La Venganza de Costa

La noche del pasado martes al miércoles, fue una noche llena de sorpresas y sinsabores en Génova. Una noche que empezó con un pacto entre Costa y Camps para ambos aceptar inculparse ante los tribunales, y a lo que Génova daba su beneplácito, pero que termino como el rosario de la aurora, porque Costa, no es que tuviera un as en la manga, pero si que tenía, digamos la reina de corazones, pero de corazones “partios”, pues cuando todo parecía que estaba atado y bien atado, Costa dijo que no, que no y que no, que él no estaba dispuesto a inculparse, ni solo ni acompañado, pues no las tenía todas consigo, de que esto que se le presentaba como una maniobra fácil y en la que ganaban todos, no volviera  a ser el gran perdedor de la partida. Con lo cual a Camps no le quedaba, con todo el dolor de su corazón, otro camino que marcharse, que dimitir.

Recordemos que hace 18 meses, Ricardo Costa dejo la Secretaria General del Partido Popular de Valencia, después de una reunión en la que, siempre según Costa, Camps le dejó prácticamente tirado, a cambio de la promesa de que iba a ser nombrado Consejero, promesa que nunca se materializó, y que además el partido le castigó con la suspensión temporal de militancia.

Así que, en la noche del martes al miércoles pasado Ricardo Costa, se sacó la espina que llevaba clavada desde hace meses, y cuando los hombres de Génova, y el mismo Camps le prometían el oro y el moro por esa autoinculpación a la limón, él les recordó que hacía unos meses también le habían prometido no dejarle con el culo al aire, y lo cierto es en estos meses, seguía sin calzoncillos, y pasando mucho frio.

Para que quede todo claro, el artífice de ese pacto, que nunca llegó a ver la luz, fue Federico Trillo, y a la reunión asistieron además de Costa y Camps, Cotino. Por cierto una operación teledirigida desde Génova por la mismísima Cospedal.

Lo cierto es Costa mantuvo su “papel” durante la noche, y todos se fueron a casa pensando que Ricardo Costa “había tragado” una vez más. Lo que no sabían es que Costa estaba haciendo el papel de su vida, y por la mañana del miércoles, él personalmente – pues esto de las venganzas cuanto más personal, más se disfruta- llamo a Camps, para decirle que de lo dicho, nada de nada, y que no estaba dispuesto a presentarse en el Tribunal Superior de Justicia para auto inculparse. Así que, una vez sabidas las noticias en Génova, Dolores de Cospedal le comunicó a Camps que dada la situación no le quedaba más remedio que marcharse.

No se si el asunto de los trajes u otros menesteres han acabado con la carrera de Camps – aunque algunos dicen que será ministro con Rajoy, yo espero que no- pero lo que si  está claro es que esa manía que tiene de mentir, no es una buena cualidad para un político, bueno ni para un político, ni para nadie, y el, Camps, ha mentido hasta el final, hasta con ese discurso sobre sacrificios e inocencia con el que nos ha deleitado en su despedida. La falta de honradez en un político, no solo se mide por lo que roba, que bien puede no hacerlo, también se mide por lo que miente.

Es la una menos cuarto de la mañana. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 20 grados. No mentirás…

Anuncios

Un proceso vergonzoso

yak42_2

 

Líbreme Dios de juzgar a los jueces, pero comentar… comentar es otra historia. Y como un blog es un sitio de comentarios, entre ellos el mío, me apresuro a mesarme los cabellos y rasgarme las vestiduras ante la sentencia tibia, que digo tibia, fria emitida hoy por los jueces sobre el caso Yak-42

Todo empezó mal, todo siguió mal y todo continúa mal, aunque lo que si hay que decir es que la sentencia es de una claridad meridiana, pues según los jueces se juzga lo que se juzga y a quien se juzga, y no otras situaciones y otras personas. Mirar eso está bien, por lo menos el proceso del Yakolev 42 es claro, y también deja a la luz algunas hechos que merece la pena destacar.

Lo primero, y ahí la Ministra Chacón debería tomar nota, nuestras misiones de paz son una verdadera chapuza, sin medios suficientes, con efectivos carentes de los apoyos suficientes y con una logística lamentable. Así que “La Chacón” con todo su poderío debería tomar nota, y como ella por lo menos aun está a tiempo, calcular bien cuando nos apuntamos a una de esas misiones de paz, para dar brillo a un ejercito bastante inoperante por cierto, que riesgos esta corriendo y cuales no debería correr, sobre todo cuando hay seres humanos – no distingo entre militares y civiles, ni he distinguido nunca- implicados.

Lo segundo, es dejar bien patente que Federico Trillo debería recibir la Medalla al Mérito al Hipócrita con lazo blanco- pues no arriesgo ni por un mínimo momento su vida- y también una placa conmemorativa como Escaqueador Destacado, pues después de haber asistido, impasible el ademán, a todo el juicio desde las trincheras o desde sus cuarteles de invierno, a buen abrigo y no como otros, en los puestos de mayor riesgo y fatiga – ver código militar, que puede que no lo viera en ningún momento de su mandato- ha tenido la desfachatez de encima hacer declaraciones, que no reproduzco en este blog, porque me dan grima, pero que encontrareis fácilmente leyendo cualquier diario de mañana.

Lo tercero y último es que estoy más que harta que se enmascaren operaciones bélicas bajo el apelativo cariñoso de misiones de paz, en las que Aznar fue pionero, pero que Zapatero, porque todo hay que decirlo, ha seguido fomentando y participando, donde por muchas vueltas que le doy, no encuentro ni en Afganistán, ni en Irak ninguna conexión con ningún tipo de interés, ni estratégico, ni nacional, ni de otra índole con nuestro país.

Son las once de la noche. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 18 grados. Un proceso vergonzoso para todos, uno más. Lo peor es que es muy probable que no sea el último

Manda Huevos

 

huevos

 

Cuando a un ex ministro o ex presidente del gobierno se les paga el sueldo integro de por vida, no es precisamente por su cara bonita, que por cierto no es el caso de Bono, Trillo y Aznar, si no porque en el ejercicio de su ministerio o presidencia, es posible, que adquieran responsabilidades, que van más allá de ese mandato. Bien pues todo esto que os cuento, parece ser que no es así, que aquí cuando uno deja la presidencia del pais o el ministerio de turno, si te he visto no me acuerdo.

¿Y a que viene esto? Pues que no entiendo porque están en el banquillo de los acusados los militares que fueron a identificar cadáveres en el accidente del avión Yakolev-42, ocurrido en Trebisonda – Turquía, mientras que los responsables últimos véase el trío anteriormente citado, están exentos de cualquier responsabilidad penal o de cualquier otra índole.

Sabéis que os digo a la vista de los visto esta mañana en la vista, que esto si que MANDA HUEVOS.

Son las seis menos cuarto de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. Cada día tengo más claro que en este país nos estamos volviendo imbéciles.