Libertad de Prensa

Duele twitter, hoy día de la libertad de prensa, duele porque los hashtag que me encuentro relacionados con la fecha hablan de lo contrario #nodespidos #informacionveraz #gratisnotrabajo #sinpresiones #periodigno #contralaprecariedad, y dentro de cada uno de ellos hay muchos twitts que evidencian lo lejos que estamos de un marco idóneo para que esa libertad de prensa se cultive, se mantenga, se materialice en los medios. La crisis llega a todas partes, pero cuando toca pilares fundamentales sobre los que se sustenta la sociedad democrática como es el periodismo libre y crítico, es mucho más grave. La Sociedad de la Información de la que tanto hablamos en la red parece que ahora no está en sus mejores momentos, y además nos aleja de la sociedad del conocimiento, que debería ser el siguiente paso, porque sin el paso previo de la información, el conocimiento se diluye, y difícilmente se comparte.

No hace falta explicar aquí, ni en ningún otro foro, que las editoriales de los grandes medios de comunicación de este país, están cada vez más pegadas al poder de uno u otro signo, se asocia tal o cual periódico o cadena de televisión o incluso ya algunos medios digitales con la etiqueta de un grupo de poder bien político, bien económico, y desgraciadamente el pensamiento crítico se queda ya en conductas individuales de los periodistas, no todos además, que desaparece a la hora de sentarse frente al teclado de la redacción de turno, del medio de turno, bajo el editor de turno, en el momento de elaborar la noticia.

Ya ni siquiera se puede decir, como hace unos años, que Internet es la última trinchera de la democracia o de la libertad de expresión, aunque si quedan en los mundos digitales, algunos espacios, como el caso de twitter, donde curiosamente son los ciudadanos los que dan la batalla más importante en esto de contar lo que pasa sin intermediarios convenientes, frente a los periodistas que también estamos presente en ese hábitat digital llamado twitter, que muchas veces no somos tan explícitos a la hora de contar la noticia sin servir a ningún amo.

Tal vez la reflexión de hoy es si lo ciudadanos queremos periódicos en vez de boletines, o radios en vez de altavoces, o teles en vez de escaparates, y no vale con mirar para otro lado y pensar que nosotros no somos participes de todo esto. La responsabilidad sobre el rigor y la calidad de lo que escribimos recae directamente sobre nosotros mismos, ya seamos ciudadanos de a pie o periodistas. Claro que podemos seguir por la línea que llevamos y al final, perderemos todos, los ciudadanos porque perderán el derecho a recibir una información veraz, los periodistas porque perderemos la esencia de nuestro trabajo, pero también las grandes empresas de comunicación porque el negocio será tan vano, tan futil y tan zafio, que pocos van a querer comprar ese producto.

Sintiéndolo mucho, me temo que hoy hay poco que celebrar.

Son las cuatro menos cuarto de la tarde. Llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. No obstante sigamos conversando, porque tal vez podamos vivir sin pan, pero no sin esperanza

Anuncios

Libertad de prensa ¿Lo que?

Un 86,5 por ciento de los directores de periódicos españoles asegura recibir presiones externas con objeto de influir en la elaboración de la agenda de contenidos de su medio, según una encuesta realizada por la Cátedra UNESCO de Comunicación de la Universidad de Málaga.

 

Los resultados del sondeo -presentados hoy por el director de la citada cátedra, Bernardo Díaz Nosty, durante los actos con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa- reflejan que las administraciones públicas se han convertido en el estamento que más presión ejerce sobre los medios, desplazando así a la capacidad de influencia de los lectores.

 

El mayor porcentaje de las injerencias externas, un 76,5 por ciento, está relacionado con el intento de evitar la publicación de una noticia, mientras que un 71,2 por ciento de los directores afirma que ha recibido presiones relacionadas con amenazas de retirada de la publicidad.

Sigue leyendo