La Troika. ¿Euros o votos?

Lo que es realmente grave del problema de Portugal es que demuestra que la política económica de “eso” que llamamos la troika es errónea, errática y obviamente “conveniente”.

Ni uno solo de los países “rescatados” está funcionando. Europa va cada vez peor, porque las medidas impulsadas desde Bruselas, está claro, que no sirven. Y quizás nosotros estemos aun “vivos” porque no hemos sido rescatados, aunque no se por cuánto tiempo (Sigue leyendo…)

Lo de la quita debería llamarse pone

Hay mucho cabreo en el ambiente, mucho nerviosismo, y mucho desencanto. La “movida” de Chipre ha hecho saltar de nuevo las alarmas, y desde luego el tema va a pasar factura, o mejor dicho ya la está pasando. De momento la Prima de Riesgo se vuelto a poner farruca y es que no sólo los ciudadanos de la Unión Europea andan escamados con eso que llaman El Eurogrupo y sus decisiones erráticas, sino también los inversores de fuera de la Unión, véanse, por ejemplo, los japoneses, que son uno de los colectivos “ponepasta” que compran nuestros bonos.(Continuar leyendo…)

20130322-233536.jpg

Si yo fuera tarotista…

Si fuera pitonisa y ahora mismo estuviera sobre un tablero con unas cartas de tarot sobre la mesa, y alguien me preguntará qué es lo que dicen  sobre nuestro futuro, me atrevería a decirle que con estos arcanos del tarot que le han salido a España lo que veo es que el aumento del paro, la disminución del gasto público, la subida de impuestos y la bajada del PIB nos dan un panorama bastante hostil.

Además habrá más recortes por parte de la Comisión Europea que aun serán necesarios para ese rescate, que no termina de llegará, o por lo menos debería. También el paro se situara a principios de 2013 en torno ya a los  seis millones .

Esas “supuestas” cartas también dicen que la posición del gobierno se deteriora por momentos, que la argumentación de que los de antes lo hicieron muy mal, utilizada de continuo  va perdiendo poco a poco eficacia, y que como habrá que hacer más ajustes aun, ya no por propio deseo, sino por mandato de Bruselas, el Presidente va a tener que poner en marcha muy a fondo la máquina de comunicación  para que el ciudadano, que cada vez vive más agobiado, entienda por qué y para que se está haciendo todo esto. Aunque con esa manía del Presidente por no hablar alto y claro (si, ya se, las cartas también dicen que es gallego) el camino va a ser muy duro, sobre todo porque es la persona del gobierno que va a llevar acompañado un mayor desgaste.

Mirando por las esquinas de esta mesa de tarot, también veo que los comicios electorales gallegos y vascos, no van a traer demasiadas alegrías, tal vez un poco más de lo mismo en Galicia. En el País Vasco, las cartas no dejan duda, la mayoría será nacionalista, y aunque durante la campaña están haciendo gala de su tendencia a la independencia, el fantasma de Ibarretxe planea sobre sus cabezas,  pero una vez que pase el periodo electoral, todo volverá a la normalidad, es decir muy lejos de posiciones independentistas, pues el vasco lo tiene de una claridad meridiana. Estando en “casa” se consigue más.

No sucede lo mismo con Cataluña, que es incapaz de asumir su ruina, y lanza, y lanzara balones fuera y atacará al estado central haciéndole responsable frente a la opinión pública de sus desastre financiero, sin embargo la sangre tampoco llegará al rio en este caso, y de lo de la independencia quedará en agua de borrajas, aunque la que si llegará al rio será la sangre de Mas, que definitivamente perderá la partida, por cierto una partida que empezó a jugar empujado por terceros, pero que le dejaran solo y prácticamente sin posibilidad de recuperación. Mas se irá diluyendo paulatinamente después de las elecciones: demasiada agua para tan poco azúcar.

Pero la lectura de estas “cartas tarotianas” no es tan mala como parece a simple vista, también cuentan que una vez que el Banco Malo se ponga en marcha y se consolide, y que la banca sea rescatada, veremos algo de luz, y para finales del año que viene, el crédito empezará a fluir, y desde luego, es posible, que si entra un ápice de cordura en la sesera europea, esta de una vez se decida a cooperar con Italia y España, no por salvarnos el trasero, que creo que poco les importa, pero si por estabilizar y recuperar el euro, pues se pongan como se pongan, la salvación de la moneda común pasa por la recuperación de Italia y España.

De todas formas como mis artes de vidente y tarotista son bastante flojas, no puedo poner la mano en el fuego, por todo esto que escribo, aun así, creo que hasta sin cartas, ni arcanos, ni demás zarandajas esté debería ser el panorama que vayamos a ver en los próximos meses, porque, sobre todo, hay que mirar un poco más allá del mes que viene o del otro, ya que esta visión cercana da positivo en pesimismo, pero si nos esforzamos en aguzar la vista y somos capaces de escrutar el horizonte, veremos que no hay tantos argumentos para el pesimismo  profundo, con el acostumbro a levantarme cada mañana mientras escucho los informativos. Claro que mientras, hay que pasarlo, y desde luego no va a ser fácil. Eso también lo dicen las cartas de esta tirada de tarot imaginario con el que he ilustrado este post.

Son las cuatro de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 25 grados. Demasiado calor para la estación en la que nos encontramos, pero que dure, así gastaremos menos en calefacción, que no estamos para dispendios

Sorprendente Rubalcaba

Rubalcaba está que se sale. ¡Qué bárbaro! – que decía mi abuela refiriéndose a situaciones como esta-. En un par de días ha vuelto a sorprenderme el hombre de las manitas frotadoras y entrelazadas, y mira que pensaba que ya había tocado techo en eso de dar la nota. Pues no, ha vuelto a darla, vamos a dado un pentagrama.

“No puedo sentirme responsable de la situación en la que estamos” o “no voy a apoyar un rescate que suponga esfuerzos adicionales” son sus dos últimas perlitas, que estoy segura que han llamado mucho la atención incluso en el seno del PSOE. ¿Pensará de verdad esto que ha dicho? ¿Realmente cree que la crisis empezó hace nueve meses? ¿Estará convencido de que cualquier rescate o lo que sea, se va a poder hacer sin el más mínimo sacrificio?

No sé si se da cuenta Rubalcaba de algo tan fundamental como, que él, como jefe del principal partido de la oposición está pujando para tener la responsabilidad de gobernar, vamos supongo que es lo que pretende, aunque dado sus discursos, lo mismo se descuelga cualquier día con que no quiere ganar las elecciones. Y la responsabilidad de gobernar conlleva entre otras cosas algo que parece una obviedad pero que es muy real: R-E-S-P-O-N-S-A-B-I-L-I-D-A-D ( lo separo con guiones para que quede más claro si cabe) . Pero además Rubalcaba ha formado parte de todos los gobiernos de Zapatero, incluso como Vicepresidente, supongo que entonces sería responsable de todos sus actos y decisiones, y no hay que ser muy avezado para entender que cualquier decisión sobre la crisis que (no sé si recuerda, hay que ver lo olvidadizos que se vuelven algunos políticos cuando dejan el poder) se tomo entonces ha tenido sus consecuencias, por cierto tremendamente negativas, e incluso las decisiones que no se tomaron, forman parte de la “música incidental” del escenario de los últimos años en España. ¿Era entonces responsable? ¿No lo era? ¿Era irresponsable? Por Dios a que galimatías nos lleva este hombre.

Por otra parte afirma que no va a apoyar nada referente al rescate. ¡Qué heavy! –Como dicen mis hijos- aun no sabe qué medidas se tomarían en esa situación y ya se aventura con esa ¿amenaza? ¿Advertencia? …

En conclusión, todo esto me lleva a pensar que Rubalcaba cree que los españoles, todos incluidos los de su propio partido (que tal vez callen por vergüenza ajena) somos tontos o tenemos memoria de mosquito. Tanta soberbia, tanta petulancia, tanto fariseísmo de verdad me conmueve, me asombra, me perpleja… El verá, porque por esos derroteros ( que ya no son pacíficos caminos) el PSOE lleva todas las de perder, aunque mientras lo lideren gentes como D. Alfredo, casi mejor que no ganen nada, N-A-D-A. Son las cuatro y media de la tarde.

No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 28 grados. Estoy completamente segura que esta no será la última vez que me sorprenda… vamos me apuesto una cena cara.

Menos correr y más explicar las cosas

Esta mañana toca pararse a reflexionar, porque cuando todo empieza a derrumbarse a tu alrededor, eso de correr (y no miro a nadie) o ponerse nervioso es la peor de las recetas. Ayer la Prima de Riesgo subió y la bolsa cayó estrepitosamente. Esta mañana la Prima ha bajado ligeramente y la bolsa parece que ha empezado a subir tímidamente. Francamente no lo entiendo del todo,  pero como #estapasando habrá que asumirlo.

Y… la reflexión primera es ¿Por qué está pasando todo esto? O parafraseando a Almodóvar ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

Yo, que solo soy la mensajera, me limito a contar lo que dicen los que saben, y la conclusión es que hay errores, que los errores se pagan, en este caso con “pasta” pura y dura. El gobierno se ha equivocado (o se ha querido equivocar, voy a dejar de lado de momento la intención) en el objetivo del déficit, y esto supone un reto que Bruselas no está dispuesto a consentir, así lo ha manifestado (los mercados tienen sobre todo orejas y escuchan) . Además los presupuestos que ha confeccionado el gobierno no son “finos”, hay cosas que no terminan de cuadrar,  lo de la amnistía fiscal suena a parche de última hora, y lo que es peor reconociendo tácitamente que estamos en una economía en caída libre, se admiten unos ingresos de 14.000 millones de euros que no se sabe de dónde van a salir. Hay grandes partidas de reducciones de gasto, pero en ningún momento se explica cómo van a ser esas reducciones, véase el caso de la Seguridad Social y de las Comunidades Autónomas. Fijaros si yo me pregunto cómo va a ser capaz el gobierno de hacer ese recorte de 10.000 millones de euros en Sanidad y Educación, competencias directas de los territorios, sin modificar el marco legal que regula las Comunidades, que no se van a preguntar los Mercados y Bruselas…

Por otra parte las distintas opiniones, en cuanto a temas de importancia, por parte de los miembros del gobierno, tampoco es que ayude mucho,  genera incertidumbre. Me refiero al caso del rifirrafe de declaraciones sobre la progresividad presentada por de Guindos, y contestada por otros miembros del partido y del gobierno. La idea de la progresividad no es esencialmente mala, en el caso de la Universidad, por ejemplo no es necesario que el Estado cubra los gastos de educación de aquellos que puedan holgadamente pagar de su propio bolsillo (sobre todo en situaciones de crisis donde nos alejamos del estado del bienestar por momentos), pero tampoco es una medida que se pueda poner en marcha de hoy para mañana, y sobre todo cualquier medida de este o de otro tipo debe ir acompañada de cifras. No es lo mismo dirigir el discurso hacia los ciudadanos que a los mercados. Los ciudadanos entienden ideas, pero los mercados solo entienden cifras, así que cualquier proyecto que el gobierno quiera comunicar para parar la incertidumbre y estabilizar el barco, tiene que ir acompañado de números. Creo que es una cuestión de lenguaje, y el gobierno sigue hablando como si estuviera en elecciones, con entelequias que el ciudadano capta ligeramente, pero que los mercados ni entienden, ni probablemente ya escuchen. Sintonía idiomática podríamos llamarlo. Y desde luego no entrar en contradicciones y desdichos entre ellos mismos, eso ni lo entiende el ciudadano, ni lo entienden los mercados.

En otro orden de cosas, estaría la verbalización y la trasmisión de la realidad sin matices, ni circunloquios, con ello me refiero al asunto del  “rescate”. Ayer de Guindos dijo por activa y por pasiva que estábamos muy lejos del rescate, y efectivamente no mintió, pero tampoco dijo la verdad. Lo cierto es que estamos lejos de la intervención, porque si se produjera Alemania entraría como dicen en las películas de vaqueros antiguas, en dificultades. No hay dinero suficiente en el fondo de rescate para un país tan grande como el nuestro, y además Italia iría detrás, ya sin un euro para salvar su posición. Así que de Guindos, para ser fiel a la verdad, debería haber explicado ayer que Europa no va a dar el paso por ella misma de ejercer ese tipo de acción. En cualquier caso, si la deuda pública sigue subiendo y los tipos de interés se hacen insostenibles, tendríamos que ser nosotros mismos los que pidiéramos esa intervención, y no quiero pensar lo que nos iba a pasar, pues estos recortes que ahora nos parecen duros, se quedarían pequeños comparados con las imposiciones que llegarían desde Europa, a modo de  “no querías caldo, pues toma dos tazas”, con la desaparición entre otras cosas de la seguridad social, recortes en las pensiones, etc., etc. (prefiero no citarlas que me agobio, pero todos os las podéis imaginar). Amén de que el gobierno de la nación pasaría a modo decorativo… Bueno todo esto pensando que se decidieran a intervenirnos, porque siempre está la otra opción, que da más miedo aun, y es que ni intervención, ni nada, fuera del Euro y punto. Claro que eso, como también les complicaría la vida al  resto de los países de la Unión, espero que no se llegue a poner sobre la mesa. Pero en cualquier caso, eso es lo que hay que explicar, y no esas vaguedades que escuchamos, nosotros y que no se le olvide al gobierno, también los mercados.

Para añadir más problema al problema, porque hay que ver todas las variables para poder llegar a la resolución, está el asunto del paro, del que apenas se habla estos días, y que influye sobremanera en esos vaivenes que nos sacuden (el tema del paro debe ser tabú porque ni se menciona). El paro es un factor determinante en esa desconfianza que están expresando los mercados, fundamentalmente porque la deuda de nuestro país, a pesar que el gobierno solo habla de lo público, es de carácter privado, recae fundamentalmente sobre las familias y sobre las empresas,  que cada vez tienen más y más problemas para saldarla, ya que con la tasa de paro que soportamos se incrementa día a día el numero de impagados, tanto dentro del ámbito familiar como el empresarial. Y esa deuda es contra los bancos, las familias y las empresas le deben dinero a los bancos, y a su vez los bancos le deben dinero a los mercados internacionales, ergo, los mercados no se fían, con motivo, con lo cual no nos prestan más dinero, así de fácil. Esto tampoco lo ha explicado el gobierno en ningún momento. De hecho, como he dicho antes, el tema del paro debe ser tabú, y no se baraja en el discurso político, con lo cual  ni los mercados ni los ciudadanos escuchamos ninguna solución a ese asunto, así que la desconfianza aumenta.

Este es el panorama, y mientras el gobierno, siga haciendo política de partido o electoralista en vez de política de estado, y no comunique las cosas tal y como son, insisto a los ciudadanos y a los mercados, nada va a cambiar a mejor, así que no me extraña, que ayer, Mariano Rajoy corriera a la salida del Senado para no enfrentarse con la prensa, porque las preguntas que están en nuestros cuadernos son estas, a las que desde luego es muy duro responder, pero que no le queda más remedio si quiere empezar a construir algo útil, y sobre todo a clarificar las cosas, y que desde fuera perciban una sensación de seriedad, con unas directrices claras de que por lo menos el gobierno sabe cuál es la situación del país y está dispuesto a atajarla. Lo demás ni siquiera es engordar para morir, es peor, porque ya ni siquiera engordamos, es la muerte lenta por inanición, y dejar el país a los pies de los caballos.

Son las doce del mediodía. La prima ha bajado ligeramente. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. Perpetuarse en el poder puede ser interesante, pero siempre que quede poder donde perpetuarse.

Postpost: De la oposición prefiero ni hablar, flaco favor están haciendo, flaco favor…

La política: el arte de lo posible

Vuelvo de vacaciones y me encuentro que estamos a un paso del rescate. Otra vez con lo mismo, por Dios que aburrimiento, antes por lo menos me emocionaba esta historia, pero esto del rescate está empezando a formar parte de los grandes temas del “cansinismo español”.

Pero esta es la realidad, que parece que la tarea que nos habían puesto para casa, no la hemos hecho bien, y que en el “cuaderno de vacaciones Santillana” ponía que teníamos que subir el IVA y los impuestos, y cumplir con eso tan complicado del déficit, y que nosotros hemos hecho otra cosa relacionada con algo así, como un asunto de amnistía fiscal, que parece ser que no tocaba, y que además tampoco está bien hecho.

Y mientras el Ministro de Guindos, ese ministro que ocupa virtualmente todos los ministerios de este gobierno, o por lo menos lo parece, avisa que ahora lo que parece que toca es la reforma de la sanidad, y de la educación, vamos los recortes, porque no es lo mismo reformar que recortar, y aunque entiendo que son necesarios, no hay nada que más me moleste, que se maquillen los temas desagradables usando palabras indoloras. Esperemos que esos sean los deberes que hay que hacer, fuera a  ser que otra vez hayamos tomado mal los apuntes, y volvamos a presentarnos a la “seño” con cosas que no tocaban para hoy.

Pero hay otro tema, que hoy a la vuelta de mis vacaciones (que me han sabido a poco) me preocupa sobremanera, y ahora sí que voy a ponerme seria (alguien me definió una vez como una chica muy seria, muy seria, con mucho, mucho sentido del humor) y es la actitud del PSOE, en todo este drama de la crisis y su posicionamiento en contra de cualquier ajuste o recorte que haga el gobierno.

Supongo que el PSOE es consciente, de que lo más probable es que antes o después acabemos intervenidos o rescatados, cosa que va a hipotecar aun más a las nuevas generaciones de este país, y frente a eso todos tenemos una responsabilidad, ellos y el gobierno, más que nadie, y en situaciones límite, como esta que #estapasando , “lo primero es antes”, y no hay nada más importante que hacer “piña” entre todos para sacar adelante lo que se pueda, y no dejar el país hecho unos zorros, con enfrentamientos absurdos, para que las generaciones venideras, recojan solo escombros y maleta al hombro. Suena jodido  molesto -ya lo sé- renunciar a las propias ideas, a las propias convicciones de cada uno, pero es lo que toca, eso sí que son los deberes que tiene que hacer el PSOE, y no dedicarse a convocar ¡¡¡50 ruedas de prensa¡¡¡ contra los presupuestos, sin aportar ni una sola solución ( ya lo dije hace unos días en facebook, hay que ver como suelta la lengua pasar a la oposición, con lo callitos que estuvieron en su última etapa de poder) o las declaraciones de Trinidad Jiménez, diciendo que no va a apoyar ningún pacto con el Partido Popular, en temas de sanidad, que recorte el estado del bienestar… Pero ¿Qué estado del bienestar? ¿De qué demonios está hablando Trini, a las puertas de un rescate, de que bienestar, del suyo tal vez?

La pelota está en el tejado del PSOE, y  si no es capaz de llegar a un pacto con el partido del gobierno para hacer frente a la situación en la que estamos inmersos, el peso del desastre va a caer directamente sobre sus hombros, hombros por cierto ya muy maltrechos, pues su nivel de credibilidad, por su última etapa de gobierno, está muy, pero que muy a la baja, aunque eso a mí, personalmente me importa un comino, porque lo que realmente me interesa es que salgamos de esta, entre todos, cuanto antes y con el menor número de daños posible, cosa que si las cosas siguen por estos derroteros, parece que no va a suceder.

Son las diez menos cuarto de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados.  La política es el arte de hacer posible lo necesario