Aguila Roja y Cuentamé: Hay otra historia

No es lo mismo no gastar, que hacer parecer que no se gasta, y no es lo mismo gestionar, que presionar. Y digo esto por el asunto de la decisión del Consejo de Administración de RTVE sobre la no emisión de los próximos capítulos de las series Cuéntame y Águila Roja.

Lo cierto es que los nuevos capítulos están ya grabados y pagados, y que se estrenarían en Octubre, así que el único y esencial motivo para no emitirlos y esperar a 2013 es solo un asunto de cuadrar las cuentas, y montar una estrategia contable, porque aquí, en RADIO TELEVISION ESPAÑOLA, los gastos se contabilizan una vez que se han emitido los programas o las series, que es lo que sucede con las Olimpiadas, con un coste de 70 millones de euros. Los derechos de emisión se compraron hace ya cuatro años y fue cuando se pagaron, pero como no se emitirán hasta este verano, ese gasto se va a contabilizar en los presupuestos de este año.

Los capítulos de las series Águila Roja y Cuéntame  están ya pagados. Es decir el dinero ya ha salido de la caja, y lo único es que si su emisión se difiere hasta 2013, será entonces cuando se apunte en la contabilidad de la empresa. Con lo cual el gasto ya está hecho, y lo único que se hace es, digamos, maquillar la situación para que así parezca que no se gasta. 

Y además el Consejo de Administración, presidido durante todo el mes de enero por Miguel Ángel Sacaluga, consejero del PSOE, está utilizando esa amenaza de no emitir las series para presionar al gobierno en un intento de bajar el recorte  de los 200 millones, porque así desde luego no se ahorra, ni se baja el gasto, pero si que se presiona frente a la opinión pública.

El juego que están llevando a cabo ciertos consejeros de  RTVE es realmente deleznable, en vez de sentarse a rediseñar las cadenas y las emisiones,  y el uso que se va a hacer de ellas, en vez de reorganizar los organigramas y los equipos, en vez de propulsar la producción propia, cosa que es la única vía de salvación para que una vez aplicado ese recorte, la radio televisión pública pueda sobrevivir y seguir dando servicio público, están dedicados a hacer “política” con la Corporación y ver como la dejan aun más enfangada y maltrecha ( véase el informe de las auditorias del mandato de Oliart, que están ya en todos los medios).

Son las doce menos veinte de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 2 grados. Las cosas como son.

 

RTVE como servicio público

Iba a escribir un post esta mañana sobre lo que esta sucediendo en RTVE, pero mi compañero Paco Huertas se a adelentado , y no voy a abudar con una nueva publicación en más de lo mismo. Asi que reproduzco aqui su entrada a su blog de hoy:

“En RTVE tenemos lo que la mayoría quería.

La realidad es tozuda. Tenemos lo que queríamos, un gobierno que propuso en Cortes eliminar 200M y quitar un multiplex. A pesar que en una reunión con los Consejeros del PP se me censurará preguntar por estas dos “insignificantes” propuestas, a la que los consejeros se apresuraron a decir que era un error o malentendido. Bueno ¡Pues va a ser que NO!

Lo peor no es ajustarse el cinturón con un 22% menos de presupuesto en un año, que sabiendo como funciona una programación que se compra fuera en vez de producirla dentro esta todo comprometido, sino la indefinición del modelo y la interinidad de quien debe aplicar las medidas. Si encima dentro de poco Bruselas nos pone con otros 200M menos, cuando se confirme la retirada de la tasa a las telecos, ¡apaga y vámonos!, y lo digo en el sentido literal, eso quieren los grupos de presión que asesoran a Soraya y Mariano.

La publi no la recupera para RTVE ni Merkel, con la que está cayendo en el sector. La sangría en los dos grandes grupos de TV comercial italianos con sede en España, es decir Tele5 y Antena3, se ha visto paliada gracias a los despidos sistemáticos, las fusiones y la publicidad que han recibido de RTVE. Ahora que ellos pagan una parte de la “minuta” de RTVE nos van a dejar la publi a nosotros, ni de coñ……

O nos planteamos hacer una TV de producción propia interna con un claro sentido de servicio público, renunciando temporalmente a ser líderes de audiencia en TVE-1, y digo temporalmente porque creo que hay profesionalidad, ganas y creatividad suficiente en RTVE para recuperar más pronto que tarde ese liderazgo sin recurrir a Mediapro, Vértice 360 y otras empresas apadrinadas. ¿Es ClanTV un canal de servicio público? Lamento decir que no. ¿Hay que cerrarlo? No, lo que hay que hacer es informativos infantiles, programas musicales, deportivos, concursos, etc que cumplan con las encomiendas de servicio público establecidas en la ley para la infancia.

Cuando quitamos la publicidad de Clan apareció Boing y ahora, antes de que se rumoreara que podía desaparecer TDP aparece Energy ¿Información privilegiada? Seguramente. TDP va a poder competir con el resto de canales deportivos, me temo que no. ¿Hay que cerrarlo? Yo creo que si cumpliese con su encomienda de servicio público de promoción del deporte base, femenino, infantil, con la encomienda de educar para el fomento de hábitos deportivos saludables, etc, debería continuar, con un coste moderado, con patrocinios y convenios con las federaciones. Si no, no es una cuestión de lo que yo crea, lo van a cerrar sí o sí.

La 2, ese canal que no se sabe si va o si viene. Se han encargado concienzudamente de que sea así, por más que hemos insistido en que era el canal del servicio público por excelencia. Aún así, teniendo La 2 un share ridículo o no, cumple aunque malamente con tareas que la ley nos marca. Según la ley de la jungla, La 2 la tendrían que haber cerrado hace años, ganas no han faltado pero ahí sigue.

En resumidas cuentas, esto ha cambiado y más que lo va a hacer. Tenemos que defender un modelo que su rentabilidad sea social y su coste sea aceptable, si hay buenas audiencias, que las puede seguir habiendo, mejor, hay esta el caso de RNE.”

 
Es la una y media de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 3 grados.

Propuestas electorales para la radio televisón pública

Las propuestas que presentan los principales partidos con vistas a las elecciones en relación con RTVE y el conjunto del sector audiovisual son, salvo excepciones, más bien genéricas.

El PSOE insiste en la constitución de un consejo audiovisual estatal, con organismos similares en cada comunidad autónoma; propone recortar el número de licencias de la TDT; revisar la financiación de las teles públicas; asegurar alternativas a RTVE en caso de que Bruselas anule la tasa de las telecos; e impulsar un esquema como el de RTVE para los consejos de las autonómicas.

El PP regulará el sector desde una CMT reforzada; fijará techos de gasto y deuda para todas las televisiones públicas; y abrirá la puerta a la gestión privada de autonómicas y locales.

El PNV no propone nada y CiU quiere que Cataluña pueda designar representantes en el consejo de RTVE; promover el catalán en todos los medios audiovisuales públicos; y asegurar la recepción de TV3 en la Comunidad Valenciana.

IU quiere dar licencias a iniciativas sociales y que se reconozcan radios libres y comunitarias; blindar la financiación de RTVE; constituir el consejo audiovisual; y que se apruebe un estatuto del periodista con rango de ley. UPyD quiere el consejo audiovisual; que se puedan cerrar o privatizar las autonómicas; y unos consejos en las teles sin cuotas políticas o sindicales.

Son las dos y media de la tarde. No llueve en Pozuelo pero lloverá y la temperatura exterior es de 12 grados. Ya veremos lo que pasa despues del 20-n

Un despido torticero

 

La política de silencio que los Servicios Informativos de la Corporación RTVE imponen ante los problemas y conflictos internos en RTVE es un hecho desde hace mucho tiempo, pero desde hace nueve días, un colectivo de trabajadores de la sección sindical de UGT mantiene un encierro en las instalaciones de Torrespaña, sin que ninguno de los medios de comunicación de ese grupo haya dicho una sola palabra para informar a la sociedad, a la que como servicio público se deben.

El silencio por parte de los Servicios Informativos de RTVE es un atentado al código deontológico que debe presidir la profesión periodística y al servicio público que le ha sido encomendado, además de carecer de toda ética al optar por la ocultación y la manipulación ante este conflicto que están obligados a afrontar y resolver.

Y para que conozcáis, a través de este modesto blog lo que está sucediendo, paso a relataros los hechos,y que como digo la potente radio televisión publica silencia:

A primeros de Octubre fue despedida Marisa, compañera documentalista. Trabajaba con un contrato por obra para el programa España Directo desde el año 2005. Su despido, además de ser a todas luces injusto, es especialmente cruel y doloroso.

Un despido siempre es un hecho dramático para el que lo sufre, y más en estos tiempos que corren, pero en este caso es especialmente doloroso porque se da la circunstancia de que Marisa tiene 61 años. Su horizonte ahora es de dos años cobrando el paro para pasar a verse con 63 años y sin recursos, con una edad que hace casi imposible encontrar un nuevo empleo, prácticamente una sentencia que la condena a alcanzar finalmente la jubilación con una pensión mermada y empobrecida por este hecho.

Por si fuera poco, a las circunstancias tan difíciles de este despido hay que sumar unas formas y modos que también lo hacen innecesariamente cruel. Sin previo aviso, de sopetón, y curiosamente a la mañana siguiente de una jornada de huelga en la que Marisa ejerció solidariamente su legítimo derecho, se la llama desde la Dirección de RRHH para comunicarle que recogiera sus cosas, entregándole una carta en la que se le comunicaba una indemnización de 45 días por año trabajado. Es normal, lógico y humano que Marisa reaccionase con estupor, que manifestase su dificultad para digerir este hecho y entender sus causas. No sabríamos cómo calificar la siguiente actuación de la Dirección de RRHH, los peores calificativos que conocemos no le harían justicia, ya que tuvo la retorcida idea, cuando la compañera regreso al despacho acompañada de un representante sindical, de entregarle una nueva carta, esta vez con sólo 8 días de indemnización por año trabajado, junto a una amable frase que no tiene desperdicio: a ver si ésta vez lo entiendes mejor.

Pero ante todo, este es un despido INJUSTO e INJUSTIFICADO. No ya sólo por ser nuestra compañera la primera que está sufriendo las alas que nuestro Gobierno le está dando a directivos y empresarios para saltarse a la torera los derechos de los trabajadores, ni por sentir sobre sus carnes el futuro que nos espera tan sólo unas horas después de participar en una jornada de lucha y solidaridad, sino sobre todo porque el argumento sobre el que se pretende sustentar este despido es un atentado al sentido común, al empresarial y a nuestro ordenamiento jurídico. Parece que a algunos no les basta con el libre albedrío que les otorga la nueva ley para echarnos a la calle con lo puesto y ahora pretenden un mundo en el que ya todo vale.

El argumento en cuestión ha sido la actual reorganización del servicio de documentación en el que trabaja la compañera, donde se pretende que todos los documentalistas de los programas de TVE trabajen en un pool (servicios compartidos). Unos planes que no pueden ser aplicables al caso de Marisa, ya que no está contratada con categoría de convenio y su contrato es por obra, por lo que no se sustenta que pueda trabajar fuera de esa obra, el programa España Directo. Resulta por tanto obvio que nuestra compañera no puede formar parte de la pool que pretenden, tan obvio como que la obra, el programa España Directo, sigue en antena y, por tanto, no puede existir razón alguna para romper de este modo la relación laboral. No han finalizado las funciones que desarrollaba con su contrato, documentalista, y de hecho al día siguiente de su despido fueron contratadas dos personas mediante contrato en prácticas para hacer las mismas funciones que realizaba Marisa.

Por este motivo desde hace nueve días los compañeros de la Sección Sindical de UGT, mantiene un encierro en las instalaciones de Torrespaña, sin que en ningún momento ninguno de los servicios informativos de la radio y la televisión pública hayan informado ni un solo minuto.

No puedo permanecer impasible ante una injusticia de tal calibre y ante una situación torticera y alevosa donde las haya, y me solidarizo totalmente con ese encierro, y con la compañera Marisa, y os animo a dar la mayor difusión posible a esta “lamentable noticia”, que otros ponen extremo cuidado en ocultar.

Si queréis más información podéis recabarla en la Web http://www.ugtrtve.net . Y acordaros sobre lo que escribí ayer, si solo hubiera sido un minero el que hubiera quedado encerrado en la mina, nadie hablaría de él, pero como han sido 33… Marisa es “nuestro minero” y ahora toca hablar de ella y de la situación tan injusta por la que está pasando y denunciarla. Habla y escribe de Marisa tú también. Entre todos podemos.

Son las doce menos cuarto de la noche. No llueve en Aravaca y la temperatura exterior es de 15 grados. Frente a los abusos y las injusticias siempre nos queda la palabra, úsala.

Fuente: http://www.ugtrtve.net

Votaremos no

Comisiones Obreras denuncia que dentro del Comité de Dirección de RTVE ganan las tesis que apuestan por una RTVE externalizada, sin transparencia, donde pueda seguir avanzando la corrupción y la mala gestión, como ha quedado reflejado en las últimas auditorías.

La Dirección esta tarde ha vuelto a ofender al CGI presentando encima de la mesa un documento radicalmente distinto al negociado hasta la fecha, falto de casi todos los compromisos que se habían alcanzado, donde se desvirtúa la mesa solicitada por los trabajadores y exigida por la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE. La interlocutora que había designado el Presidente de la Corporación, la Directora del Gabinete de Presidencia, para dirigir la negociación ha quedado desautorizada.

La reunión ha durado 15 minutos porque la representación de los trabajadores nos hemos levantado al unísono. Posteriormente el CGI, por unanimidad, ha acordado pedir un voto negativo en el referéndum para pasar a elaborar un calendario de movilizaciones que culminen con una nueva huelga.

El error de la ausencia de España de Euronews

El error de la ausencia de España de Euronews

 Pedro González

 Entre los numerosos e importantes destrozos causados por Luis Fernández a su paso por la presidencia de la Corporación RTVE hay que anotar uno de envergadura internacional: el que puso fin a la participación de España, vía venta de acciones de RTVE, en la cadena paneuropea de información multilingüe. Que ello sucediera, además, poco antes de que España asumiera la última presidencia rotatoria clásica de la Unión Europea, ofrece también una idea bastante cabal de la descoordinación del Gobierno y de su desconocimiento del panorama mediático fuera de los límites de nuestras fronteras. Euronews fue un proyecto auspiciado por una verdadera conjunción planetaria, puesto que no era ni es habitual que al frente de los gobiernos de España (Felipe González), Italia (Bettino Craxi) y Francia (François Mitterrand) hubiera tres socialistas, unidos a un presidente de la Comisión Europea (Jacques Delors), todos ellos convencidos de la necesidad de la construcción europea y de la imperiosa necesidad entonces (1992) de contrarrestar el monopolio informativo mundial de la CNN norteamericana. La cadena se instaló y empezó a emitir desde Lyon, ciudad que le ganó la pugna a Valencia y a Munich, y desde entonces irradió a toda Europa y norte de África primero, pero después a Oriente Medio, Asia y América Latina una visión informativa y analítica del mundo muy diferente de la que ofrecía la poderosa competencia americana, que vio aparecer después otros gigantes como Al Jazeera. Para España, a través de RTVE, la participación con un 17,5% en Euronews, suponía el equivalente a 2,5 millones de euros anuales, pero sobre todo la existencia de una redacción española, plenamente integrada con sus colegas europeos, en una forma de trabajar que permitía conseguir lo que nunca se logró con campañas publicitarias muy costosas o tareas de lobby menos rentables. Así, y a título de pequeños ejemplos, las élites europeas, principal público de Euronews, se enteraban de que los agricultores franceses quemaban camiones fruteros españoles, cuestión de la que no informaban por supuesto los medios galos, a la vez que los atentados y asesinatos de ETA, que en el mejor de los casos ocupaban alguna línea perdida en los medios extranjeros, pasaron a abrir los informativos europeos y conseguir que, poco a poco, los habitantes de la UE fueran comprendiendo y asimilando que quienes cometían tales crímenes no eran los guerrilleros románticos que presentaban medios como la BBC o Le Monde. Al mismo tiempo, esa presencia de periodistas españoles en pie de igualdad con sus colegas europeos, permitía insertar en la información general el inmenso aluvión de noticias positivas que se producían en nuestro país, desde la transformación de sus vías de transporte hasta sus proyectos de investigación, inversiones, etcétera. Euronews, en fin, contribuyó decisivamente a poner en valor el trabajo y gestiones de comisarios y altos cargos españoles en la UE, contrarrestando las habituales ofensivas informativas de anglosajones y árabes, preconizando, además, acuerdos de cooperación con las zonas de interés para Europa. Consumada la decisión de abandono, adoptada por la anterior dirección de RTVE, España ya no está presente en el accionariado de Euronews. De momento, la lengua española y su correspondiente redacción se mantienen, aunque sin la influencia de antaño. El presidente Sarkozy piensa que Euronews en español es fundamental para América Latina, aunque los temas prioritarios de los que informe la cadena tal vez no sean ya los que más interesen a España. Durante estos últimos días ha viajado por España el presidente de Euronews Philippe Cayla. En una reunión con la Asociación de Periodistas Europeos manifestó que su objetivo es conseguir un canal de la TDT para que los españoles vuelvan a tener acceso a su programa. Igualmente, que intenta concluir acuerdos con las televisiones públicas autonómicas para implantar su programación en algunos segmentos del día. Parece inminente el acuerdo con la ETB para la emisión de tres boletines diarios en euskera, mientras que los catalanes de la TV3 podrían llegar mucho más lejos: a cambio de cinco millones de euros anuales difundir en lengua catalana toda la programación de Euronews en todo el mundo. Una bicoca, si se compara con los 54 millones de euros que cuestan anualmente los servicios informativos de esa misma TV3. Que la influencia de Euronews en la conformación de una opinión pública transfronteriza es innegable lo reconocen líderes como el ruso Vladimir Putin o el turco Recep Tayyip Erdogan. Ruso y turco son precisamente los dos últimos idiomas, tras el árabe, incorporados a Euronews. Todo ello hace aún más sorprendente el abandono español de un proyecto de comunicación europeo como Euronews. Tanto más cuanto que un gobierno como el de Zapatero, tan preocupado por la imagen y la transmisión correcta de sus mensajes, desprecie así una herramienta que costó enormes esfuerzos poner en pie y mantenerla en competencia con los grandes grupos de comunicación e interés extraeuropeos.