Y el verbo se hizo público y habitó entre nosotras 

¿Saben una cosa?

La Real Academia de la Lengua representa el poder, aunque a algunos les cueste creerlo. Si, es el poder de la palabra que ellos, y digo ellos, porque es un espacio masculino que  controlan desde siempre. La palabra es uno de los rasgos que nos define como seres inteligentes, su uso es de todos y desde luego también debería ser de todas. Sin embargo, la Real Academia de la Lengua hace un ejercicio permanente de lenguaje exclusivo donde el masculino lo abarca todo por la regla pura y simple de que siempre ha sido así.

No lo dudo pero nada es para siempre. Desde luego en el pasado la mayor parte de las personas que escribían eran hombres, y además se dirigían a hombres. Si alguna vez mencionaban a las mujeres era para hacerlo en fución del uso que el hombre hacia de ellas. Y efectivamente así se fue construyendo el lenguaje. Pero ahora, que digo ahora, hace ya muchos años que las cosas afortunadamente están cambiando. Primero porque los hombres y las mujeres escriben por igual, los hombres y las mujeres leen por igual, también, así que la Real Academia de la lengua no le queda otra que adaptarse a la realidad social, porque para eso están ahí, entre otras cosas. Nadie puede ni debe escribir dirigiéndose solo a la mitad de la sociedad excluyendo a la otra media.

Además el lenguaje forma parte de lo público,  y esta ligado a nuestro modo de vida, y es una de las herramientas educacionales de mayor importancia. Excluir de lo público, de nuestro de vida a las mujeres es algo tremendamente grave, y educar con un lenguaje donde las mujeres no existen no conduce a nada bueno. Por eso me alegro que la Ministra de Igualdad haya dado el paso de encargar un estudio a la Real Academia de la Lengua para adecuar la Constitución a un lenguaje “correcto y verdadero con la realidad de una democracia que transita entre hombres y mujeres”.

La sociedad evoluciona y el lenguaje debe evolucionar con ella porque si no hubiera sido asi ahora estaríamos hablando de esta manera:

Cuando esto oyo Gonçalo Gonzales pesole mucho de corazon e non lo pudo sofrir, e dexose ir para el a tan bravamiente, que mas no pudo, e diole una tan grant punada en el rostro, que los dientes e las quixadas le crebanto, de guisa que luego cayo muerto en tierra a los pies del caballo.

Piensen en ello esta semana

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 28 grados. Y el verbo se hizo público y habitó entre nosotras

(( De la entradilla Ellas Pueden 22 de Julio de 2018))

Cristiano: Manipula que algo queda…

Hay personas a las que la vida les da mucho, pero que nunca terminan de estar contentos. Éxito, dinero, amor, reconocimiento, salud, Cristiano Ronaldo tiene todo eso y mucho más, sin embargo el ídolo portugués dice que está triste.

Lo cierto es que la frivolidad con la que se ha atrevido a tratar el termino tristeza, Cristiano, me preocupa sobremanera, porque un sentimiento tan profundo y tan doloroso como el estado de pesar y melancolía no debe ser usado para otros fines, ni banalizado de esa manera.

Hemos sabido que lo que le pasa a Cristiano, es ni más ni menos, que quiere abandonar el Real Madrid y poder jugar en Portugal, y que además mantiene malas relaciones con alguno de los compañeros de plantilla. Eso es lo que le está provocando ese malestar que le ha llevado a expresarse de esa manera. No sé si el problema es que Cristiano no maneja bien las palabras y su significado, cosa que ya me parece extraña, pues un chico de su edad y con sus posibles, bien podría haberse mínimamente cultivado en el uso del lenguaje; o bien, y desgraciadamente me inclino más por esta tesis, que Cristiano Ronaldo es un gran manipulador, y que en el endiosamiento en el que se encuentra, propiciado desgraciadamente por terceros, ha pretendido dejar caer esa frasecita, para que así la hinchada madridista se sintiera conmovida por sus palabras y generar un estado de opinión favorable a sus deseos.

La comunicación es un arte que requiere de algo muy importante que es la honradez en los discursos, y aunque tal vez, en un primer momento, este tipo de ídolos, que existen no solo en el deporte, sino también en otros ámbitos de la vida pública, pueden generar algún nivel de manipulación, la verdad es que en este caso, como en otros, ese victimismo pacato del que ha hecho gala Ronaldo, se le ha vuelto en su contra, situándole para la opinión pública donde debe estar: un chaval malcriado por el exceso de dinero y fama, que en su pretendida omnipotencia quiere darle la vuelta al pensamiento colectivo que sobre determinadas materias, como en este caso el ámbito de la tristeza, está medianamente claro.

En un país con cinco millones de parados, con una situación empresarial precaria, con unos impuestos en alza y con un motón de problemas que nos acucian cada día a los ciudadanos españoles, Ronaldo debería medir mucho sus palabras, porque todos tenemos muchos motivos para la tristeza, pero ni se lo contamos a la grada, y lo que es más, hacemos todos los días un verdadero esfuerzo por mantener cierta alegría de vivir, aun a veces con una sonrisa forzada, haciendo un brindis al optimismo.

Son las cuatro y cuarto de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 24 grados.