RAE: Pues no tiene gracia

“En diferentes grados, plantean dicotomías estereotipantes y asignaciones convencionales de roles de género. Lejos de poner en cuestión tales roles, colaboran con la continuidad de las desigualdades sociales. Asimismo, ejercen violencia mediática y simbólica.”

Así de contundentes son las conclusiones del  Informe sobre Publicidades sexistas 2013, a cargo del Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión Argentino.

Da igual que no estemos en Argentina, aquí y en otros países del mundo sucede lo mismo. El mensaje publicitario, en muchas ocasiones desarrolla estereotipos negativos sobre las mujeres, asociados a mensajes que fomentan la desigualdad entre los géneros.

Acabo de ver el  spot que conmemora los 300 años de la RAE y desde luego, tiene un contenido altamente sexista. Una mujer inculta, que no sabe hablar, reprende a su hijo por haber tirado un bote de mermelada al suelo y le advierte que cuando venga su padre (el jefe, el patriarca, el que manda y castiga) se va a enterar.

Supongamos que este u otro spot hubiera sido distinto. Supongamos, por ejemplo que en pantalla aparece un hombre, que escucha música suave, se pone crema hidratante mientras se mira al espejo, y un lienzo de seda roja vuela impulsado por el viento, mientras un tarro de perfume se derrama por una habitación llena de flores. O tal vez, otro escenario, un hombre entra en un ascensor y pone los ojos en blanco cuando entra una mujer, a la vez, se saca de su bolsa una galleta light mientras se coloca y ajusta el pantalón, tocándose el trasero. Otro. Un hombre entra en una habitación llena de cojines floreados y suaves almohadones, sobre una mullida moqueta rosada, y contorneándose se sube la brageta del pantalón y luego, mientras suena una música melodiosa, se ajusta el tiro del pantalón por la entrepierna, mientras susurra el nombre de un producto de lencería masculina… ¿A qué os llamaría la atención? ¿A que lo encontrarías realmente ridículo?

Lo que está claro es que en publicidad se tiende a marcar, incluso a exagerar la diferencia. Se asocia lo masculino con actividad, deporte, seducción, éxito, vehículos, etc, mientras que lo femenino se remarca con pasividad, debilidad, incultura y dependencia.

Siento profundamente que la RAE haya utilizado para conmemorar su 300 cumpleaños un spot de este tipo. No solo es machista, es además clasista  y está hecho por una asociación que  se supone que representa al sector de la publicidad, claro que como decía antes la publicidad es uno de los sectores donde más se siguen reproduciendo los estereotipos sexistas y discriminatorios hacia la mujer. Estaría bien que la RAE tomara una postura sobre este desafortunado spot, claro que para que vamos a engañarnos, no creo que haya muchas voces dentro de la propia RAE, que apoyen la retirada del anuncio, ya que es una institución que no se ha caracterizado en demasía  por promover la igualdad en su propio seno. En sus 300 años de historia apenas ocho mujeres han sido académicas de la lengua. De sus 43 miembros actuales, únicamente siete mujeres son académicas.

Y desde aquí invito a sus 43 miembros que animen a la retirada de este spot, donde ese supuesto sentido del humor del que hacen gala sus creadores raya claramente con la estupidez.

Son las dos y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. Por cierto, el spot no tiene ninguna gracia, aunque su creadores digan que es una cuestión de sentido del humor…

Anuncios

Anotaciones: Una vela a Dios y otra al diablo

Es altamente curioso que mientras Pedro J. Ramírez en EL MUNDO del pasado viernes  dedicara  una página a la reunión entre el Gobierno y la Asociación Española de Anunciantes, en la que estos proponían a Rajoy la vuelta de la publicidad a RTVE, ofreciéndole  300 millones de euros para el presupuesto anual de RTVE, e incluso  publicara un editorial titulado TVE debería costarle menos al contribuyente, haciendo alusión explicita a la emisión de publicidad dentro de la cadena pública, su “jefe” Fernández- Galiano, a la sazón presidente ejecutivo de Unidad Editorial, editora de El Mundo,  y también presidente de Uteca, la patronal de las televisiones privadas,  esté apoyando y defendiendo el mantenimiento de  la eliminación de la publicidad en Televisión Española.

Son las nueve de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 25 grados. Hay cosas que aun me cuesta entender, o lo que es peor, las entiendo demasiado bien, tanto que prefiero hacer como si no las entendiera

Por qué hicimos la huelga en RTVE

Esto es la trascripción de un correo electrónico.  Lo ha enviado un compañero de RTVE que pide guardar su identidad. Es decir: no es un reenvío de otras fuentes, es un mensaje directo de la fuente original. 

Llevo varios días pensando en escribir un post, que deje bien claro a los ciudadanos porque hemos hecho la huelga del 3 de Marzo en RTVE, ya no me hace falta pensar más, porque este compañero lo explica perfectamente. 

“La mayor parte de los que recibís este mensaje, sabéis que trabajo en RTVE. No son buenos tiempos para nadie y en nuestro caso, las cosas tampoco están muy bien. Me permito enviaros un escrito realizado por compañeros de la casa, para que sepáis, exactamente, lo que pasa con la televisión que pagamos entre todos. Gracias

Frente a la campaña interesada que se está haciendo desde el gobierno de cara a la opinión pública sobre las bondades de la retirada de la publicidad de TVE y a la creencia popular -también interesada desde el gobierno- de que los trabajadores estamos muy bien pagados y trabajamos más bien poco, algunos compañeros hemos decidido exponer a la luz pública la realidad de lo que está pasando aquí dentro y el futuro incierto que ahora mismo tenemos todos los trabajadores y trabajadoras de la Corporación RTVE.
Idealmente recurriríamos a los medios de comunicación para denunciar la situación del personal de CRTVE, pero experiencias anteriores demuestran que las distintas empresas de medios de este país han establecido pactos de silencio a la hora de informar sobre malestar de trabajadores, movilizaciones o huelgas en medios de comunicación por aquello de qué pasará cuando me toque a mí. Por si esto fuese poco, nunca antes desde la llegada de la democracia se había dado en este país tal concentración de medios de comunicación progubernamentales (SER, La Sexta, Cuatro, El País, etc.).

Somos conscientes de las dificultades económicas que están atravesando muchos ciudadanos y de los índices de paro. También nos consta que el hecho de quejarnos en la coyuntura actual podría resultar para algunos, cuando menos, poco ético: al menos tenemos trabajo. No obstante, precisamente porque queremos conservar nuestros trabajos y porque nos negamos a que se engañe a la ciudadanía respecto de lo que pasa en una empresa que financian parcialmente con sus impuestos, nos gustaría hacer
llegar este escrito a cuanta más gente mejor.

Vaya por delante la aclaración de que el personal de CRTVE no tiene categoría de funcionarios públicos. Se trata de personal laboral de una empresa pública. No tenemos ninguna plaza en propiedad y podemos perder nuestros puestos por ejemplo mediante un Expediente de Regulación de Empleo con las indemnizaciones que fija la ley o que en su caso se pactasen. Nada de esto sucede en el caso de los funcionarios.

Una vez aclarado este punto, pasamos a enumerar los problemas que se están viviendo en la empresa.

Desde hace algún tiempo, la mayor parte de los programas de RTVE están en manos de productoras aunque se le venden al público como programas de producción propia de RTVE cuando en realidad no hay trabajadores de la casa implicados en ellos pese a contar con personal y medios suficientes. Esto, que venía siendo lo normal en series y programas de ficción (“La señora”, “Águila roja”, “Cuéntame”,…), se ha hecho extensivo ahora a la mayor parte de las retransmisiones  deportivas y a las de la Lotería Nacional, adjudicadas a la empresa Mediapro, una de las principales accionistas de La Sexta a través del grupo Imagina. Mientras tanto en el parking de unidades móviles de Prado del Rey hay paradas 25 unidades móviles de televisión y su correspondiente personal sin hacer nada pero pagadas con dinero público.

El argumento esgrimido desde la dirección de la empresa es que el personal propio resulta más caro que la subcontratación a una productora para hacer el mismo trabajo. Para justificarlo ante el Consejo de Administración de CRTVE y el Parlamento se ha ideado una contabilidad perversa que funciona de la siguiente manera: se deja a los trabajadores parados asignándoles únicamente unas pocas horas de programas a la semana y entonces se dividen sus sueldos mensuales por el número de horas de programa que han hecho durante el mes –NO POR EL NÚMERO DE HORAS DE JORNADA LABORAL COMPLETA-. El resultado son unas cantidades desorbitadas por hora de trabajo. Como ejemplo particular el de la categoría de Técnico Superior de Imagen (cámaras, controles de cámara, gruistas, fotógrafos). Su sueldo base es de 1.224 euros mensuales. Según la empresa cada uno de estos profesionales le cuesta 76 euros por hora. De acuerdo a este cálculo para nuestra jornada de 35 horas semanales deberíamos estar ganando ¡10.640 euros al mes! A renglón seguido se alega que como somos tan caros hay que darle el trabajo a una productora porque sale más barato. Es decir, nos dejan sin trabajo para poder justificar a posteriori la externalización.

La mayor parte de la subcontratación de servicios y programas se está dando a Mediapro o a empresas de su mismo grupo. No es ningún secreto que la empresa Mediapro, además de formar parte del grupo Imagina, accionista de La Sexta, está vinculada al PSOE habiéndose encargado de la campaña de este partido en las últimas elecciones generales. También se están externalizando programas y servicios que van a parar a la productora que dirige el marido de la ministra Carme Chacón.

Se invirtió dinero público en la compra de varias furgonetas equipadas con equipos de transmisión en directo vía satélite, denominadas Unidades Terrenas para hacer reportajes en directo en programas como “España Directo” y para informativos. Se firmó un acuerdo con los representantes de los trabajadores para aceptar unas condiciones especiales para operar estas unidades terrenas –por cierto poco justas para los trabajadores ya que se saltaban el convenio- y se dieron los cursos correspondientes para su manejo. Pues bien, estas unidades llevan más de un año paradas en los parkings de los centros de TVE y mientras se siguen subcontratando estos servicios a Overón, empresa participada por Mediapro.

La grabación del último discurso de Navidad del rey se realizó con una unidad móvil de Alta Definición subcontratada a otra empresa mientras que la de TVE se quedaba en el garaje con la excusa de que era demasiado grande para instalarla en el Palacio de la Zarzuela cuando lo cierto es que si algo sobra allí es espacio.

Se reconvierte a trabajadores de edición de vídeo con años de experiencia a otras áreas, se dejan las cabinas de edición de vídeo sin utilizar y luego se subcontrata la edición de los programas adivinad a qué empresa…. Efectivamente, a Mediapro. La excusa esta vez es que no tenemos editores de vídeo. Naturalmente, previamente se los han quitado de encima. Por otro lado, en RNE se ha externalizado mediante la contratación carísima de “colaboradores” ajenos a la empresa en la mayor parte de la programación, y en los principales programas, incluso en la dirección y subdirección de los servicios informativos.

Con la llegada hace tres años del ex presidente de la Corporación RTVE Luis Fernández, se introdujo también un equipo de nuevos directivos que se trajeron de otras televisiones y productoras –hasta un total de 97- y se apartó a los profesionales que llevaban toda la vida en la empresa de los mismos puestos de dirección. Incluso se crearon puestos de dirección que no existían previamente. Todo este equipo se contrató a golpe de talonario con sueldos astronómicos.

El recientemente cesado Javier Pons, ex director de TVE, se ha marchado con una indemnización de 200.000 euros, su salario anual mientras estuvo en el cargo. Pons venía del entorno de La Sexta.

– Mientras tanto, la mayoría de los estudios de TVE se mantienen vacíos o  con un programa al día en el mejor de los casos y a los trabajadores se les recortan los pluses y las dietas en los viajes cuando se les requiere para hacer retransmisiones o programas fuera de sus centros de trabajo, enviándoles, por ejemplo, a Sevilla para retransmitir una carrera de caballos, haciéndoles ir y volver el mismo día y dándoles un bocadillo para comer.

Esta es la realidad de RTVE. Al espectador solo le llega el hecho de que ahora tiene una televisión pública sin publicidad pero no se le dice por donde se está yendo el dinero ni que –a pesar de lo que difunden algunos medios- el presupuesto de CRTVE es de los más bajos de una radiotelevisión pública europea: mil setenta y cinco millones de euros frente a los más de cuatro mil millones de la BBC o a los tres mil de la televisión pública francesa, por citar a dos. Pero además la decisión tomada el año pasado por el gobierno de Zapatero y tramitada por la vía de urgencia mediante decreto ley -¿qué prisa habría?-, no se limitaba a quitar una de las fuentes de financiación de RTVE mediante la supresión de la publicidad, sino que se limitaba la programación en favor de las cadenas privadas. La propuesta es que el Estado financie la mitad del presupuesto y la otra mitad provenga de una tasa que se cobrará a las televisiones privadas y a las empresas de telecomunicaciones sobre sus ingresos. El resultado ha sido que no solo algunas de estas empresas se han negado a pagar esta tasa y la han recurrido en los tribunales, sino que además la Unión Europea la considera ilegal.

A fecha de hoy sigue sin estar claro de donde saldrá el dinero para cubrir la mitad que no financia el Estado de un presupuesto ya de por sí escaso. Sin embargo sigue habiendo productoras vinculadas a televisiones privadas aumentando su facturación a costa de la televisión pública mientras ésta mantiene a su personal sin trabajo y sus instalaciones y equipamiento parados.

Os pido que difundáis este mensaje en vuestro entorno, ya que es la única manera de que la verdadera situación de la radiotelevisión pública, llegue a la gente ajena a los medios y de que, entre todos, contribuyamos a salvar puestos de trabajo y a detener un sangrado del dinero de todos, logrando una RTVE que realmente nos merezcamos y de la que podamos sentirnos orgullosos.”

Son las nueve de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 2 grados.  Durante la jornada de huelga la empresa vulnero en multitud de ocasiones el derecho a la huelga y hoy despues de una semana de la jornada de huelga lo único que ha hecho la dirección de RTVE es poner de vuelta y media a los representantes a los trabajadores y mirar para otro lado. Sigue sin sentarse a negociar NADA. Esto es lo que hay.

Las cosas como son

rosa

 

Por fin alguien cuenta en el Parlamento las cosas como son y no como les conviene al que las cuenta. La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha presentado  hoy una enmienda a la totalidad sobre el anteproyecto de ley de supresión de la publicidad en el ente radiotelevisivo público que está desarrollando el gobierno.

En opinión de Rosa Díez el proyecto de eliminación de la publicidad en la televisión pública beneficia exclusivamente a las necesidades publicitarias de determinadas cadenas privadas de televisión, concretamente a La Sexta y Cuatro, que además se consideran afines al actual equipo de gobierno.

La enmienda de UPyD viene a respaldar el manifiesto en contra de la supresión de la publicidad en RTVE realizado por dieciséis asociaciones del sector publicitario, entre ellas la Asociación Española de Anunciantes. Rosa Diéz  también ha criticado  el procedimiento de urgencia que está siguiendo el gobierno para aprobar la ley, que asegura que viola directivas europeas y genera inseguridad jurídica, además de gravar a los ciudadanos.

Para Rosa Díez, el modelo que inspira la reforma de RTVE no es la aclamada radiotelevisión pública británica, la BBC, sino la reciente reforma emprendida en el ente público francés por Nicolas Sarkozy, que se considera que se realizó para favorecer a los círculos personales del presidente francés. Díez ha mencionado además, la oposición de la comisaria europea de telecomunicaciones, Viviane Reding, al modelo francés y señaló el boicot que están emprendiendo las operadoras francesas de telecomunicaciones al pago de las tasas.

Rosa Díez fue dura con el proyecto del gobierno, que en su opinión persigue “cargarse un modelo público de principio a fin, porque modificar la financiación de RTVE es cargarse la propia radio y televisión públicas”.

Pues no podía haberlo dicho más claro.

Es la una y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 32 grados. Ya podían tomar nota en el PP y el PSOE de lo claro que habla está señora, claro que a ellos me temo que no les conviene tanta nitidez en el discurso

La Corte de los Milagros

 

rtve

Estamos ante un socialismo tremendamente raro, pero raro, raro, raro (lo podéis leer con entonación). Primero fue ponerse a los pies de los banqueros, y ahora Zapatero, con ese reclinatorio portátil, que siempre lleva consigo, para ver ante que señor del capital se arrodilla con tal de permanecer, se pone al servicio del sector privado de los medios de comunicación audiovisual, porque parece ser que le están dando demasiada “caña” y hay que contentar a los “amigos”, aun a precio de ir contra la propia ideología de su partido (¿Tendrán aun ideología?)

Todo lo que hablamos, negociamos, pactamos y organizamos para la radiotelevisión publica se lo han saltado de un plumazo. El modelo pactado era mixto, para que la financiación fuera posible, real… ahora… si te he visto no me acuerdo… y además ¿De donde van a salir los 500 millones que van a faltar?… No se, tal vez, haya que esperar un milagro de esos que multiplican los panes y los peces.

Leeros este enlace (Hoja CCOO nº 790), que clarifica muchas cosas, aunque de poco sirve saber, si no cuentan con nosotros, eso si Luis Fernández calla, él que debería ser el primero en sacar pecho por su gente, por su proyecto, pero ya veis lo que dijo hace unas semanas en el parlamento: que los trabajadores de RTVE ganábamos mucho y trabajamos poco. Claro que ahora entiendo estas declaraciones. Todo estaba orquestado, todo estaba previsto. Hay que deteriorar bien la imagen de los que estamos allí dentro, porque eso también ayuda en sus planes, aunque para hacerlo sea necesario mentir.(Ver hoja de CCOO nº 788)

Que esta medida la hubiera puesto en marcha el PP no me habría extrañado mucho. Forma parte de su programa, y he escuchado a muchos de sus componentes expresar su desagrado por la cosa publica… ¿pero el PSOE?.

Escribía hace unos días que no se que más me queda por ver… pues bien, ahora no repito el párrafo, porque me temo que aun me queda mucho. Estamos ante una situación sin control de ningún tipo, y a río revuelto… ganancia de pescadores…

Son las ocho de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. Me dijo mi padre hace unos días que aunque parezca raro, en las crisis siempre hay algunos que se hacen más ricos todavía. Ahora me lo creo. Esto cada vez se parece más a La Corte de los Milagros