Justine Masika #EllasPueden

justine-masika-9320

Hace unos días escuchaba la conferencia de la congoleña Justine Masika , una mujer cuyo nombre seguramente no les suena de nada, pero que para que lo sepan, esta mujer es una activista por los derechos humanos de las mujeres del este de la República del Congo, un país donde la violencia armada lleva instalada más de 20 años y que desde 2007 está perseguida por documentar la violación como crimen de guerra, lo que le ha obligado en los últimos tiempos a vivir en Bruselas.

El movimiento que Masika dirige se llama Sinergia de las Mujeres por las victimas de Violencias Sexuales y agrupa a 35 asociaciones que se dedican a atender a mujeres victimas de violaciones y que mantiene un centro de acogida para estas mujeres agredidas.

La violencia sexual contra las mujeres, no solo en el Congo, es un arma habitual de guerra. Forma parte de la estrategia militar de un ataque con el que se busca destruir a las victimas y sus familias, humillar, desmoralizar y atemorizar en toda su amplitud a los habitantes del territorio conquistado. Estas violaciones, no solo se perpetran en mujeres, no … también hay niña, niños incluso hombres.

Justin Masika, es una de ellas, fue violada por el enemigo y cuando su marido supo lo que había sucedido, no solo no la ayudo, sino que la aparto y dijo que no quería saber nada de ella, pero esto no fue el detonante de su trabajo por las mujeres violadas, fue cuando una de sus vecinas, una mujer de 80 años fue violada brutalmente y entonces decidió que debía hacer algo por esas mujeres

La plataforma que dirige Masika ha trabajado ya con  más de 13.000 mujeres violadas, que van desde bebés de diez meses a mujeres de 80 años. Desde la asociación insisten en que hay trabajar en cuatro sectores importantes: La educación, el intento de superación de la concepción patriarcal, la implicación de la juventud en la construcción de la paz y la formación en liderazgo y empoderamiento de las mujeres. Y , además trabaja a diario con las victimas : mujeres que llegan infectadas con enfermedades de transmisión sexual,  mujeres a las que hay que  extraer metales y otros instrumentos introducidos sus cuerpos durante la violación, mujeres a las que hay que recuperar la autoestima, y también sus familias, a las que hay que enseñar a aceptar la agresión y evitar el rechazo

Masika, saben ustedes sueña  con poder contribuir a la movilización de las comunidades contra la violencia y conseguir que las autoridades congoleñas se centren en las causas y no las consecuencias de la violencia sexual, Masika es una mujer que con muy pocos medios ha logrado que todos y todas focalicemos la atención en la violación de mujeres en los conflictos armados, en la mujer como campo de batalla.

Como ven, a pesar del dolor y la adversidad Masika puede, y si ella puede, tu también puedes… Ya saben Ellas Pueden.

Son las ocho de la mañana. Llueve ligeramente en Pozuelo  y la temperatura exterior es de 8 grados. Justine Masika #EllasPueden

Anuncios

El Escalofriante Manual de ISIS sobre las #mujeres

Se ha publicado en Internet un documento del Estado Islámico ISIS sobre cuál debe ser el papel de las buenas mujeres musulmanas , que es lo que le está permitido hacer y cuáles son sus obligaciones, bajo el titulo “La Mujer en el Estado Islámico”

El manifiesto destaca el papel de las mujeres como amas de casa, esposas y madres y critica duramente a las mujeres occidentales y los conceptos de igualdad de género y derechos humanos. La parte más alarmante es la que señala que “es legítimo que una niña se case a la edad de nueve años”. “Las chicas más puras deben casarse a los 16 o 17 años, cuando aún son jóvenes y activas y los hombres no tienen que casarse con más de 20 años en estas gloriosas generaciones”, subraya el documento.

Tras casarse, el papel reservado a la mujer es “permanecer escondida y con el velo y mantener a la sociedad desde atrás”, dice el manifiesto, que sugiere que los combatientes del Estado Islámico son “hombres de verdad”.

Esta especie de guía para las mujeres ha sido presuntamente distribuida por la sección de medios de comunicación de la Brigada Al-Jansaa, formada por mujeres de ISIS.

El documento indica qué es lo que se espera de ellas en el califato que el Estado Islámico declaró en el territorio que controla en Irak y Siria , y está especialmente dirigido a reclutar mujeres de otros países, principalmente de Arabia Saudí y otros estados del Golfo.

En el manifiesto, se anima a las mujeres árabes a instalarse en Siria e Irak, donde pueden vivir una vida “sedentaria” concentrada en las tareas del hogar, que son “su derecho asignado de forma divina”, según la sharía” y la metodología de vida ordenada por Dios”.

Según ISIS, la educación de las niñas tiene que empezar a los siete años y no seguir más allá de los 15 y sus estudios deben de centrarse en la religión, el árabe coránico y en aprender cocina, a tejer y otras labores que las preparen para su cometido en la vida que es encargarse de su hogar.

El texto advierte que no es necesario que las chicas “vayan de aquí para allá con el fin de obtener diplomas simplemente para demostrar que su inteligencia es mayor que la de un hombre”.

En algunos casos excepcionales, la mujer puede dejar a su familia para trabajar como médico o maestra o para hacer la yihad (guerra santa) “si se la designa” para eso porque no hay suficientes hombres para derrotar al enemigo en un ataque.

No obstante, cualquier trabajo que desempeñe una mujer solo puede realizarse tres días a la semana y “tiene que ser apropiado para ella y de acuerdo con sus habilidades y no exceder lo que ella sea capaz de resistir ni ser difícil de realizar para ella”.

La guía prohíbe a las mujeres la cirugía plástica, los piercings o “las cosas que cuelgan de las orejas”, así como afeitarse el pelo. Las tiendas de moda y los salones de belleza están descritos como “obra de Iblis (el diablo)”.

El Estado Islámico difundió el pasado octubre otro documento mucho menos extenso en el que ofrecía consejos a las mujeres sobre cómo ser buenas esposas de la yihad y ayudar a los combatientes, y proponía que aprendieran a cocinar y a aplicar los primeros auxilios.

El documento fue publicado originalmente por la brigada Al Jansa en diciembre, pero como estaba escrito en árabe, no tuvo un impacto rápido entre los yihadistas occidentales. Ahora ha sido traducido completamente al inglés y se conoce con mayor detalle lo que se recomienda.

Este manifiesto también explica puntillosamente lo que hacen los combatientes con sus esclavas sexuales: cuándo una mujer puede ser golpeada y bajo qué circunstancias se justifica violar a niñas.

Alrededor de 5.000 mujeres y niños fueron secuestrados por el grupo terrorista y son sometidos a abusos sexuales de todo tipo en distintas zonas de Siria e Irak controladas por ISIS

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 3 grados.