#EuroTonto #Puigdemont #21Oct

Hoy he acuñado un hashtag nuevo en Twitter,  #Eurotonto: Dícese de aquel que pide asilo político en la sede de la Unión Europea, y a continuación dice que Europa es una mierda. Eso es lo que hizo ayer Puigdemont.

Se me hace bola hablar del tipo, pero es una realidad insoslayable. Ahí está. El diletante que fotografía rosas, calles, puentes, arco iris,  y sobre todo al él mismo por los barrios de Bruselas. El diletante, que tira contra el rey con pólvora del rey, jugando a Harry Potter entre truco y truco, o a el catalán errante… por supuesto solo por unos días… porque este vuelve, vaya que vuelve antes de las elecciones del #21O.  Al tiempo, y a tiempo de liarla parda, que es su especialidad últimamente.

Aunque hay reconocerle algún mérito, porque desde luego en enredar sí que es un artista. Su estrategia, su  plan,  solamente es eficaz en este mundo de tolerancia infinita e inmaduro en el que vivimos. Las piruetas del pequeño supremacista serían impensables en otros tiempos. Esa declaración de independencia intermitente – ahora sí , ahora parece que sí, ahora no, ahora parece que no – , ese discurso en el que entre párrafo y párrafo dice una cosa y la contraria, esa posición de mártir-presidente de Cataluña en ese exilio de mentirijilla, esos políticos presos por intentar, ni más ni menos que dar un golpe de estado, que él convierte con su magia populista en presos políticos sufrientes y dolientes…, esa tontería, en definitiva, que lleva encima el personaje, solo puede darse en un mundo absurdo que ha perdido las ganas de ser serio, que ha perdido los principios, y él lo sabe. Vaya si lo sabe. El es uno de los que ha contribuido a crear esa sociedad catalana que no ve al rey desnudo, que cree que el mana caerá del cielo, y que por creer, si lo dicen los líderes independentistas, son capaces de creer en los reyes magos. Una sociedad que ha decrecido, que ha pasado de la edad adulta a la adolescencia, a la falta de criterio, a la fantasía frente a lo real, al mundo de los unicornios, y ellos, los independentistas con Puigdemont a la cabeza lo tienen muy claro, porque este es su “muñeco”, su “Frankensteincreado para este fin.

Tal vez deberíamos pensar no tanto en Puigdemont y sus secuaces, sino, cómo hemos llegado hasta aquí y cuáles son las causas. Porque no les quepa duda que habrá gente que les vote de nuevo, algo que nos parece absurdo a los que estamos fuera de los “encantamientos” de estos personajes, y que nos damos cuenta que todo forma parte de una situación irracional que no lleva a ningún lugar posible, salvo a ellos mismos y a sus amigos. Eso sí, ellos van a “salvarse”.

Hay que romper esa siniestra magia del adoctrinamiento en el que vive la sociedad catalana y eso no se hace solo con el artículo 155. Hay que ponerles la lupa encima, la máquina de rayos x, y mostrarle a los catalanes que esta gente son “unos piernas” que solo quieren perpetuarse en el poder a costa de la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas. Han creado  un río revuelto a su medida,  donde ellos son los pescadores, y los peces que van a ser pescados, son los catalanes y catalanas, que ya están pagando caro estos juegos de manos – juegos de villanos – de esta “pandi” de desaprensivos que duermen caliente, comen caliente, visten caliente, y se divierten también “caliente” (sobre estas diversiones en “caliente” escribiré otro post cuando toque)  del esfuerzo y trabajo de  todos nosotros, pero siempre contra nosotros. Es curioso ¿verdad? … Parece mentira ¿A que si? Pues está pasando delante de nuestras narices, en nuestro país, en nuestra casa y en pleno siglo XXI…

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados #EuroTonto #Puigdemont

Anuncios

#VagaGeneral8N pero deberían haberle llamado #ViolenciaGeneral8N

Que no respetan nada, ya lo sabemos, pero convocar una huelga general para generar violencia en las calles es lo más bajo que se puede caer. Utilizar una herramienta como la huelga que sirve para defender los derechos de los trabajadores como coartada para que una panda de políticos golpistas y bajo sospecha de corrupción no les caiga la del pulpo, es algo verdaderamente vil e incluso obsceno.

Agitadores de moqueta y coche oficial pretenden que trabajadores mileuristas paguen con un día de trabajo sus privilegios, y si no te sumas, te envían un piquete amenazante, es decir un grupo de pandilleros, porque a las cosas hay que llamarlas por su nombre, que te revientan el local, te fotografían, te dicen eso de “se donde vives y a qué escuela van tus hijos”, esto en el mejor de los casos, cuando no te revientan los cristales del comercio o de la oficina, queman autobuses o cortan las calles o las estaciones de tren. Vamos violencia pura y dura en estado puro.

Mal servicio están haciendo así a la causa independentista, y es que esta causa también es de papel, es de mentira, ha sido y es su excusa para seguir en sus lugares de privilegio y cerca de “la caja”.

Tu haz la revolución que eres solo un tipo de clase media, que paga impuestos, y acude a su trabajo, tu arriésgalo todo, que yo mientras te dirijo, te digo lo que tienes o no tienes que hacer, te incrusto odio en el corazón, te divido a la familia y a los amigos, y yo  mientras me quedo allí lejos, fuera del peligro, dando ruedas de prensa llenas de mentiras, me paseo por las calles de Bruselas, como y ceno en los mejores restaurantes, pero eso si te cuento que soy el gobierno en el exilio, y que te voy a llevar al paraíso de la independencia. Así funcionan Puigdemont y sus colegas.

¿Saben? Esto no es la primera vez que pasa. Es una vieja historia, en la que cuatro elitistas hartos de robar se les desmonta el chiringuito y entonces huyen, y te dejan a ti con su mantra, en primera línea de batalla mientras ellos dirigen desde sus confortabilísimos cuarteles de invierno batallas preparadas para que tu pierdas, y ellos ganen siempre pase lo que pase.

La huelga general convocada hoy en Cataluña no es ninguna reivindicación de los derechos de los trabajadores, es una invitación una vez más a la violencia, es un roto más a la democracia, y me pregunto ¿donde están las grandes centrales sindicales de este país que a estas horas no le han sacado los colores, que no ha salido a dejar en evidencia a estos “señoritos” agitadores que son capaces de utilizar hasta los derechos más sagrados de las personas para su propio beneficio? Cuanto silencio ¿verdad?

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 15 grados. Le han llamado #VagaGeneral8N pero deberían haberle llamado #ViolenciaGeneral8N

 

Alcaldes dando la vara #Bruselas #Puigdemont  

La capacidad que tienen los independentistas para saltarse a la torera todo lo que se les pase por la cabeza es insospechada. Hoy tocaba dar la vara, y los alcaldes secesionistas han pasado de sus obligaciones, para pillarse un avión privado pagado por, probablemente, nosotros los contribuyentes – que no lo digo yo, que lo dicen unos cuantos que han cogido ese vuelo, en sus cuentas de twitter – y han tirado para Bélgica a ver al jefe.

Allí en un salón del BOZAR Centre for Fine Arts han hecho una ofrenda y oratorio al maestro de ceremonias, un Puigdemont ocioso y diletante – está en el paro y en busqueda activa de empleo- que ha pasado de poner de vuelta y media a Juncker a pedir ayuda a la Unión Europea para “la causa” – la coherencia nunca ha sido su fuerte-  terminando por – agarrense que vienen curvas – acusar a Rajoy de dar un golpe de estado.

Previamente a toda esta fiestuqui independentista “varada” – lo digo por lo de las varas de mando que no las sueltan ni en pijama- Ramón Tremosa, Jordi Solé y Josep-Maria Terricabras habían convocado a los parlamentarios y grupos del Parlamento Europeo, via email, usando la base de datos de los correos de ese organismo, porque deben pensar los ínclitos que esos datos los pueden usar cuando y como les de la gana, como hacen con todo. Vamos que han usado los datos para un fin distinto al suyo, con lo cual han cometido un nuevo delito. De incumplimiento en incumplimiento hasta el infinito y más allá.

También queda por determinar quién y con que se ha pagado el alquiler de la sala que fue reservada por el grupo de los Verdes del Parlamento Europeo, al que pertenece ERC. Les recuerdo que las asignaciones a los parlamentarios y grupos no pueden ser usadas para otros fines que no sean los que se detallan en la ley. Yo le he puesto unas letritas en twitter a @BOZARbrussels para que me cuenten quien corre con los gastos, no fuera a ser que me vengan a mi en la próxima declaración de la renta.

En fin, sigue la performance independentista, por llamarlo finamente. Me cuentan cuando estoy terminando de escribir este post que Romeva juega al ajedrez en la cárcel. Lo siento, pero no me lo creo ¿al ajedrez? Anda Ya¡¡¡

Son las ocho y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 5 grados. Alcaldes dando la vara #Bruselas #Puigdemont

Puigdemont : “De donde saca, para tanto como destaca”

Que tus avalistas en Bélgica sean un abogado de etarras que cobra 1000 euros la hora y un político neonazi no parece que sean las mejores cartas de presentación para sacar adelante una reputación dañada por una fuga, un delito de sedición, un delito de malversación y uno de rebelión. Bien pues esa es la situación de Puigdemont, que a estas horas disfruta de libertad vigilada mientras se encuentra a la espera de que se reúna la Cámara del Consejo, el tribunal de primera instancia, donde tendrá que comparecer en un plazo de 15 días. La verdad es que no creo que la reputación le importe demasiado, a pesar de que hay unas elecciones por medio. Lo que verdaderamente le interesa a Puigi and Co es salvar sus traseros, y a la vez hacer el mayor daño posible. 

Esta tarea le llevará probablemente a Puigdemont y los cuatro ex consellers a pasar una larga estancia en Bruselas, salvo que se le requiera en España por delito nuevo, que eso también es posible, pero del que hoy no toca escribir. Una larga estancia de 5 personas con abogados de 1000 euros la hora, y que desde luego no se puede permitir cualquiera, ni siquiera  hombres y mujeres con sueldos de ex presidente o ex conseller de la Generalitat.  

Lo primero que tiene que explicar Puigdemont a sus electores, pasados y futuros – ya que ha manifestado su intención de concurrir a los comicios del 21 de Diciembre – es de donde está sacando el dinero para toda esa fiesta que se está dando en Bruselas. Desde luego, mientras no se explique, está bajo sospecha no solo de los delitos que se le imputan, sino de la utilización de fondos de dudosa procedencia para pagar su aventura por las tierras belgas.  

No entiendo como a estas horas ningún líder político del PP, Ciudadanos o el PSOE han puesto este tema encima de la mesa. No entiendo tanto hablar de problemas políticos con soluciones políticas como ha hecho Pedro Sánchez ayer, cuando, Sánchez sabe, que se creó un conflicto político a medida con la independencia como percha principal, para tapar un delito de pasta, de corrupción, y si no lo sabe, cosa que dudo, que empiece a aprenderlo. Amen de que él ha apoyado la solución política, que es la aplicación del articulo 155 de la Constitución. 

No hay nada más vil que utilizar los sentimientos de las personas para fines propios, fines llenos de codicia y vanidades.  Se llama manipular, y eso es lo que ha hecho Puigdemont, su gobierno y sus socios durante este tiempo, generar una cortina de humo con una independencia que ellos mismos sabían desde el primer momento que no se iba a poder materializar, para tapar un saqueo en el que se han ido enriqueciendo. Y cuando el tema ha terminado por explotarles en la cara han huido, han hecho eso de “coge el dinero y corre”. Han montado una nueva performance  – en este tema son verdaderos especialistas – con unos aquí y otros allá, haciendo parecer a los de aquí mártires y a los de allá rescatadores.  

Hoy espero ansiosa un día más que alguien pida explicaciones a Puigdemont and Co “de donde saca para tanto como destaca”, porque esa es la historia, y menos lobos con la represión y la falta de garantías, que detrás de todo esto hay un tufo de codicia que “tira para tras”  

Son las once de la mañana. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 10 grados. Puigdemont : “de donde saca para tanto como destaca”  

Del supremacismo a la estupefacción.  

Pero bueno ¿cómo ha podido suceder esto? A nosotros, ni más ni menos que a nosotros.  Esa pregunta exclamativa y sorpresiva es la que se están haciendo los ex consellers, que han dormido esta noche ya en prisión, unos en Estremera y otros en  Alcalá Meco.   Una opción que nadie barajaba, porque ellos son mucho, lo más, y nadie iba a atreverse.

Estos botarates de tres al cuarto de look pijo, maneras pijas, sueldo pijo, todo costeado por el estado están aun con la boca como para redondear galletas pensando como una jueza de Madrid, si de Madrid, una afrenta más, ha sido capaz de ordenar prisión incondicional ni más ni menos que a ellos.

Los chicos y las chicas de los cuatro idiomas, de los colegios de pago, de los trajes de Loro Piana y zapatos italianos, que anidaban en la Generalitat, andan hoy pensando como ellos que son mucho más listos, más guapos, más altos, mas todo que el resto de los españoles han dormido entre rejas si lo tenían todo perfectamente planeado.

Pero no hay ningún plan que valga frente al estado de derecho, y las conveniencias políticas no le han quitado la venda a la justicia para que empuje la balanza hacia, tal vez, el lado menos conflictivo. No saben como me alegro y la tranquilidad que me infunde la decisión de la Jueza Lamela.

Junqueras y sus ex consellers están acusados de delitos de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos, con penas que suman más de 60 años. Además, hay cinco acusados, entre ellos Puigdemont que ayer no se presentaron a la citación del juzgado, y que alardean a través de las redes sociales, la televisión y hasta convocan ruedas de prensa para aclarar que pasan siete pueblos de la justicia española. Todos los acusados se negaron a declarar, salvo Santi Vila – de hecho, el único que tiene fijada fianza y ha salido hoy a la calle -, y todos tienen capacidad economica para salir del país y situarse fuera del alcance de la justicia española.  Se lo han puesto fácil a la jueza Lamela. ¿Que esperaban que hiciera dejarlos en la calle? Eso hubiera sido de una gravedad manifiesta, porque con los hechos que se les imputan y su actitud poco o nada colaboradora con la justicia, hubiera quedado raro que la jueza les hubiera dado una palmadita en la espalda y un “que no me entere yo que volvéis a dar un golpe de estado” y los hubiera mandado para casa en espera de juicio. Por cierto la Jueza Lamela es una mujer con 30 años de experiencia, y que desde luego no es nada sospechosa de estar cercana al gobierno, ya que durante un par de años ocupo cargo de asesora en el gobierno de Rodríguez Zapatero.

A la par que esto sucedía Ada Colau, esa mujer que esta y no está, que va y viene, que sube y baja, que calla y habla a la vez. Ya saben que su perfil camaleónico lo ha llevado tan al límite que creo que en cualquier momento se va a desdoblar en dos “Adas” o incluso en tres; pues bien la MultiAda, dejo caer en su “discurso institucional” – ¿Institucional de qué? – que la jueza había prevaricado, así como quien dice que va a llover, y no solo eso, sino que como el ladrón piensa que todos son de su condición, se atrevió a  invitar a los poderes públicos a saltarse el estado de derecho y deshacer lo que la jueza dicto y ordeno ayer.

Ella y también Pablo Iglesias vuelven otra vez con la matraca de los presos políticos. En el caso de Ada no sorprende pues su instrucción deja mucho que desear, y creo que no distingue entre un político preso y un preso político, pero Pablo, el gran Pablo, el politólogo, el profesor de universidad ¿como no es capaz de discernir algo tan básico como eso?. ¿O es que también son presos políticos Granados, Barcenas, Gonzalez o  Urralburu?  Esto, de utilizar el termino “presos políticos”, a conveniencia, constituye  también un gran  insulto a los que de verdad han sido y son presos políticos, hombres y mujeres apresados por sus ideas, y no por llevarse la pasta, por rebelarse contra el estado, por conspirar contra las instituciones, por intentar hurtar la representación a los diputados legitimamente elegidos, en fin por intentar dar un golpe de estado, por que a las cosas hay que llamarlas por su nombres. Pobre Ada, y pobre Pablo, las urnas les van a dar un buen susto.

De Puigdemont tal vez escriba mañana o pasado. Anda por Bruselas dando bolos en las televisiones.  De momento me cuentan que la justicia belga, está viendo como encargar unos lavamanos y unas toallas porque no están muy dispuestos a ser utilizados por el pequeño supremacista de flequillo díscolo, que anda por Bruselas gastando a manos llenas un dinero que antes o después tendrá que justificar … porque ¿Quién paga toda esta fiesta? Pronto muy pronto lo sabremos.

Son las doce del medio día. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 15 grados. Del supremacismo a la estupefacción.

Puigdemont no busca asilo político… de momento

Ya podéis armaros de paciencia porque Puigdemont, de momento no necesita pedir asilo. Toda esta historia del viaje a Bruselas obedece a una estrategia de su abogado para dilatar al máximo el proceso, y desde luego para impedir su detención. Esta estrategia se haría extensible al resto de los ex consejeros que están en Bruselas.

El abogado de Puigemont busca forzar a la audiencia nacional a cursar una orden europea de detención contra el ex presidente.  Uno de los delitos que se le imputan a Puigdemont es el delito de rebelión. Este delito no se encuentra en la lista europea de delitos de doble incriminación. La doble incriminación, son delitos que existen en los dos países afectados, en este caso en España y Bélgica, de forma similar, y por lo tanto una vez cursada la orden no habría que analizarlo por parte de la justicia belga.

Pero no estamos ahora en ese supuesto, y por lo tanto la justicia belga tendrá entonces que tomarse su tiempo, para hacer un análisis a fondo de la querella, antes de entregar a Puigdemont a las autoridades españolas.

Asi se evitaría la entrada en prisión de los ex consejeros y Puigdemont, sin necesidad de pedir asilo, y se dilataría bastante el proceso, mientras su abogado interpone los recursos.  Ya ha avisado  esta tarde que no está de acuerddo con la acusación por rebelion de su cliente, y tambien cree que el tribal competente para investigar a Puigdemont y los consellers cesados tendría que ser el TSJC porque eran aforados.

Los Consejeros que supuestamente se encuentran en Bruselas junto con Puigdemont son : Meritxell Borràs, del PDeCAT ; Antoni Comín, de ERC ; Joaquim Forn, del PDeCAT; Dolors Bassa, de ERC  y Meritxell Serret, de ERC.

Son las ocho de la tarde. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 17 grados. Puigdemont no busca asilo político… de momento.

Nota:

PRINCIPIO DE DOBLE INCRIMINACIÓN

“…para conceder la extradición, es requisito esencial que el delito atribuido sea ilícito tanto en la legislación del Estado requirente como del requerido, según el principio de doble incriminación contemplado en el artículo 3 de la Ley de Extradición. Este requisito se cumple cuando la extradición es solicitada por un hecho o hechos que considerados abstractamente son punibles por ambos ordenamientos, aún cuando cada uno de ellos lo prevea bajo un diferente tipo delictivo…” Sentencia 456-90

“…El Estado requirente cumplió con los requisitos que señala la Ley de Extradición, y la autoridad recurrida puso a disposición del defensor del extraditable la documentación sobre la causa. Por otro lado, para conceder la extradición es requisito esencial que el delito atribuido sea ilícito tanto en la legislación del Estado requirente como del requerido, según el principio de doble incriminación. Este principio se cumple cuando la extradición es solicitada por un hecho o hechos que considerados abstractamente son punibles por ambos ordenamientos. En el presente caso, aunque la calificación de los hechos narrados tienen calificación distinta en los Estados Unidos, son también constitutivos de delito en Costa Rica…” Sentencia 3451-92

“…Que para conceder la extradición es requisito esencial que el delito atribuido sea ilícito tanto en la legislación del Estado requirente como del requerido, según el principio de doble incriminación contemplado en el artículo 3 de la Ley de Extradición. Este requisito se cumple cuando la extradición es solicitada por un hecho o hechos que considerados abstractamente son punibles por ambos ordenamientos, aún cuando cada uno de ellos lo prevea bajo un diferente tipo delictivo…” Sentencia 926-94