, pudo ser él, pudo ser cualquiera de vosotros.

Son las once y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 16 grados. Pudo pasarte a ti

P.P. Ayer cuando Otegui en la entrevista con Jordi Evole dijo con un gran énfasis la palabra “cuidado” volví a sentir un escalofrío que hacía tiempo que no notaba mi piel… Se puede perdonar, pero el miedo nunca se olvida y Otegui y su banda sembró 20 años de miedo en mi vida, … y en las vuestras…

 

 

Anuncios

#Podemos Pablo Iglesias y los 400

 

Cualquiera que escriba una crítica hacia #Podemos , o hacia cualquiera de sus miembros más destacados, en twitter, se ve materialmente machacado por una infinidad de tweets que aprovechan para atacar personalmente al que hace la crítica, en ocasiones con insultos, aprovechando además para recalcar que Pablo Iglesias, a modo de caudillo o jefe de secta – cada día se parecen más a este tipo de movimientos – es la perfección personificada, el salvador, vamos la panacea, y que nos va a “salvar” de todos los malos que nos rodean, que, por cierto, para #Podemos son todos menos ellos.

Esto por supuesto no es casual, ni nace de una manera natural dentro de las redes sociales. Esto es una operación perfectamente dirigida por un chaval llamado Juan, que manu militari pastorea , siempre según él, a 400 voluntarios, y que enganchados a un móvil o un ordenador,  “trabajan en la tecla” por todo el territorio nacional. Lo cierto es que de esos 400, que supuestamente curran sin cobrar, algo a lo que nos deberemos ir acostumbrando, si nos animamos a votar a #Podemos, pocos tienen cara y ojos, es decir, para que me entiendan bien,  la mayoría de las respuestas insultantes y agresivas que recibimos los que nos animamos a desenmascarar a #Podemos en las redes sociales, provienen de avatares anónimos, no identificados y bajo nombres rocambolescos.

De momento no he visto ninguna respuesta en twitter, que ninguno de los principales líderes de #Podemos hayan hecho a ninguna de esas críticas a su proyecto, a su programa o a la actuación, en algunos casos sospechosa, de sus líderes. Ni Errejon, ni Monedero, ni Pablo Iglesias contestan jamás en twitter a nadie, y solo ponen tweets para “impartir doctrina”. Esto no sucede con otros líderes políticos que también están en las redes. Tanto ellos como sus equipos, responden a la crítica desde sus cuentas y desde luego no insultan.

Los podemitas en la red, desde el anonimato casi siempre, se jactan de conocer las herramientas tecnológicas mejor que nadie, pero no son solo ellos los que conocen el uso de estas herramientas, ya hay muchos que saben y manejan la tecnología, y en su prepotencia, alentada por su líder, que de prepotencia “va sobrao”, no se dan cuenta que esa estrategia “no cuela”. Cualquiera con una red de communitys formada por 10 personas puede hacer exactamente lo mismo, no hacen falta 400, los 400 de los que hablaba Juanito, el “twitero máximo” hace unos días a las puertas de un estudio de televisión.

La estrategia de acosar con cuentan falsas y anónimas puede ser muy efectiva, que no ética,  momentáneamente, pero a la larga, tanto en las redes sociales como en la vida real, el ciudadano demanda información correcta y veraz, respuestas claras sin insultos, educación en el discurso, transparencia, eficacia, soluciones y comportamientos limpios de aquellos que pretenden representarle.

#Podemos no es la respuesta a nada, porque nunca dan respuestas, porque no contestan nunca. Pablo Iglesias no ha contestado a las preguntas en ninguna de las entrevistas que se le han hecho en las televisiones. Ni contesto a Ana Pastor, ni contesto a Sergio Martín. Pablo Iglesias and Friends solo atacan cuando se les hace una pregunta o una crítica, dentro y fuera de las redes sociales. En definitiva Pablo Iglesias no es la solución a ninguno de nuestros problemas. Pablo Iglesias con toda esa tecnología de la que alardea, con “los 400”,  es un problema más que, junto con el paro y la corrupción, tenemos que solucionar entre todos, y por supuesto de buenas maneras y con la verdad. La estrategia de “calentar” a unos contra otros en las redes sociales, aprovechándose del anonimato, es un camino vomitivo que solo una persona o un grupo de personas sin principios puede poner en marcha.

Les invito a que dediquen parte de su tiempo a las redes sociales, especialmente en twitter, y que escriban algún tweet criticando cualquiera de las actuaciones de los Podemitas.  “Pasen y vean” todo este circo siniestro, que estos individuos están montando. El espectáculo está asegurado, ahora no se si les va a gustar.

Son las ocho y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 1 grado

No molestar, estamos inaugurando: #ebola #Teresa #Madrid

rodriguez

En el quinto día de la crisis del #ébola y con 14 personas  ingresadas en el Hospital Carlos III, aun ni un solo político/a de los que hablan y hablan se han acercado ni siquiera hasta las puertas del hospital. Los Reyes tampoco.

Eso sí, el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, nos ha dado unas cuantas filípicas de lo mal que lo hizo la enfermera, una mujer que se prestó voluntaria para atender al sacerdote con #ebola, un religioso, que el gobierno de España decidió traer a morir aquí. Una mujer que, a diferencia de este Consejero de Sanidad, ahora mismo no tiene la vida resuelta, nada resuelta, es mas su vida pende de un hilo, y se debate entre la vida y la muerte en medio de una agonía durísima, que es la que padecen los enfermos contagiados por ese virus letal.

Decía un amigo mío que la mala conciencia acrecienta las excusas, y mira tú, que en este caso, va a tener razón. Cuando esperábamos que, o bien el Presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González , o bien el Consejero de Sanidad Javier Rodríguez, se dirigieran a los madrileños para tranquilizarnos en la medida que es posible ante una crisis como esta, no, que va, nos hemos encontrado con un Consejero chulo, prepotente, grotesco, agresivo, bien pagado de sí mismo, que ha puesto a #Teresa a los pies de los caballos, sin darle la mínima oportunidad de defenderse, pues una mujer agonizante poco puede hacer salvo luchar, con la ayuda de los médicos y enfermeras, por salvar su vida.

Personalmente, y esta vez voy a personalizar y mucho, cada vez que le escuchaba en la SER, en RNE, en la Asamblea me daban ganas de vomitar, que por cierto se me acrecentaron cuando vi a las filas del PP en la Asamblea de Madrid, aplaudirle a rabiar, como si el Consejero acabara de cortar una oreja y el rabo.

Creo que Javier Rodríguez ha hecho un flaco favor al Partido Popular, donde muchas voces ya se están levantándose contra la actitud de semejante preboste. Si bien el comienzo de la crisis con la rueda de prensa de la Ministra Ana Mato, no fue de lo mejor – también hay que entender como era el trance al que se enfrentaba en ese momento la ministra- luego creo que desde el Ministerio la situación se iba embridando bien, la Ministra compareció en el congreso y convoco las reuniones pertinentes, cambio el protocolo, y estableció una comunicación transparente con los medios… pero claro no contaban con que en la Comunidad de Madrid, responsable del seguimiento y control de los protocolos, en vez de estar haciendo su trabajo, estaban inaugurando congresos, eventos, exposiciones, y hasta pantanos, si los hubiera habido, y no se les podía molestar, y claro tampoco contaba con la estupidez y bochornosa aparición en escena del Consejero de Sanidad.

Y porque no, ya que estamos hablando a cara descubierta, hay que poner también sobre la mesa la viga en el propio. Si, y con esto me refiero a como algunos medios de comunicación están utilizando el dolor y el miedo para hacer caja, empezando por la cuatro donde Cíntora hizo una entrevista a #Teresa, que como poco podría calificar de deleznable , o como La Sexta se atreve a publicar las primeras fotos de #Teresa en el hospital, o como La Cope dio la noticia de que había fallecido ayer por la tarde, o el titular de ABC de Sevilla en el que se recalcaba a grandes letras que #Teresa será incinerada después de su fallecimiento, por no mencionar el desafortunado caso del sacrificio de Excalibur , el perro, que derivó en una esperpéntica campaña alimentada en las redes sociales y algunos medios, en la que el destino del animal parecía preocupar más que la salud de su dueña. Una hiena habría tenido más piedad.

Lo cierto es hay 14  personas ingresadas en el Carlos III, una de ellas gravísima y ante una crisis como está hay varias palabras que aquellos que nos representan y aquellos que difundimos la información deberíamos empezar a conjugar: transparencia, rigor, piedad, solidaridad, eficacia, cooperación, calma y trabajo. Y aunque esto no debe ser un tema político, tal vez si ha llegado el momento de que alguno se vaya a su casa empezando por “el de la vida resuelta”, porque Señor Rodríguez, aquí en “Madriz, la chulería solo…. pal chotis”

Son las diez y media de la mañana. Llueve mucho en Pozuelo y la temperatura exterior es de 19 grados.