Sánchez y Madina: La misma cara de la misma moneda

 

La verdad es que la palabra cambio sirve para todo y para todos, y ha sido la que mas se ha escuchado hoy en el debate #PrimariasPSOE, claro que no por mucho pronunciarla los ciudadanos se van a enterar exactamente en que consiste este cambio, si no se le dota de contenido.

115 minutos ha durado la polémica, que tampoco ha sido tan polémica, pues la tónica general la podemos resumir en que los tres, especialmente Madina y Sánchez, han pasado de puntillas, eso si proyectando que había que derogar y “cambiar” todo lo que hasta ahora había hecho el Partido Popular, pero sin entrar en profundidad cuales y como son las alternativas propuestas, y sobre todo, sin apenas explicar como van a ser esos cambios que ellos – uno de los tres será el próximo secretario general- van a poner en marcha en lo que les compete, o así debería ser, que es ni mas ni menos su propio partido, el Partido Socialista Obrero Español, alias el PSOE.

También se desprende de este “pseudodebate” es que las diferencias entre Madina y Sánchez son prácticamente mínimas, y lo único es que han utilizado palabras distintas para venir a decir lo mismo. Por ejemplo, referente a la cuestión catalana, ambos concuerdan en que quieren reformar la Constitución, así poder cambiar el modelo autonómico y ver la manera de colocar en mejor posición a Cataluña. De esa manera podrán soslayar el asunto de la independencia. Vamos como si eso fuera de cosa de coser y cantar, porque ninguno de los dos, ha sido lo suficientemente explicito sobre esa “mejor posición” de Cataluña, y sobre todo cual es el motivo, por supuesto dejando de lado otras comunidades autónomas, que tal vez pudieran desear lo mismo. En definitiva, cuando no hay argumentario las tesis se desmoronan, y eso es precisamente lo que se desprende de este debate a 3.

Un debate por cierto, donde no hay mujeres. Si ya se que no hay ninguna candidata a las #PrimariasPSOE, precisamente por eso yo he llamado en #twitter a estos candidatos, #primarios , sin acritud que conste. Susana Díaz cuando fue preguntada, en una cadena de radio, hace unos días, porque no había mujeres, contesto, exactamente lo mismo que responden en algunos consejos de administración de las grandes empresas de este país cuando se les pregunta por este tema: “Es que ninguna ha querido presentarse”. Lo cierto es que lo que el PSOE debe preguntarse, es porque, ninguna mujer ha querido entrar en estas #PrimariasPSOE, y porque las mujeres socialistas no llegan, y las que llegan tienen una duración efímera en los puestos de responsabilidad del partido, frente a los hombres con poder en el socialismo, que deben ir cargados con las pilas del conejito de Duracell, porque duran, y duran, y duran…

Respecto a otros temas tocados durante el debate, como la forma de estado, tanto Madina como Sánchez vuelven a coincidir, igual que sobre la derogación de la reforma laboral. Una reforma laboral, que alguien debería haberle recordado a ambos, incluido Pérez Tapias, que la comenzó  y puso en marcha su ex jefe José Luis Rodríguez Zapatero. Hay que ver lo olvidadizos que están algunos cuando les conviene.

En general, más que un debate ha sido un coro, en el que la nota discordante de Pérez Tapias, se hacia necesaria para que la coral no resultara demasiado aburrida, más en cuanto hay que tener en cuenta que Pérez Tapias, tiene muy pocas posibilidades de hacerse con el triunfo. Todo, entre Madina y Sánchez ha sido un puro matiz, y en algunos casos tampoco. Eso si la puesta en escena ha sido muy buena, pues Madina y Sanchez, se han esforzado mucho por parecer que ambos eran distintos, y han trabajado bien el tema de las puyas personales, pero tengo el palpito que los dos son “la misma cara de la misma moneda”, que el PSOE, creo, que se ha servido de estas primarias para “enseñar el género nuevo” que lleva en el arca, para proyectarlo en los medios de comunicación, y para tener algo que contar a los ciudadanos a falta de argumentos de oposición hacia el gobierno de Mariano Rajoy, y que tal vez, las cosas ya estén hechas y cerradas.

Las nuevas caras del PSOE ya están servidas, Madina, Sanchez, Iceta y Susana Díaz. Creo que sobre ellos van a construir, si es que son capaces, el nuevo modelo del partido, utilizando primarias y más primarias (durante el debate ya han anunciado otras primarias para buscar el líder de las próximas elecciones) que parece que de momento les va bien esta estrategia con los medios de comunicación, no en vano el canal 24 horas de RTVE, ha transmitido en directo el debate, y todos los grandes medios del país, llevan semanas recogiendo la información con una atención dilecta, pero los partidos, ni este ni otros, se forjan a base de cambiar las caras, los ciudadanos cada vez entienden y tienen más formación política, y las palabras ahora ya no se las lleva el viento, quedan marcadas a fuego en eso que algunos les da tanto miedo que es #Internet. Claro que en este caso, en del debate de esta mañana y en la campaña de las #PrimariasPSOE ha habido poca concreción en medidas que sirvan para poner a este país en marcha y hacerlo sostenible, y sobre todo, prácticamente ninguna idea de como ellos, los candidatos van a reconstruir su partido. Así que no basta con cambiar a las personas, hay que aportar ideas y soluciones, tanto internas como externas, y de eso de momento, no vemos nada de nada.

En definitiva mucho marketing político, que probablemente les ha costado una pasta, una pasta que en tiempos de crisis – claro que para crisis la nuestra, no la de ellos- no nos termina de gustar un pelo, sobre todo porque en toda esta historia hay mucho #postureo, mucho teatro y poco arte, al final “ni chicha ni limoná”, distintos perros con los mismos collares, y menos shows, que esta tarde estoy refranera, y basta con decir que el buen paño en arca se vende, a ver si esto al final toda esta historia va a acabar como un ejercicio de “gatopardismo lampedusiano”: “cambiar todo para que nada cambie”

Son las seis y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 26 grados. La misma cara de la misma moneda

 

Formación y política

Desde hace unos días y dados los acontecimientos que están sucediendo en la política española se me ha planteado la duda de hasta qué punto pueden paliarse con formación y educación las carencias de algunas profesiones u ocupaciones que requieren determinadas aptitudes. Esta pregunta que yo me planteo desde luego no es algo nuevo. Ya desde el mundo antiguo se preguntaban otros y se discutía si existía la posibilidad de formar a un gobernante o un directivo, teniendo como base individuos que no tenían las condiciones mínimas desde su nacimiento. ¿El líder se hace o nace? 

Desde los principios del pensamiento filosófico esa duda ya existía. Me remito a Platón cuando se pregunta “¿se puede enseñar a gobernar?” y luego Aristoteles que parece ser que lo tenía mucho más claro que Platón, ya que afirmaba que “toda arte y educación pretende completar lo que le falta a la naturaleza”. 

En cualquier caso todo esto nos vuelve a llevar a innumerables preguntas como por ejemplo como se puede formar a alguien para el gobierno si no lo ha ejercido prolongadamente y con buenos resultados, ya que el gobierno o la dirección son tareas primordialmente prácticas. Toda dirección o gobierno se basa en una actividad prudencial con pensamiento referencial, conocimiento inductivo, y desde luego  no lo pueden poseer aquellos que simplemente se han ocupado solo de estudiar el modo de gobernar o dirigir de una manera teórica, o incluso en la mayoría de los casos ni siquiera son estudiosos del tema. Solo llega gobierna y dirige, sin más. 

Nadie se plantea estar en manos de un medico muchos años, que nos sabe la profesión, que no es capaz de curar, no es capaz de aliviar el dolor como poco, sin embargo se acepta por parte de muchos, con silencio en muchos casos y en algunos protestas y algunos reproches, los malos gobiernos, o los directivos o gobernates incompetentes, se admiten como una catástrofe natural que hay que resignarse a soportar, y esperar que pase, sin poder hacer nada para remediarlo. Y luego siempre pasa lo que pasa, o bien no pasa nada y todo el mundo aguanta, o bien revienta y todo se convierte en cristales rotos, con realidades ya desvirtuadas por la propia rabia e impotencia acumulada durante mucho tiempo. 

Actualmente las tareas directivas tanto en la política como en el mundo de la empresa tienen un alto prestigio y remuneración social así que muchos intentan ocuparlas sin servir para ello o sin tener una formación previa. ¿Pero puede la formación cubrir todas las necesidades del futuro líder o dirigente?. No sé habría que meditar esto mucho y nos llevaría más de un post, ya que  mientras los conocimientos o las actitudes pueden, no en todos los casos pero si en muchos llegar a aprenderse, con más o menos tiempo, las cualidades innatas o los valores, podemos llamarlo como sea, difícilmente se aprenden y si se llegan a aprender, desde luego en muy complicado llevarlas a la práctica. 

Está claro que el impulso para actuar con incertidumbre, imaginación realista, iniciativa para abordar asuntos, despertar la confianza en los demás, el valor, la capacidad de riesgo propio para cubrir a los demás, etc. son rasgos no aprendibles aunque si desarrollables si se poseen unos mínimos. 

Pero al igual que veo cada día numerosas escuelas de directivos o numerosos métodos para mejorar la capacidad directiva de los ejecutivos, aunque no creo que todas sean veraces y eficaces, no encuentro por mucho que busco una oferta formativa entre la clase política dentro de sus propios partidos. Creo profundamente en la democracia y en la voluntad popular, pero también creo que la oferta que nos deberían hacer los partidos políticos sobre aquellos que van dirigir y administrar nuestra sociedad, es tremendamente pobre a la hora de ser eficaz en la gestión de nuestras vidas cotidianas. No basta con convocar primarias o hacer congresos y elegir a aquellos que van a ir en las listas, a base de pactos y componendas entre los diferentes grupos que forman el partido. Eso solo representa la inmediatez, el salir del paso y cubrir el expediente de demócrata, que en muchos casos ni siquiera se cubre y sigue funcionando  el dedo. 

La sociedad demanda mucho más, demanda, requiere a aquellos que van a desarrollar de una manera eficaz la labor de gobierno que sepan lo que hacen y como lo hacen, y para ello son necesarias garantáis, que a día de hoy no se dan, pues seguimos nadando en la superficie, y dejando todo el asunto en meras anécdotas, producto de patio o corrillos, que desde luego no nos garantizan que aquellos a los que votamos van a saber que tienen que hacer cuando lleguen al poder. 

Y no me vale eso de se aprende ejerciendo el oficio, pues hace mucho que en nuestra sociedad para cualquier puesto de trabajo, se requiere no solo una formación adecuada y específica, sino además una experiencia previa. Ya sé que lo de la experiencia el algo difícil, pero desde luego lo de la formación no requiere tanta dificultad. 

La formación de la clase política es una asignatura pendiente en nuestro sistema y por supuesto lo estamos pagando, y mientras las cosas no cambien y todo sean componendas de sumas de votos entre los unos y los otros, no habrá solución para los problemas. El ejercicio del poder y la administración no es cosa de una persona sola, requiere como todo en esta vida, de equipos, de mucha gente que sepa cómo y que tiene que hacer en cada momento, y las organizaciones políticas tienen el deber de formar a todos aquellos que quieran entrar en esos cometidos, y luego nosotros elegiremos sobre seguro, y desde luego todo será más fácil. Sobre todo en nuestro caso que trabajamos sin remedio de momento sobre listas cerradas en las elecciones. 

Ya sé que todo esto os puede sonar muy raro, incluso yo cuando lo he pensado esta noche, me ha chirriado por un momento, pero es que no estoy hablando de elites de conocimiento en el poder, no para nada, estoy hablando de equipar a aquellos que quieran participar en las tareas de gobierno de una formación necesaria para el  ejercicio del poder, que no es pecata minuta, sino una tarea ardua y difícil, donde hay que tomar decisiones rápidas y eficaces, y que afectan a toda la población. Vamos que por lo menos habrá que saber las cuatro reglas y la constitución.

 Es la una de la madrugada. Llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 15 grados. Creo que nos merecemos algo mejor que lo que tenemos, y yo lo demando. Hay otra visión de esta tonteria de primarias si o primarias no y es está, pero pocos se paran a pensar sobre ello, ni siquiera mis compañeros de los grandes medios de comunicación nacionales.

 

Gómez

La pista me la dio un compañero, y yo que en estos tiempos de calores en los que la intemperie es dañina como un cuchillo caliente, he utilizado mis horas asueto y siesta para ver por donde van los tiros, aunque creo que no hay tiros en esta batalla, porque tampoco es una batalla.

No se si os acordáis de esa frase: hablar de mí aunque sea mal, pues bien, creo que eso es lo que está sucediendo con el asunto Tomas Gómez. Lo cierto es que la figura de Gómez estaba últimamente un poco diluida, y en Madrid que duda cabe que hacerle sombra mediática a Esperanza es algo tremendamente difícil. Así que las mentes pensantes del PSOE, tal vez, y solo tal vez, pues todo esto no es más que una especulación veraniega, pero con algunos tintes de realidad, pusieron en marcha la máquina de la controversia. Tomas quiere ser candidato, Zapatero no quiere que sea candidato. La polémica estaba servida, y más en esta época estival donde poco acontece. Así que en los últimos 15 días todo el mundo ha vuelto a hablar de Tomás Gómez, e incluso acapara portadas. Hasta en Telemadrid, en la que sus imágenes están medidas con cuentagotas, aparece.

Por cierto que gane una apuesta con la suspensión de la reunión los días pasados entre Zapatero y Gómez, pero fue un triunfo fácil, ya sabía yo que no iba a haber ninguna reunión. Me lo maliciaba. No hubo reunión, pero si hubo portadas, y hasta en los informativos nacionales pararon para informar que se había suspendido dicho encuentro. Son muchos años en esto de la comunicación para que una no se de cuenta.

Gómez será el candidato, o por lo menos debería serlo, tiene las bazas suficientes para abrir una brecha en Madrid, aunque es muy difícil que gane. Es muy complicado lo de apartar a Esperanza del poder, pero si que puede hacer que el PSOE, en Madrid, crezca.

Si no es así, me habré equivocado en esta pequeña especulación veraniega, pero no os “penetre” la menor duda, que el PSOE, también. Mi equivocación sería en cualquier caso pequeña, pero la de los socialistas sería enorme, porque Gómez, es el que está mejor posicionado para la tarea electoral, y eso las cabezas pensantes de Ferraz y Moncloa deberían a estas alturas saberlo. No creo que hagan una “Sebastianada”

Son las diez de la mañana. No llueve en Aravaca, pero esta “Molto nebuloso” y la temperatura actual es de 28 grados. Verano caliente preludio de Otoño “caliente”