#Mujeres. Ni estamos ni se nos espera

Cada vez escucho a más políticos dirigirse a nosotros, los ciudadanos como si no hubiera mañana, y como si no hubiera pasado. Nos catalogan como votantes carpe diem, para contarnos sus cuitas circunstanciales e implicarnos en ellas. Mensajes que por cierto de tanto repetirlos – no tienen nada mejor que hacer- a la postre, terminan impregnándonos, desviando nuestra atención de lo que verdaderamente nos importa y nos afecta.

Por ejemplo, miles de mujeres en España llegan a la edad de jubilación sin derecho a pensión por haber estado dedicadas al cuidado de la familia. Mujeres mayores que ya no tienen ni  siquiera la capacidad de entrar en el mercado de trabajo, y que han cuidado de la casa, del marido, de los hijos y de los padres, porque tampoco en su momento la sociedad las dejo otra opción que esa, y que de hecho fomentó ese tipo de tareas, dejándolas al margen de cualquier otra posibilidad. ¿Saben lo que significa eso? Que a día de hoy se está incrementando la  pobreza y la dependencia en las mujeres mayores.

Ningún gobierno ha tenido interés por cerrar esa terrible brecha en la que se encuentran esas mujeres con más de 65 años sin derecho pensión. Nadie ha querido hablar de eso, porque hemos vivido y vivimos en una sociedad machista, que de vez en vez maquilla ese machismo con campañas puntuales sobre temas que normalmente afectan poco o muy poco a los presupuestos, para taparnos la boca.

Si miramos con atención los programas de los partidos políticos, no solo los de esta campaña electoral que ahora se libra en Cataluña, sino hacemos, pues, un histórico de esos programas, veremos que este tema, ni se aborda, ni se contempla, ni se prevé, ni se trabaja. Ni siquiera he encontrado una comisión parlamentaria que haya abordado esta situación en algún momento, y que ahora empieza a desbordarse, pero que nadie quiere mirarla de frente.

Hoy, por ejemplo, estamos tremendamente pendientes de unas obras de arte y su ubicación, y no solo eso, sino que hemos hecho portadas  con esa pelea entre Cataluña y el resto del país, por tenerlas colocadas en un sitio u en otro, marcando la noticia, además como si esto fuera vital para los españoles.  Verdaderamente estamos en una sociedad cada vez más enferma que coloca en el oscurantismo los problemas graves, y da luz a lo anecdótico, creando, si una se para a pensar unos minutos – tampoco nos fomentan eso de pensar mucho- un verdadero país esperpéntico y  grotesco.

Asistimos, ya de continuo a campaña electorales, cada año varias, como si fuera una epidemia de políticos corriendo detrás del poder, pero el poder ¿para qué? ¿Para hacer qué? …

Me empiezo a preguntar, y es una cuestión peligrosa, como nos beneficia a las mujeres, que esté uno u otro partido en el poder, si estamos al margen de sus agendas. Si los problemas que tenemos, no solo este, que cito hoy, sino otros muchos no se abordan cuando unos u otros llegan al poder con nuestros votos. Si, esos votos que se afanan a solicitarnos en sus peroratas interminables sobre planteamientos cada vez más alejados de nuestra realidad. Me pregunto si  van a tener utilidad a la hora de cambiar una sociedad machista como esta por una sociedad en la que los hombres y las mujeres tengan igualdad real. La respuesta, de momento, es NO y a los hechos me remito.

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados.

Anuncios

Tres dias para Reyes

  • Fallece un indigente en el interior de un cajero automático en Burgos

http://www.europapress.es/sociedad/sucesos-00649/noticia-fallece-indigente-interior-cajero-automatico-burgos-20120103094455.html

Os recuerdo que quedan tres días para el día de reyes. Nuestros hijos, tanto pequeños como mayores, tienen mucho, pero que mucho más de lo que necesitan, y no solo hablo de cosas materiales. Sin embargo hay gente muy cerca de nosotros a los que les falta de todo, y con todo quiero decir todo. Asi que, no se, date aunque solo sea un día al año (si fuera más de un día ¿sabes? sería mejor -esto es sarcasmo por si no lo habéis notado-), una vuelta por otras vidas, por otras realidades, tal vez asi comprendas que eso de la crisis con la que llenamos los periodistas miles de huecos para justificar nuestro sueldo, no es tan importante, y más nos vale no hablar tanto y hacer alguna cosilla distinta de eso de pasear por un centro comercial para “ver que le compro este año, que tiene de todo”.

“Vidas truncadas que intentan levantarse e incluso reinventarse. Unos cargan la losa del paro; otros, la de la enfermedad o la adicción. Todos, la de la soledad. No se engañan, son conscientes de la realidad, de su realidad. El Albergue de San Isidro es su casa; el de la habitación de al lado, su familia. Poco más pueden añadir. Desterrar la tragedia diaria y buscar la sonrisa perdida es el objetivo de los responsables. «Sabemos las limitaciones con las que contamos, lo único que intentamos es relanzar sus ilusiones», cuenta la directora del centro, Carmen García de Pablos. Tarea difícil, pero no imposible.

«No viven la Navidad como un momento de armonía, ni de felicidad. La ausencia de salud, de empleo, de cariño, se acentúa aún más en estos días y entre estas paredes», explica García de Pablos, quien toma aire y continúa: «Pero somos su familia, su apoyo». Por ello, son los primeros en tirar del carro e intentar involucrar al mayor número de residentes —el centro atiende a unas 300 personas y en estas fechas se vuelve más flexible—. La captación de voluntarios no consigue una mayoría absoluta, pero sí tienen grupo en este duro parlamento.

«No voy a mentir. Estar aquí no es la mejor forma de pasar las navidades, pero intento mirar hacia adelante». Habla Vítali, uno de los encargados de preparar la Nochevieja. Hace 11 años que llegó a España desde Moldavia. «Como muchos, quería comerme el mundo». Y se lo comió. Pero hace tres años se le ‘cortó la digestión’ y acabó en el albergue. No son sus primeras navidades en él, pero sí su primera noche de fin de año —salvo cambio de última hora—. Hasta el momento siempre escapaba, huía del centro. Su refugio: la puerta del Sol. Confiesa que le encanta disfrutar del ambiente que se crea en esa noche mágica. Pero este 2011 será una excepción, no hay dinero: «Si voy, acabaré gastando lo que no tengo». Actualmente, trabaja de canguro y el resto del tiempo sigue buscando trabajo «de lo que sea: electricista, camarero, limpieza…».

Soltero, sin familia y… ¿amigos? «Ya no sé si tengo». Pero lejos de venirse abajo, pasa a comentar los menús de Navidad con la mayor naturalidad. No pone peros a la comida, mucho menos al plato especial de estas fechas: langostinos. Ha sido la petición unánime de los residentes. Todos ellos han tenido la oportunidad de dar ideas y proponer comidas, juegos y salidas a través de un buzón de sugerencias que va directo a los responsables. Como no podía ser de otra forma, los langostinos estarán en todas las comidas y cenas ‘importantes’ de la Navidad junto con otros platos y dulces típicos navideños. «Puede parecer exagerado, pero nos lo han pedido con tanta insistencia, que era imposible negarse», cuenta la directora.

Junto a Vítali, dos casos más de superación diaria: Isabel y Damián. A la primera, una orden de alejamiento que pesaba sobre su madre la llevó al albergue; al segundo, una separación y una posterior enfermedad que, a sus 59 años, le imposibilitan el acceso al trabajo. Situaciones dolorosas que no consiguen borrarles la sonrisa. Ambos han participado en los talleres donde se han realizado los adornos manuales de las instalaciones y en las múltiples actividades previstas para pasar estos momentos. «Va a ser complicado, pero hay que seguir. Aquí en el albergue hay un bloque muy compacto y generoso, y eso es de agradecer», cuenta Damián.

Los ‘integrantes’ de este bloque podrán calmar un poco su dolor y combatir su soledad con salidas al cine, partidas de bingo —la gran estrella del programa—, excursiones, actuaciones, desayunos en la cafetería Santa Inés y el cariño de los Reyes Magos —que visitarán el albergue— y de los voluntarios, que en estas fechas no se olvidan de ellos.” Escrito por MARÍA JESÚS HERNÁNDEZ para El Mundo.

Son las diez y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 5 grados.

Postpost: La dirección y los telefonos del Albergue de San Isidro es esta: PASEO REY, 34 28008 MADRID casanisidro@madrid.es . Pero vamos seguro que cerca de donde tu vives hay sitios como este, solo es un ejemplo

 

No a la “bancarización” de las Cajas de Ahorro

• 162 millones de usuarios se beneficiaron en 2009 de proyectos financiados por las obras sociales de las cajas de ahorros
• Casi 2.000 millones de € dedicados a proyectos sociales sitúan a las cajas de ahorros a la altura de la primera fundación a nivel mundial
• El área socio-asistencia de las cajas se consolidó en 2007 como el eje con mayor peso dentro de la labor social de las entidades financieras.

La Plataforma de ONG de Acción Social (POAS), la Plataforma de Voluntariado en España (PVE), la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES) y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) manifiestan su posición ante la última decisión tomada en el Consejo de Ministros sobre la ‘bancarización’ de las Cajas de Ahorros.

La labor social de las cajas de ahorros se refleja en el número de personas beneficiarias de sus proyectos solidarios. 162 millones de personas se beneficiaron en 2009 de los proyectos y actividades de la Obra Social. Más de 2000 millones de euros se dedicaron a financiar iniciativas sociales y ciudadanas, con especial dedicación al área socio-asistencial, que presta servicio y atención a las personas más vulnerables.

En el contexto de crisis actual, esta nueva legislación antepone el interés privado frente a la misión social de las cajas de ahorros, justo en un momento en el que se deberían garantizar modelos financieros competitivos y solidarios.

Las Cajas de Ahorros han sido el principal socio privado del tercer sector de acción social (según un estudio elaborado por la CECA en el año 2009), contribuyendo de manera indispensable a los avances en materia social. Como ejemplo, las obras sociales han financiado el 40 % de los proyectos dirigidos a las personas con discapacidad, una aportación indispensable para el desarrollo de la ley de autonomía personal y atención a la dependencia.

Asimismo, la bancarización aprobada por el Ejecutivo se puede traducir, además, en un aumento de la desigualdad de acceso al sistema financiero para los colectivos en riesgo de exclusión y para las personas establecidas en zonas rurales, que pueden verse excluidas.

Respecto a la capitalización de las cajas, en ningún caso el capital de las Cajas tras la reforma debe ser inferior al 51%, manteniendo garantías de participación social en las futuras Fundaciones y de fondos para las Obras Sociales con el objetivo de mantener los fines que ahora tienen previstos.

Las cuatro plataformas hacen un llamamiento al Gobierno para que tenga en cuenta la opinión del tercer sector de acción social en la elaboración de esta normativa que transformará el sistema financiero español y que incidirá directamente sobre los colectivos más vulnerables. Además, animan a la sociedad civil y a las organizaciones del Tercer Sector a que se sumen a este posicionamiento que defiende el Estado de Bienestar frente a los intereses privados.

• Firma la petición en http://actuable.es/peticiones/di-a-bancarizacion-las-cajas-ahorros-espana
• Si eres una organización y quieres sumarte al posicionamiento escribe un correo a apoyo@plataformavoluntariado.org

Es la una y media de tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 16 grados. No dejes de firmar

¿Está Fidel?

 

Del Blog de Yoani Sanchez:

Yo no había nacido cuando en abril de 1961 se declaró el carácter socialista del proceso cubano. “Esta es la revolución socialista de los humildes, por los humildes y para los humildes…” anunció Fidel Castro cerca de las premonitorias puertas del cementerio de Colón. Muchos que lo escucharon, jubilosos y optimistas, suponían que el primer propósito revolucionario sería que dejara de haber gente humilde. Con esa ilusión, salieron a defender un futuro sin pobreza.

Al observar a los actuales destinatarios de lo anunciado hace casi cincuenta años, me pregunto cuándo la prosperidad dejará de verse como contrarrevolucionaria. ¿Querer vivir en una casa a la que el viento no logre arrancarle el techo dejará de ser -algún día- una debilidad pequeño burguesa? Todas las carencias materiales que percibo cuestionan el sentido de este colosal vuelco en la historia del país, sólo para que dejara de haber ricos, al precio de que hubiera tantos pobres.

Si al menos fuéramos más libres. Si todas esas necesidades materiales no se plasmaran también en una larga cadena que hace a cada ciudadano un siervo del Estado. Si la condición de humildes fuera una elección voluntariamente asumida y especialmente practicada por quienes nos gobiernan. Pero no. La renovada exaltación de la humildad lanzada por Raúl Castro este primero de enero nos confirma lo aprendido en décadas de crisis económica: que la pobreza es un camino que lleva a la obediencia”

Son las siete y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 3 grados. No se que me da que desde Cuba van a a anunciar algo, o tal vez deberían haberlo anunciado ya.

Hace frío ahí fuera

 

Hoy vuelve a hacer mucho frío. Y Pedro Cluster del que no sabía hace tiempo me envía un correo en el que denuncia, a través de su blog, que los madrileños parece ser, que cada vez somos menos solidarios.

Estamos cegados por la crisis de los bancos, una crisis fruto de la avaricia, en la que vemos peligrar ese estado del bienestar al que estábamos acostumbrados. Pero no todos, los hay que siguen en ese estadio permanente de pobreza, los que no tienen nada, y que dependen de los servicios sociales, que en Madrid, mi ciudad cada vez son más escasos.

Eso si miramos todos los días a la bolsa, para ver si sube o si baja, cuando la mayor parte de nosotros ni tenemos acciones, ni tampoco las vamos a tener nunca. Mientras hoy, por ejemplo, muchos ni tendrán una techo donde guarecerse, y no hablo de caridades, que es una palabra que me revienta, hablo de sistemas sociales que asistan al que no tiene cuando lo necesita, pero estamos muy preocupados con eso de refundar el capitalismo, y lo cierto es que a penas si leo algún titular sobre lo que sucede con los que no tienen nada.

La crisis, si esa, como digo que han provocado los bancos con su codicia, llega como siempre antes a los más débiles, pero nadie habla de ellos. Seguro que en casa de esos que hicieron grandes fortunas y ahora nos ahogan, hay comida y una buena calefacción central, y algunos, seguro que sientan a sus nietos sobre las rodillas para contarles que de mayores irán a Harvard, tendrán un buen coche, una gran casa y se casarán con príncipes y princesas. Mientras los sin techo en la calle, al frío y al relente. Y los políticos, aquellos que nos representan a todos, si a todos, miran para otro lado, al fin y al cabo los sin techo no suelen votar, o puede que no lleguen siquiera a las próximas elecciones.

Son las ocho y media de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 4 grados. Cuando uno vota no se sacude la responsabilidad social en manos de otros. La responsabilidad social es nuestra y debemos exigirla, para nosotros y para aquellos que ya no están ni siquiera en condiciones de reclamar.