El Orient Express de Cristina Cifuentes

¿Han leído ustedes “Asesinato en el Orient Express” de Agatha Christie? … Pues si no lo han hecho, les recomiendo que lo hagan, porque ilustra perfectamente lo que le ha pasado a Cristina Cifuentes.

Ayer fue cuando Cifuentes anunció su renuncia, que no dimisión. Hasta ahí, ya ven, se le nota la soberbia y volvió a hacer eso que le sale tan bien: mentir. De las mentiras que conocemos: “Tengo un máster”, “Las cremas aparecieron en mi bolso por error” o  “Dimito para defenderos de la izquierda radical”, hasta las que aún no conocemos. Cristina Cifuentes no es precisamente una cleptómana, pero si es una mentirosa compulsiva que lo hace con tal desparpajo y soltura que verdaderamente Pinocho se ha convertido en un aficionado en comparación con ella.

De los másteres a las cremas. Vaya sarta de invenciones emitidas en directo. En un mundo globalizado y digitalizado la imagen vale más que mil palabras, y algunos se apalancan videos durante siete años y los usan por goteo, según convenga en cada momento, hasta que al final cuando el video toma toda la dimensión de su utilidad  lo hacen público. Entonces termina de servir, saca a la rubia de la coleta de la presidencia de Madrid, y vemos sus mentiras en directo y sin pudor, dándonos a los ciudadanos vergüenza ajena.

Tal vez el problema de Cifuentes es su colección de heridos sin rematar, que renqueando por los pasillos del poder, se han puesto de una manera, tal vez casual, de acuerdo para acabar con ella. Los muertos vivientes del Partido Popular de Madrid que siempre fue un problema para el Partido Popular. Ahí estaban también esta vez. Ya desde los tiempos de Alianza Popular, Madrid daba quebraderos de cabeza, y desde entonces se fue gestando el macramé de pequeñas y grandes corruptelas, con ese hilo pegajoso del que está hecha la podredumbre melosa de la corrupción y que termina atrapando a todos y a todas, y que por supuesto también atrapo a la dama de blanco.

Ella ahora gime y parlotea, enloquecida, hablando de linchamiento, acoso, derribo personal y extorsión, pero olvida o quiere olvidar, que ella ha sido una maestra de esas artes, con la amenaza siempre en la boca, dejando a periodistas sin trabajo, cerrando puertas a todo aquel que osara a mencionarle algún tema que no fuera de su agrado, despidiendo a esposas de antiguos colaboradores de otros presidentes de la comunidad, volviendo la espalda a aquellos que a pesar de conocer sus carencias la encumbraron, saltando de un bando a otro según le conviniera en cada momento, haciendo leña de los arboles caídos, muchos, compañeros suyos de todo, y cuando digo de todo, quiero decir de todo,  y sobre todo haciendo gala de que el poder lo tenía ella ahora, y con ese poder iba  a hacer lo que le diera la gana.

Recuerdo ahora como en septiembre de 2016 Cifuentes pedía públicamente a Rita Barberá que abandonase su escaño por haber sido investigada por corrupción, sin que ni siquiera hubiera condena. Increíble pero cierto, así se escribe la historia   La boca llena de la palabra honestidad, como si ella fuera la medida de las cosas, pero su baremo, su regla de medir estaba torcida, porque ella estaba allí, al lado de González – – del que más cerca estuvo en todos los sentidos-, de Esperanza, de Granados, de Blesa, de Arturo Fernández etc, etc, como colaboradora necesaria con sus silencios y alguna otra cosa más, mientras el “negocio de Madrid” se hacía con pingües beneficios, engrosando las carteras de algunos, y ella, entonces, callaba, asentía y se aprovechaba de la situación.

A Ratchett, en asesinato en el Orient Express lo asesinaron entre todos. Agatha Christie dota a cada uno de los personajes de una razón para acabar con la vida de Ratchett. En este episodio reciente de la historia de Madrid, también hay muchos personajes con motivos más que suficientes para acabar con Cifuentes. De hecho es lo que ha pasado, y al igual que en la novela de la Christie, al final nos queda un punto de lastima, incluso por los asesinos…

Antes de acabar les recuerdo un dato: En toda la Comunidad de Madrid la presunta malversación de fondos públicos asciende por casos de corrupción  a más de 656 millones de euros. Ahí es nada.

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 18 grados. El Oriente Express de Cristina Cifuentes

 

Anuncios

Sostenella y Enmendalla: La ley del aborto no es un juego nos va la vida en ello

Gallardon

Las voces se han hecho escuchar y era de esperar. La maniobra de Gallardón para retener el voto de la derecha más extrema, no ha salido todo lo bien que se previa, porque la mayoría de los barones del PP están, salvo excepciones, bastante centrados, aunque algunos quieran vendernos lo contrario,  y más en este tema tan controvertido del aborto, que como bien sabemos se considera un asunto de conciencia.  Nadie podía esperar que dentro del seno del Partido Popular hubiera habido unanimidad frente a la propuesta de la Ley Gallardón sobre la interrupción del embarazo, aunque algunos desde la oposición quieran vender la imagen de un partido carca y desfasado pegado a las faldas de la iglesia y de los postulados más integristas.

Lo que realmente es increíble, es la postura del Ministro Gallardón. Que haya sido capaz de “parir” ese proyecto de  ley, que al final no contenta a nadie, es grave, pero es más grave aún, que vaya por ahí jactándose de que la ley es progresista, y de que, pese a que ayer Rajoy le insto a que se pusiera de acuerdo con los barones y otros miembros de su partido, siga insistiendo en que no se va a mover ni una coma.

Es incomprensible que este proyecto de ley haya salido con tanta premura, con tanta torpeza,  y por ello, por ese atropello, haya creado un problema interno dentro de la propia dirección del partido, haya creado, también, un problema dentro de su propio electorado, y le haya dado una baza a la oposición que, por cierto anda bastante escasa de manos para jugar. Tampoco se entiende porque no se ha  esperado a la decisión del Constitucional sobre el aborto, antes de reformar la ley ¿Para qué se presenta el tema en el Tribunal Constitucional si luego no se espera su dictamen?

Me temo que el Ministro Gallardón se ha quedado sin anteproyecto, y sobre todo desde hoy, va a tener que repensarse en qué consiste su papel de ministro, que dista mucho de presentar un borrador de una ley, con el ánimo dictatorial de que ni siquiera se va a modificar en el Parlamento. ¿Quien es un ministro para sujetarle la mano a las cámaras que es donde reside la voluntad popular? También la de su partido, ministro, también la de su partido.

Un partido político no es una secta, donde todos siguen al líder aunque decida arrojarse al abismo, un partido político es un espacio vivo de opinión y de decisión basada en los diferentes criterios, y donde todos deben ser escuchados, sobre todo porque cada uno de esos líderes, de esos barones, y sobre todo de los parlamentarios no son voces aisladas y únicas basadas en sus propios juicios. No, cada uno de ellos representa a sus electores, por eso están allí o por eso suponemos que están allí.

Y desde luego también está de más que la Señora Villalobos o la Señora Valenciano, desde la oposición, requiera el voto en conciencia de cada diputado. Si ambas tuvieran una buena educación democrática sabrían, es más estarían convencidas, que un diputado, en el que yo y muchos ciudadanos depositamos nuestra confianza, deben siempre votar, esta o cualquier ley en conciencia. A estas alturas, ambas deberían saber que los ciudadanos y ciudadanas de este país estamos muy, pero que muy alejados de eso que llaman “el pensamiento único”, y que la diversidad de opinión sobre el tema del aborto o cualquier otro, que se lleve al Parlamento es un requisito imprescindible para la buena práctica democrática.

En cualquier caso también hay otro punto que me ha llamado mucho la atención, y es que, mientras en el Partido Popular se ha abierto, aunque tímidamente el dialogo sobre el tema en cuestión, en el PSOE, escucho un silencio atronador, lleno de unanimidades contra  este proyecto de ley, y eso desde luego como ciudadana me escama, porque me imagino, o supongo, que dentro del PSOE habrá más de una postura… o tal vez ¿estemos asistiendo al tan consabido fenómeno de  “la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio”?

Son las diez de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados. Sostenella y Enmendalla: la ley del aborto no es un juego, nos va la vida en ello.

El Silencio

Conozco gente, bastante cercana por cierto, que cree que el silencio es una forma de comunicación.  Yo opino lo contrario, el silencio también es un receptáculo, un espacio que si no lo ocupas alguien puede llenarlo de información, tal vez falsa o con una interpretación distinta a la que está destinada a llenar ese silencio.

Creo que Rajoy es de los que piensan en la utilidad del silencio. Tal vez entiende que la comunicación es solo un atrezzo, un condimento, una guarnición totalmente prescindible en las tareas de gobierno. Me temo que piensa que hay que gobernar, pero  no hace falta comunicar que se está gobernando.

Se equivoca. Tal vez antes las cosas fueran así. En un mundo hiperconectado, donde la comunicación es casi total, casi completa entre los ciudadanos, mantenerse al margen de ese progreso es un Sigue leyendo

Mezclas y cambalaches

Que los dineros del Estado se nos están yendo por el desagüe, tamaño piscina, de los gastos autonómicos creo que no le cabe en duda a nadie. La gestión gubernamental descentralizada conlleva unos gastos desmesurados para una situación de crisis como la que vivimos, y más que nos pese es uno de los agujeros, que parece ser que no hay mucha intención de tapar, porque algunos piensan que es mucho más “cool” pactar que gobernar y mantener una estructura del Estado que estamos muy lejos de poder mantener, tal y como están ahora mismo las cosas. ( Sigue leyendo…)

Y a mi que me importa lo que gana Rajoy o Rubalcaba

¿Y a mí que me importa lo que gana Rajoy o Rubalcaba, si lo hacen honradamente en su actividad política? Vaya espectáculo al que estamos asistiendo. Vaya Circo.

Parece que ni Rajoy, ni Rubalcaba hayan entendido nada. O tal vez, que no quieran entender que es lo que nos preocupa a los ciudadanos, y con este destape de sueldos y patrimonios, nos vayan a “conformar” para que asi, nos parezca que todo va bien, y que ambos están haciendo lo correcto.

El tema es, que lo que nos quita el sueño a muchos, los que trabajamos y más aun los que están sufriendo los rigores del paro, son los 22 millones de euros de Bárcenas o de vete tú a saber en Suiza; o el enriquecimiento, algo más que sospechoso de Bono; o las evidencias más que explicitas, de esa historia oscura protagonizada por Pepiño Blanco; o la indolencia y soberbia de Sepulveda, mirándonos por encima del hombro, cuando todos los indicios claramente apuntan a que la trama Gurtel le está tocando de lleno; o ese ático misterioso de Ignacio González, alquilado durante mucho tiempo a 2000 euros al mes, cuando su precio real de renta era de 6500 euros, y con una supuesta compra un tanto, digamos, sospechosa; o las cuentas de los Pujol y todo lo que van arrastrando, incluidas escuchas y viajes con sacos de dineros a Suiza; o esas cuentas en Suiza del padre de Artur Mas, que no sabe ya cómo justificarlas; o esos EREs ciertamente extraños y mal olientes repartidos en Andalucía; o ese supuesto, y digamos también supuesto, para no complicarme la vida, tráfico de influencias del alcalde de Santiago; o que, algunos, aprovechen su paso por la política para luego colocarse en las eléctricas, con sueldos astronómicos, que no se corresponden ni con su valía o ni con sus conocimientos.

Todo esto y mucho más, es lo que nos  perturba, lo que nos angustia, lo que nos cabrea… Así que por mucho que se molesten Rubalcaba y Rajoy en enseñarnos la paga, y de paso en ensañarse el uno contra el otro, o por mucho que Floriano, esa voz en off del Partido Popular, que ahora escuchamos de continuo, empeñada en explicárnoslos, a su manera, con unas formas bastante heterodoxas por cierto, y dando razonamientos que dejan a los ciudadanos como si fueran tontos,  no sirve nada más que para deteriorar la imagen del político, la esencia de la política y la sustancia de la democracia.

¡Qué ejercicio de estupidez tan grande!, ¡que lamentable! La conclusión que sacamos, es que  tanto el uno como el otro, deben pensar que con esa cortina de humo sobre los sueldos de ambos, vamos a olvidar cual es el verdadero trasfondo de este asunto, y vamos a distraernos del tema principal, que es la corrupción generalizada que a día de hoy habita en los principales partidos de este país.

Ya pueden publicar lo que les dé la gana, ya pueden publicar hasta la paga que le daban  sus padres cuando eran un par de mocosos, que no van a conseguir nada de nada. Lo que nos está dando asco, es ver como cubren a cada uno de los suyos,  esos que tienen las manos como garfios, y que mientras los ciudadanos estamos sufriendo la crisis más brutal de nuestra historia reciente, algunos “se lo están llevabando muerto”, en nuestras narices, y con una impunidad, y con una cobertura, que realmente da miedo. Eso difícilmente se perdona o se olvida o se consiente. De verdad ¿Se han creído que eso es transparencia?

Son las doce menos cuarto de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. De la corrupción a la estupidez pasando por la chulería. Vamos “un completo”¡¡¡

Hablar de Bárcenas es hablar de Gurtel

Parece que estamos ante un caso nuevo, el caso Bárcenas, pero no es así, esto sigue siendo el caso Gurtel. La investigación del caso Gürtel, una trama de corrupción vinculada a ciertas personas del Partido Popular, que no a todas y también a algunas Administraciones, que no se nos olvide, gobernadas por el Partido Popular, refleja bastantes indicios, y muy preocupantes de delitos relacionados con la contabilidad secreta, o como queráis llamarle, que manejo y creo durante 18 años Luis Bárcenas, tanto en su papel de tesorero, como en el de gerente.

Que no se nos vaya a olvidar,  tampoco, que algunos están muy “despistados” o se lo hacen que Bárcenas figura como la segunda persona más beneficiada en el sumario del caso Gurtel, inmediatamente después de Correa, por supuestos pagos de comisiones ilegales a cambio de contratos públicos a la empresa Constructora Hispánica, de la que era dueño Alfonso García Pozuelo.

Todo esto está en los documentos que se incautaron y en los que se pone de manifiesto que L.B, así supuestamente se nombra a Bárcenas en la documentación, recibió 600.000 euros de la Constructora Hispánica, en dos pagos, uno en 2002 de 270.000 euros y otro en 2003 de 330.000 euros. En el supuesto “cuadernito” de Bárcenas, escrito por su puño y letra, o no, eso es realmente irrelevante, lo pudo escribir otra persona que trabajara con él , aparecen 4 donaciones de esa empresa al Partido Popular, dos de 30.000 euros cada una, otra de 60.000 euros y otra más de 24.000 euros, que suman 144.000, solo un 25 por ciento de la cantidad que supuestamente recibió Bárcenas.

La investigación policial del caso Gurtel dice que Bárcenas recibía este dinero de Francisco Correa, que era quien intermediaba para que Constructora Hispánica consiguiera los contratos públicos de las administraciones que entonces gobernaba el Partido Popular. En el supuesto “cuadernito” de Bárcenas figuran 9 donaciones. Bárcenas, está claro que no tenía la potestad de adjudicar contratos a nadie, pero en las grabaciones del caso Gurtel aparece Francisco Correa en una conversación con el ex concejal del PP, José Peñas, al que le dice: Le he llevado a Bárcenas 1.000 millones de pesetas, se lo he llevado a Génova y a su casa. Todo de adjudicación de obras de Fomento, cuando estaba Cascos, 1.000 kilos. Sé dónde los tiene, cómo los saca de España y el paraíso fiscal”. La grabación se hizo en secreto, sin que Correa supiese que Peñas le estaba grabando.

Durante el periodo en el que Álvarez Cascos fue Ministro de Fomento, la empresa Constructora Hispánica tuvo adjudicaciones del AVE por valor de 99,1 millones de euros. Un informe de la Agencia Tributaria que se solicitó desde el Tribunal Supremo dice que más de 1 millón de euros en billetes de 500 salieron de Constructora Hispánica sin conocer claramente el fin de estas salidas de dinero: “Desconocemos los hechos, cual ha podido ser el destino real de estos importantes flujos de tesorería que ficticiamente se declaran pagados a personas vinculadas con la cadena intermedia de sociedades. Podrían haber acabado en otros contribuyentes, en ellos mismos o en terceros”. Esto es lo que escriben los inspectores en su informe.

Curiosamente nada más estallar el escándalo Gurtel, el dueño de la Constructora Hispánica vendió su empresa e hizo una regularización con Hacienda por la que tuvo que pagar 20 millones de euros. Todo esto está en el sumario del caso Gurtel y desde luego concuerda a la perfección con lo que hay escrito en el supuesto “cuadernito” de Bárcenas. En él, hasta ahora se recogen demasiadas coincidencias, y algunos dirigentes del Partido Popular han asumido que han existido, ciertos pagos, como es el caso de Pio García Escudero, presidente del Senado. Estos pagos no tienen por qué ser ilegales, pero lo que está claro es que están y que se corresponden de alguna manera con la contabilidad del Partido Popular, o con una parte de ella. Además de las donaciones que se cruzan con el sumario del Caso Gurtel, y acreditan la realidad de estas, también hay otros apuntes que Gurtel pone de manifiesto, como por ejemplo en el caso de Pablo Crespo, número dos de la trama, que figura en mayo de 1999, que aparece en el supuesto “cuadernito” de Barcenas como un ingreso de 21 millones de pesetas, coincidiendo con lo encontrado en la carpeta de Crespo, durante la investigación, en el que se refleja un pago de 21 millones de pesetas al Partido Popular de Galicia. En la investigación del caso Gurtel se mantiene que ese dinero “donado” al Partido Popular de Galicia  no fue declarado a Hacienda, y apuntan a una supuesta financiación ilegal del Partido Popular.

En el cuadernito también hay asientos que concuerdan con trabajos normales que se pueden desarrollar en cualquier partido político, como trabajos de campo con encuestas, consultas jurídicas, obras, provisiones, etc. O los gastos derivados de la ayuda a las víctimas del terrorismo , de afiliados al Partido Popular, y que obviamente deben formar parte de la contabilidad legal de ese o cualquier partido, y que nadie puede negar, pero sí que hay otros asientos o anotaciones que los mencionados niegan, y son los referidos a las donaciones de empresas y a los supuestos “sobres” o sobresueldos. Me temo que nadie va a confirmar eso, ya que la asunción, llevaría acarreado graves problemas para los que allí son mencionados. Bien, porque lo que han recibido en algunos casos es incompatible con los cargos que ostentaban, o porque lo que probablemente supuestamente recibieron no lo declararon al fisco,  o bien, porque en el caso de las donaciones de empresas superaban con creces los límites que pone la ley de Financiación de Partidos Políticos.

A todo esto hay que decir, por si alguno no se ha enterado, que la Fiscalía Anticorrupción tiene abierta un investigación sobre la existencia de una caja B en el PP, sobre el origen de los fondos y también, sobre a donde iban dirigidos, y que las afirmaciones de Correa, cuando decía que Bárcenas tenía una cuenta en Suiza, a día de hoy se han demostrado que son verdaderas. Es un hecho claro y probado: Bárcenas tiene una cuenta con 22 millones en Suiza, y nadie a día de hoy, conoce la procedencia del dinero. El interesado afirma que son fruto de inversiones en bolsa, pero me temo que ni el mismísimo Rockefeller, experto inversor, habría sido capaz de amasar esa fortuna, partiendo de un sueldo de gerente.

Por eso, en este caso, hay que tener en cuenta que hablar de Bárcenas es seguir hablando de Gurtel, y eso sí que debe quedar claro.

Son las once y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados.