El #PSOE de momento ni es uno, ni es trino

 

 

 

 

 

 

El poder nunca es uno, es siempre trino, que de eso saben mucho las religiones, de poder digo, y convine aprender de quien tiene experiencia.

Y ¿a qué viene esto? Pues viene y va, a que esta mañana he asistido al desayuno informativo que Javier Fernández, presidente del Principado de Asturias y miembro del PSOE – de momento- ha llevado a cabo en el Foro de Nueva Economía, presentado por Alfredo Pérez Rubalcaba.

Allí había, aun, mucho socialista: Simancas, Gabilondo, Franco, Ángeles Álvarez, Soraya Rodríguez, entre otros, y estaban todos sonrientes. Ya saben que ese rictus sonriente es algo que aparece en el rostro de un político o una política desde el primer momento en que adquieren tal condición. Por la sonrisa los conoceréis, pero por la sonrisa tampoco vamos a saber cuál es su estado de ánimo. Y allí entre ruido de tazas y otros “ruidos” imperceptibles para el oído humano, pero ampliamente sonoros para la oreja del periodista, había aun, también, mucho poder.

Decir Rubalcaba es decir poder. Poder real, factico, poder en la sombra, poder al sol, poder encubierto y al descubierto. Alfredo aun lleva pegado a su piel de político esa capacidad que se adquiere, desde luego, tras muchos años de entrenamiento. Los que piensen que Rubalcaba se retiró de la arena hace unos años están muy equivocados. De hecho, como bien saben, ha pilotado varias acciones en el seno del PSOE en los últimos meses, y hoy desde luego no estaba presentado a Javier Fernández por casualidad, o porque no tuviera nada mejor que hacer. Detrás de cada acción de este hombre siempre hay una intención más que manifiesta, aunque algunos que aun están en modo avestruz, dentro del PSOE, no quieran verlo. Rubalcaba es uno de esos tres poderes del PSOE.

El otro poder, que hoy circulaba por el Ritz, era el del propio Javier Fernández, que para sorpresa de muchos lo ha ido adquiriendo a fuerza de bregar en la gestora de ese partido. Nadie esperaba a Javier Fernández hace unos meses, pero apareció de pronto, y adquirió tal fuerza en el PSOE, que creo que hasta él mismo se ha sentido extrañado. El poder de Fernández es un poder silente, sigiloso, tranquilo, disimulado, sinuoso y diplomático, pero, no se equivoquen, poder al fin y al cabo. Le ha faltado tiempo para dejar claro que estaba altamente sorprendido de que hoy, precisamente Pedro Sánchez haya manifestado su intención de apoyar al gobierno en cualquier iniciativa que se tome para sujetar la situación en Cataluña. Por supuesto la frase de “es sorprendente que Sánchez negocie con Rajoy después de su no es no” tiene tal carga de sarcasmo, que constituye un verdadero cañonazo en toda regla en la línea de flotación de Pedro Sánchez, suficiente como para dejarlo, de momento bien tocado.

Pedro Sánchez, es el hombre del tercer poder en el PSOE. Por supuesto hoy no estaba allí, aunque tal vez si su poder fuera suficiente, debería haber estado y no enviar como emisario a Simancas, el hombre en la sombra de Sánchez. El poder de Sánchez en el PSOE tiene un carácter intermitente, es impetuoso, volátil, dictatorial en algunos casos, vehemente y arrebatado, exaltado e inconcreto, pero poder al fin y al cabo, y al poder, aunque sea coyuntural como en este caso, me temo, nunca conviene perderle la cara, como a los toros.

El problema es, que estos tres poderes del PSOE, a pesar de ser tres, no es un poder trino, porque los vectores que determinan cada uno van en una dirección diferente y en muchos casos opuesta. Esa es la debilidad del PSOE, ese es su problema, ese es su dilema y esa es su contradicción. Nada mejorará en las filas socialistas mientras se mantenga ese escenario. Es más, la falta de trinidad a pesar del triplete puede hacer que en cualquier momento, surja de nuevo una crisis.

Y mientras, los socialistas de a pie, siguen huérfanos sin saber claramente a quién de ellos tienen que ponerle la vela o si se la tienen que poner a los tres, o a uno, o a ninguno. Una situación demasiado complicada para los mortales, que lo mismo al final buscan otros dioses que les pidan menos sacrificios y les ofrezcan más satisfacciones. Es lo que hay amigos. El PSOE de momento no es uno, ni es trino

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. El PSOE de momento no es uno, ni es trino

Anuncios

#Mujeres. Ni estamos ni se nos espera

Cada vez escucho a más políticos dirigirse a nosotros, los ciudadanos como si no hubiera mañana, y como si no hubiera pasado. Nos catalogan como votantes carpe diem, para contarnos sus cuitas circunstanciales e implicarnos en ellas. Mensajes que por cierto de tanto repetirlos – no tienen nada mejor que hacer- a la postre, terminan impregnándonos, desviando nuestra atención de lo que verdaderamente nos importa y nos afecta.

Por ejemplo, miles de mujeres en España llegan a la edad de jubilación sin derecho a pensión por haber estado dedicadas al cuidado de la familia. Mujeres mayores que ya no tienen ni  siquiera la capacidad de entrar en el mercado de trabajo, y que han cuidado de la casa, del marido, de los hijos y de los padres, porque tampoco en su momento la sociedad las dejo otra opción que esa, y que de hecho fomentó ese tipo de tareas, dejándolas al margen de cualquier otra posibilidad. ¿Saben lo que significa eso? Que a día de hoy se está incrementando la  pobreza y la dependencia en las mujeres mayores.

Ningún gobierno ha tenido interés por cerrar esa terrible brecha en la que se encuentran esas mujeres con más de 65 años sin derecho pensión. Nadie ha querido hablar de eso, porque hemos vivido y vivimos en una sociedad machista, que de vez en vez maquilla ese machismo con campañas puntuales sobre temas que normalmente afectan poco o muy poco a los presupuestos, para taparnos la boca.

Si miramos con atención los programas de los partidos políticos, no solo los de esta campaña electoral que ahora se libra en Cataluña, sino hacemos, pues, un histórico de esos programas, veremos que este tema, ni se aborda, ni se contempla, ni se prevé, ni se trabaja. Ni siquiera he encontrado una comisión parlamentaria que haya abordado esta situación en algún momento, y que ahora empieza a desbordarse, pero que nadie quiere mirarla de frente.

Hoy, por ejemplo, estamos tremendamente pendientes de unas obras de arte y su ubicación, y no solo eso, sino que hemos hecho portadas  con esa pelea entre Cataluña y el resto del país, por tenerlas colocadas en un sitio u en otro, marcando la noticia, además como si esto fuera vital para los españoles.  Verdaderamente estamos en una sociedad cada vez más enferma que coloca en el oscurantismo los problemas graves, y da luz a lo anecdótico, creando, si una se para a pensar unos minutos – tampoco nos fomentan eso de pensar mucho- un verdadero país esperpéntico y  grotesco.

Asistimos, ya de continuo a campaña electorales, cada año varias, como si fuera una epidemia de políticos corriendo detrás del poder, pero el poder ¿para qué? ¿Para hacer qué? …

Me empiezo a preguntar, y es una cuestión peligrosa, como nos beneficia a las mujeres, que esté uno u otro partido en el poder, si estamos al margen de sus agendas. Si los problemas que tenemos, no solo este, que cito hoy, sino otros muchos no se abordan cuando unos u otros llegan al poder con nuestros votos. Si, esos votos que se afanan a solicitarnos en sus peroratas interminables sobre planteamientos cada vez más alejados de nuestra realidad. Me pregunto si  van a tener utilidad a la hora de cambiar una sociedad machista como esta por una sociedad en la que los hombres y las mujeres tengan igualdad real. La respuesta, de momento, es NO y a los hechos me remito.

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados.

They rule

 

Parece ser que todos nos organizamos en redes, y el poder no iba a ser menos.

En los Estados Unidos el desarrollo de estas redes profesionales esta considerado una disciplina el networking, y es una de las habilidades más importantes para quien está destinado al éxito. Y por supuesto se aprende en las escuelas de negocios, los colegios y las universidades de élite. La agenda vale tanto como un buen curriculum. Y no solo hay que confeccionar una buena lista de contactos, también hay que saber representarla para que sea, aún, más efectiva.

They Rule es un proyecto de visualización, creado en 2001 tiene interfaz flash que permite explorar un modo simple de conexión con datos completamente fiables: los comunicados oficiales que las empresas presentes en la bolsa estadounidense tienen que hacer a la SEC (Securities and Exchange Comission).

They Rule simplemente permite visualizar quién se ha estado sentando entre 2001 y 2004 en los consejos de administración de las 100 empresas más importantes de los Estados Unidos. Además de en los gobiernos de algunas de las instituciones educativas, reguladoras o gubernamentales más importantes de esta nación.

Se puede comenzar por una compañía, y su consejo aparece representado como una mesa; los consejeros aparecen representados como pequeños hombres y mujeres unidos a la mesa por un trazo gris. Hay tres tipos diferentes que indican si pertenecen a los consejos de otras empresas, o a más de uno.

Pinchando en las sucesivas mesas, o en las figuras, se van estableciendo conexiones entre empresas a base de consejeros compartidos. Las figuras permiten también lanzar una búsqueda de esa persona en distintos buscadores de la Red, para localizar más información. Rápidamente la pantalla se llena de figuras que conectan mesas entre sí, y permiten ver las relaciones más íntimas entre los grupos económicos más poderosos de los Estados Unidos.

They Rule, además permite guardar los dibujos que uno ha creado para que otros puedan contemplarlos. No sólo podemos hallar interesantes relaciones ente empresas, sino que podemos dejarlas a disposición de cualquiera que quiera verlas.

Si uno entra en Load Map puede descubrir las numerosísimas empresas que estaban a dos llamadas de distancia de Bush padre, pues contenían al menos un miembro de alguno de sus gobiernos.

El proyecto fue llevado a cabo por Josh On en 2001, y ha ganado más de un premio.

Son las nueve y cuarto de la noche. Llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 5 grados. Yo de vosotros me daría una vuelta por They rule. Hay que dedicarle tiempo pero merece la pena. Se aprende mucho.

Ha estallado la paz

 

Ha estallado la paz, por lo menos de momento, y es que Zapatero y Rajoy, después de la reunión han llegado a  acuerdos sobre la renovación de las Instituciones Jurídicas, sobre el endurecimiento de las penas para los violadores, la creación de un registro de pederastas y también, sobre el tema del terrorismo.  En lo que se refiere al asunto económico, aun – y digo aun, porque según crezca y crezca más la crisis también habar algún punto en común- no han llegado a posturas coincidentes.

 

El sentido común parece que se impone, en los unos y en los otros, y llama la atención, la coincidencia sobre la política antiterrorista, ya que el Partido Popular pasó toda la campaña electoral, manifestando que no habría acuerdos con el gobierno en esta materia, salvo que el gobierno hiciera una declaración firme de que nunca más se iba a negociar con la banda armada, y que yo sepa, eso no se ha producido. Claro que el tema de ETA se diluye, y va perdiendo fuerza, ya que la banda está cada vez mas debilitada – es una pena que este acuerdo no se haya producido hace unos años cuando realmente era necesario- y lo que si está llamando a nuestras puertas es la crisis económica, que desgraciadamente veremos, como según avanzan los meses, se irá apoderando poco a poco del país.

 

Por eso, y aunque aun no haya acuerdo en materia económica, este acercamiento por parte de los lideres es positivo, un acercamiento por cierto que ya se da entre la población, pues todos estamos convencidos que habrá que arrimar el hombro para salir de esto, lo menos dañados posibles, y también cuanto antes. Aunque no creo que haya mucho de altruismo en estos acercamientos. Lo que si hay es el instinto de supervivencia que tiene tan arraigado la clase política de nuestro país, que sabe, que tal vez las crisis económicas no tiran abajo gobiernos en España, pero si dejan en estado de gran deterioro, e irrecuperables a los propios políticos, y estos no están dispuestos ni por asomo, a perder su protagonismo y sus prebendas, que aunque la crisis sea muy dura, ellos como los corchos siempre salen a flote.

 

Blanco, después de la reunión, ha manifestado que este encuentro pone el punto final a una época de crispación demasiado larga. Blanco siempre tiene que decir la ultima palabra, pero os recuerdo que la crispación no ha venido desde abajo, desde la bases, desde la ciudadanía. Fue impuesta desde arriba, desde los líderes, que hicieron en la pasada legislatura de nuestras vidas su campo de batalla. Yo personalmente, como otros muchos, nunca he estado crispada, he hablado con naturalidad y tolerancia con los unos y con los otros, y desde luego hemos mantenido el talante y la calma, incluso cuando había materia suficiente para haberse mesado los cabellos. Así que ya es hora de que la clase política aprenda y haga los deberes de la educación para la ciudadanía, que por cierto es una asignatura que debería impartirse como obligatoria en el Parlamento, educación para la convivencia, educación para el dialogo, educación para vivir en paz dentro de una sociedad que no solo llamamos democrática, sino que lo es.

 

Hace unos meses, escribía un post titulado el valor del respeto, uno de los post más visitados por cierto dentro de este blog, y en él dejaba patente la importancia de ese término. Tal vez esto, lo de hoy, solo sea un gesto, tal vez no, eso espero, porque ya estamos cansados de gestos y apariencias, ahora pintan bastos y la dramaturgia y el atrezzo sirve para poco. Tal vez hayan aprendido. Aunque quien soy yo para dar lecciones a nadie. Pues si que lo soy. Soy una ciudadana, y eso aunque algunos desconozcan el significado del término, es mucho, muchísimo.

 

Son las doce y media de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 30 grados. Una noche calurosa. Por cierto las palabras más buscadas en mi blog durante los últimos tres meses son hipoteca, crisis y respeto, por algo será