Hoy el PSOE no tiene credibilidad

Los bandazos de Rubalcaba son realmente dignos de seguimiento informativo. Cada día dice, hace una cosa distinta de la anterior. Ahora el trendingtopic del Jefe de la Oposición parece que está cercano a las maneras de Hollande, ya veremos mañana o pasado mañana con que nos sorprende.

Su soledad y su falta de ideas, es patente, pero es consecuencia de la insistencia del Partido Socialista de colocar al frente a políticos desgastados de gobiernos anteriores – el caso de Carmen Chacón viene a ser más de lo mismo-

Lo cierto es que el PSOE vuelve a tocar fondo porque su problema fundamental es que ya no sabe ni lo que es, ni a donde va, ni siquiera que tiene que contar a los ciudadanos. Refundar un partido de tan larga tradición histórica como el PSOE, y con unos lideres muy sujetos al poder político, debe ser una tarea tremendamente complicada, pero no les queda otro remedio. De lo contrario entrarán en vías de extinción.

Claro que IU no le va a la zaga en eso de descomponerse. La crisis global también afecta a los partidos de izquierda, y lo más notorio es que se han quedado sin discurso con el que conmover a los ciudadanos. Todo lo que cuentan está viejo o repetido, y no aportan soluciones. Se asientan en un rugido monocorde, que terminará por ahuyentar a la ciudadanía, en el peor de los casos, y el mejo,r pasará inadvertido, porque de tanto y tanto repetir ese rugido se convertirá en un sonido monótono en el que apenas se fijen los ciudadanos. Yo de ellos, hacia una pausa, y me lo pensaba.

Son las doce y media del medio día. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 24 grados. “Hoy, el PSOE, no tiene credibilidad”, ha dicho Tomas Gómez, esta mañana en RNE. Ya ha tardado en darse cuenta…

RTVE: Ya tenemos candidato

Que se haya tardado más de seis meses en presentar a un candidato al puesto de Presidente de RTVE, no es desde luego ninguna casualidad, y a pesar de que algunas voces, que curioso, de propios compañeros de otros medios, clamen día y noche, diciendo que esto de la radio y la televisión pública es prácticamente un desecho de tienta, algunos incluido Mariano Rajoy y desde luego Rubalcaba, son conscientes que RTVE somos el mejor medio de comunicación de este país (más que les pese a algunos) y como consecuencia somos una buena herramienta para no dejar de lado en ningún instante.

Basta ver el empeño que ha mostrado el PSOE, y especialmente Rubalcaba (siempre consideró esta, su finca particular) en que no hubiera cambio, o se retrasara lo más posible, porque mientras controlara la tele y la radio, había horizonte, aunque no estuvieran ya en el poder.

En cualquier caso González-Echenique, tiene un perfil en cuanto gestor, que  parece impecable, aunque desconocemos sus conocimientos en cuanto en lo que al mundo audiovisual en medios  de comunicación públicos del Estado se refiere. Por supuesto que hay que poner orden en el asunto de los dineros, porque aquí llevamos muchos años tirando con pólvora del rey, y mirando solo como gastar y no como ganar, cosa que no entendido nunca, ya que producimos todos los días miles, millones de contenidos, que son desde luego vendibles. Nadie, de momento se ha molestado en rentabilizar el producto, la marca RTVE, y es algo en lo que se debería empezar a pensar, sobre todo teniendo en cuenta el inmenso mercado que tienen los contenidos en habla hispana.

No obstante, esperemos que traiga “un plan bajo el brazo”, y que se rompa esta continuidad absurda donde se ha estado trabajando como altavoz del gobierno de turno, un error persistente que probablemente nos ha llevado a la situación en la que nos encontramos. Esto lo vamos a saber en seguida, nada más ver los nombramientos de los directores de las distintas cadenas que conforman esta sociedad y de sus servicios informativos, porque el Consejo y su presidente controlarán el dinero y el modelo de negocio, pero desde luego la información que se reparte, la manejan las distintas direcciones de esta casa.

Si lo que pretende el PP es poner en RTVE a profesionales con eso que llaman “lealtades inquebrantables” en los puestos de más responsabilidad, que por cierto es lo mismo que ha estado haciendo el PSOE en sus años de gobierno, van por mal camino, primero porque el PSOE no les va a dejar ni respirar, y segundo porque aquel que sea capaz de montar una radiotelevisión pública independiente, aunque sea desde el poder, es el que se va a llevar el gato al agua. El secreto es una buena gestión, rentabilizar el producto y la marca, y la independencia en los contenidos con calidad, que por cierto no es nada nuevo, ni me lo estoy inventando, se llama BBC, hace mucho tiempo que está funcionando y con unos grados de excelencia bien altos.

Son las diez y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. Aquí si nos dejan, sabemos hacer las cosas bien…

Postpost: Por cierto las productoras estaban muy desesperadas con que no hubiera Presidente de RTVE, y el Consejo estuviera inoperante, y desde la propuesta del candidato de ayer, tampoco parecen que estén demasiado entusiasmadas. Tal vez piensan que se les está acabando “el alpiste”. Últimamente entre las líneas de twitter ( o los piopios, como dicen algunos) se descubren muchas cosas.

De pagafantas a aliados: Vaya Cambio

Como ya suponíamos la salida de Sarkozy del poder y la llegada de Hollande, iba a cambiar las cosas, y vaya si han cambiado, en apenas 48 horas hemos pasado de ser los “pagafantas”  de toda historia que se cuece en Europa,  a tener un papel cuasi protagonista junto a la chica y los buenos del guión.

La foto de Rajoy con la Canciller Merkel, con sonrisa de oreja a oreja, en eso que me da ictericia escribir, que llaman “barco del amor” (es menester ser hortera, para acuñar ese término) no es desde luego fruto de la casualidad, y desde luego la lectura entre líneas, y no entre líneas de las manifestaciones de Rajoy sobre Hollande, nos hacen pensar que ahora, es posible, que vayamos a ser arte y parte, de todo el entramado europeo, que por cierto parece una comedia de puertas, donde acabamos de entrar, aunque como en todo buen vodevil, siempre podemos salir, y tal vez por una ventana.

Pero el caso es que ahora volvemos a ser “amiguines”, y que, a pesar de esos datos que pintaban feos de las desviaciones de los déficit de dos comunidades autónomas (sorpresas te da la vida, sorpresas), estamos en la “pomada”, y a petición de la Merkel, pues claro está que necesita un aliado para la cumbre del miércoles, en la que Hollande, creo que está decidido a proponer “algunos cambios” en la política económica de la Unión Europea. Ya sabéis el controvertido asunto de los eurobonos, que no son del agrado de Alemania, pues no están dispuestos a hablar de eurobonos, ni de nada parecido mientras no tengamos una política fiscal común, y ya se puede poner Obama de rodillas en el G-8, que me temo que no dan su brazo a torcer.

Así que Mariano, si no me equivoco mucho (ya sabéis que de estos temas se muy poco, solo veo, proceso y como mucho intuyo) el próximo miércoles en la reunión de marras votará en contra de los eurobonos y se posicionará claramente al lado de Angela Merkel, y en contra de Hollande y Monti. Y si todo va como me imagino, supongo que la presión de los mercados empezara a marcarse sobre Italia con la misma falta de conmiseración y misericordia que hemos soportado nosotros durante este mes.

Podría decir que son juegos de manos, pero es algo más, y aun no sabemos cuál va a ser la contrapartida a este apoyo,  Alemania regala poco o nada,  y por muy necesitada que este de España en estos momentos, no creo que se rebajen las pretensiones de Alemania en cuanto a la política de austeridad marcada sobre nuestro país, aunque tal vez al relajarse la prima de riesgo y con algunos meses de tregua, seamos capaces de volver a crecer algo, o por lo menos dejar de estar ubicados en fase menguante, que francamente da miedo.

Este fin de semana náutico marca un nuevo escenario, donde Merkel  y  Rajoy se encuentran a un lado de la raya, y Hollande y Monti, al otro, aunque no podría asegurar que el italiano no cambie de barco en el último momento, dejando a Hollande, solo ante el peligro y a la deriva.

Fijaros se ha habido este fin de semana un cambio de rumbo total que hasta el propio Rubalcaba ayer se descolgaba con unas declaraciones en las que dejaba claro que el también quería ir a Europa con Rajoy para ir “all together” en la misma dirección y salir de la crisis. Casi se me salen las dejas de la frente de la sorpresa que me produjeron tales alegatos del líder de la oposición, y a la vez me resulto totalmente patético ver como Alfredo se apresuraba a ponerse “en línea” para que el barco no zarpara sin él, aunque me temo mucho que esta vez no va ni de grumete.

A veces, a pesar del sufrimiento que nos está produciendo la crisis, se producen hechos como el de este fin de semana, que por lo menos, si te sales del contexto y ves durante un rato las cosas desde fuera, como si fueras un mero espectador sin que así puedan afectarte, hacen que se te marque en la cara una mueca de sonrisa sarcástica, que yo aun no he conseguido borrar. ¿Por qué tienes esa sonrisa tan malévola esta mañana? Me ha dicho un compañero al llegar a la radio. Nada hijo, mis cosillas… mis cosillas…

Son las dos y cuarto de la tarde. No llueve en Pozuelo, la temperatura exterior es de 15 grados y la de la Casa de la Radio de 10 grados (nos van a matar por congelación). Y no sé como borrarme esta sonrisa de la cara…

La Leal Oposición

La practica parlamentaria inglesa creó, en el siglo XIX, uno de los resortes más importantes para el fortalecimiento de la democracia, es lo que ellos llaman la “leal oposición”, y se constituye como la necesidad de que, alguna fuerza política fuera del ámbito del poder, y  desde un marco de lealtad a las instituciones, ofrezcan distintas opciones políticas para el buen gobierno del país. Un rasgo tremendamente civilizado que hace, sobre todo que, en situaciones extremas, prevalezca el bien común de los ciudadanos, frente a situaciones de interés de los diferentes partidos políticos que conforman el Parlamento. 

La labor de la oposición en marcos extraordinarios como es el que vivimos en nuestro país actualmente, debería estar alejada de la polémica y la controversia, y más que intentar desmontar, todas y cada una de las acciones de gobierno, debería estar encaminada a participar, por supuesto siempre desde su punto de vista, con la discusión que fuera necesaria,  generando desde ese pluralismo, soluciones eficaces. Este tipo de oposición, de leal oposición, si sería útil para los ciudadanos, y sobre todo dejaría medianamente claro, que lo que le interesa al PSOE en estos momentos es el bienestar de todos, y digo todos los ciudadanos de este país, la salida de la crisis y la vuelta a la normalidad, que por cierto a aun parece que queda mucho. 

Los hombres y mujeres que dirigen actualmente el PSOE, deberían leer, por ejemplo a Julián Marías cuando dice: “La oposición automática a todo produce fatiga. Se la da por descontada. Su universalidad la hace peligrosamente igualitaria: se tratan por igual las cosas importantes y las minucias y las anécdotas. Se llama la atención del lector o del oyente, de manera extremada, sobre algo que apenas tiene interés, que es una insignificancia; y esto lleva a resbalar sobre asuntos de enormes consecuencias”. 

Lo cierto es que el PSOE no está haciendo ni oposición, ni leal oposición, está trabajando de una manera mediática,  de espaldas por cierto al Parlamento, y utilizando fundamentalmente medios de comunicación, para generar una política absurda de desgaste del poder, vigilando cualquier mínimo desliz del gobierno, para caer sobre él de una manera agresiva y desde luego poco pensada. 

Me temo mucho que se equivocan, porque la sensación que percibimos los ciudadanos es, que parece que le importamos muy poco, y que lo que verdaderamente les interesa es la recuperación del poder lo antes posible. Creo que han olvidado eso de que el poder reside en el pueblo, solo se afanan por llegar a ese poder, pero sin el pueblo, y maldita la gracia que me hace. 

El PSOE no  debería estar mirándose continuamente en el espejo de sus afiliados más cercanos, con los que por supuesto tiene un compromiso, pero cualquier partido político que aspire a gobernar un país, con un gobierno respetado por todos, y no solo por los suyos, debe tener al menos la ambición de ser el gobierno de todos. Por eso no saben hacer eso tan sencillo, y  la vez tan sacrificado, en ciertos momentos, que es la “leal oposición”. 

Ahora lo único que escuchamos , y de continuo, es lo mal que lo está haciendo el gobierno del Partido Popular, y eso a mi particularmente, desde luego, no me interesa, sino se aporta colaboración y soluciones, pero colaboración y soluciones reales, y no cantos de sirenas. 

Son las dos y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 14 grados. 

PostPost: Por supuesto que hay honrosas excepciones entre las filas del socialismo, pero pertenecen, casi todos al pasado, hombres y mujeres que en algún momento gobernaron, y que saben algo más, aunque sea solo por experiencia de gobierno. Ellos se manifiestan de otra manera, pero ya no pertenecen a los núcleos actuales de poder del PSOE, y de poco sirven sus testimonios.

Si me queréis, entenderos

Supongo que algunos os acordareis de cuando Lola Flores, en la boda de su hija Lolita, ante el caos producido por la cantidad de gente que pretendía entrar en la capilla donde se estaba celebrando, se arranco y a grito limpio se dirigió al público concurrente diciendo: “Si me queréis irse”. Pues bien haciendo uso de este grito de La Faraona en plena desesperación, yo hoy me atrevo a decir a Mariano Rajoy y a Rubalcaba: “Si me queréis, entenderos”

No es que me haya poseído el espíritu de la Lola de España, aunque cerca me ronda, pero es que estamos en un momento crucial de nuestra historia, y aquí solo hay dos caminos, el de la perdición (como diría Lola) que es el del enfrentamiento y el desencuentro, cuyas consecuencias serían gravísimas e irreversibles para todos los españoles, o bien el del entendimiento de las fuerzas políticas y sociales para que esto no se les vaya de las manos, y en unos meses podamos, no solo salir del atolladero en el que nos encontramos, sino que seamos capaces de empezar a crecer y vivir de una manera más tranquila, pues la verdad es que vamos de aspaviento en aspaviento.

La salida de pata de banco de la Reforma Laboral, puede ser un error de cálculo y de precipitación del gobierno, tal vez por sus prisas en ver como ponen orden en este desconcierto, así que vamos a darle un voto de confianza (esta mañana se sabrá cual ha sido el resultado de la reunión con los sindicatos) y vamos a esperar que la Reforma Laboral sufra algunas mejoras y corrija algunos errores graves después de pasar por el Parlamento. Tengo que pensar de esta manera, porque me niego a darle credibilidad a algunas opiniones escuchadas durante este fin de semana, de que el gobierno está para gobernar, para aplicar sus políticas, y al que no le guste que se aguante o que hubiera ganado las elecciones. Soluciones a la manera Thatcher, que en nuestra situación no son desde luego aplicables, pues la reforma laboral es solo una pieza más de este gran puzle que hay que armar y en muy poco tiempo para poder salir, no solo de la crisis económica, sino también de la institucional, política y social en la que llevamos inmersos desde hace ya unos años, y que como todo hay que decirlo, el PSOE o Zapatero, tanto me da que me da lo mismo, han contribuido a acrecentar durante sus años de gobierno.

Esta legislatura debería pasar a la historia como la legislatura de las reformas, pues no solo la laboral está encima de la mesa, tiene que llegar la reforma del sistema electoral, la financiera, la de la Constitución, la educativa, la del sistema judicial y sus órganos… son muchas y hay poco tiempo, y todas son de tal envergadura que si no se hacen mediante consenso de las fuerzas políticas y sociales, nacerán muertas, o no podrán llevarse a cabo, y para ello es necesario un mediano entendimiento para empezar a abrir boca entre los dos partidos mayoritarios, cosa de momento no se da. Veremos, qué pasa esta mañana y qué pasa el miércoles porque para hacer todo esto es indispensable el entendimiento del gobierno con el resto de la fuerzas políticas, con la banca, con los sindicatos y con la patronal. Esto es una tarea de todos. Así que, emulando a lo que decía La Faraona: “Si me queréis, entenderos”

Son las doce del medio día. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados. Mis agradecimientos a las inspiradoras de este post: El diván de las cinco rosas y las demás, ellas ya saben a qué me refiero

Postpost: El tube que ilustra este post es de la comparecencia de Soraya Saenz de Santamaria, subido a la red por el Partido Popular el 23 de Junio de 2010 con motivo del decreto de reforma laboral del PSOE. Espero y deseo que la Vicepresidenta siga pensando lo mismo…

RTVE, más allá de un nombramiento

Las quinielas se han disparado esta semana sobre quien va a ser el próximo presidente del Consejo de Administración de RTVE. Andan por la red circulando unos cuantos nombres de gentes cercanas al Partido Popular que me han hecho, como poco sonreír, y no reír, no llego a tanto, ya que esa persona que ocupe el cargo de Presidente de RTVE, va a ser el que va a tener que poner en marcha, eso que llaman el nuevo modelo que tiene pensado el Partido Popular para la RTVE, que aun desconocemos, y del que solo sabemos que su presupuesto será de 1000 millones de euros, 200 menos de lo que hasta ahora se había asignado para el funcionamiento de la Corporación.

Se barajan los nombres de Zaplana o Elvira Rodríguez, el primero no se exactamente porqué, pues por mucho que he leído en la red sobre el rumor, no logro discernir a que obedece exactamente. Desde luego me temo mucho que el PSOE, y más ahora con Rubalcaba al mando, desecharía de inmediato, seguramente, aportando los motivos de su digamos “extraña” dirección al frente de la televisión valenciana, y su desafortunada gestión en el caso de Terra Mítica. Para no llegar a un acuerdo sobre este candidato ni siquiera tendrían que aportar razones de independencia.

En el caso del otro nombre que anda circulando por ahí, el de Elvira Rodríguez, el rumor debe venir de eso que dicen que dijo Rajoy: “mujer, que sepa de cuentas y que salga mucho en los medios”, pero creo que tampoco el PSOE, aceptaría, ya ha sido ex ministra de Aznar, y además colaboradora de Esperanza Aguirre, con lo cual el PSOE, en este caso, pondría encima de la mesa el asunto de la independencia.

Lo cierto es que bajo el tema frívolo de quien va a ser o no ser el Presidente de RTVE o los miembros del Consejo de Administración, subyace un verdadero problema, que es que no hay demasiado tiempo para sacar adelante la corporación con ese presupuesto de 1000 millones de euros.

Seguramente, estaréis pensando que 1000 millones de euros es mucho dinero, y que como no se va a poder hacer radio y televisión pública con esa cantidad. Por supuesto que se puede, pero no de golpe, bajo el lema de ya y ahora. RTVE, como ya he contado en un post anterior, tiene un funcionamiento como cualquier otra empresa, en este caso pública, y como cualquiera tiene unos presupuestos que se ajustan a unas previsiones y a unos gastos comprometidos con anterioridad, eso supongo que todo el mundo lo sabe, y un recorte como ese drástico e inmediato, solo puede llevar a generar una situación caótica y de destrucción, que supongo que no será esa la intención del Partido Popular, porque si lo es, me parecería una argucia terrible, más propia de desaprensivos que de servidores públicos.

Así, que tal vez, no lo han pensado bien del todo, probablemente acuciados por otros problemas que tiene el país, y que hacen que esto de la tele y la radio pública se diluya, pero el caso es que para que ese presupuesto de 1000 millones de euros pueda convertirse en una realidad y en un verdadero ahorro para el estado, tiene que venir acompañado de un modelo, o del que existe porque también puede se valido, pero con una ejecución marcando tiempos y desarrollos paulatinos para la adaptación a la nueva situación económica. El recorte de 200 millones no puede ser de hoy para mañana, eso no lleva a ningún lado, y si en cambio generan un calendario de adaptación a esos recortes, que pueden ser menores este año, e ir subiendo paulatinamente, según se vaya encauzando la situación, incluso es posible que aun se pueda ahorrar más.

Lo importante no es el nombre del que se va a sentar en la presidencia, lo importante es saber cual es el plan, si ese plan que proponen es viable, y de que manera se va a llevar a cabo, lo demás son noticias de vanidades, que no nos llevan a ninguna parte. Y además, lo siguiente de mayor importancia es saber si el Partido Popular y el PSOE son capaces de llegar a un acuerdo sobre el candidato en cuestión, pues el tiempo pasa, y la situación sin plan de ejecución cada vez se deteriora más.

Lo que más me preocupa es que he escuchado y leído algunas opiniones de lo muy conveniente y ahorrador que sería la desaparición de la radio televisión pública, algo que realmente me admira, pues no daré nombres, pero parten de personas que se supone que tienen conocimiento de la política y la sociedad españolas. Les recordaría que, por si no la han leído aun ( a veces me temo que es así) tomen un librito, que debería estar en todos los hogares españoles, llamado Constitución Española, y allá por sus artículos 20 y 128, en los puntos 1 y 2, los lean con atención dilecta. Allí está el principio de todo, claro que es posible que ni siquiera entiendan lo que leen, pero pueden preguntarle a algún constitucionalista y ya verán que fácil es de entender lo que allí está escrito.

Son las nueve de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 2 grados. Los que trabajamos en esto de informar deberíamos ser más serios en este tipo de cuestiones y no andar contando que si este, que si el otro, que si el de más allá, y centrarnos más en explicar cuales es la problemática que acontece. Aunque esto, a lo mejor, forma parte de lo que se llama Infoentretenimiento (acabo de leer el libro Periodismo en televisión. Nuevos horizontes, nuevas tendencias, publicado por Editorial Comunicación Social), pero otro día escribiré de ello.