Se nos olvidó educar en igualdad, me temo

España es el país europeo en el que se ha producido un avance más notorio en cuanto a la equidad de género en las últimas décadas. La gran protagonista de este cambio es la mujer y se ha hecho por voluntad de la mujer.

Sin embargo perviven claros elementos de desigualdad y de desequilibrio en las relaciones intergénero. Fundamentalmente en el ámbito laboral, en el reparto de las tareas domésticas o cuidado de niños o ancianos, y en la persistencia de estereotipos sexistas.

El 42% de los varones y un 47% de las mujeres de 15 a 29 años creen que tener hijos puede ser un freno para la vida laboral de las mujeres. Pero solo el 23% de los varones y el 11% de las mujeres creen que puede ser un obstáculo para la vida del hombre.

El 33% de los chicos adolescentes y jóvenes españoles de 12 a 24 años están muy/bastante/algo de acuerdo con la afirmación siguiente: “Está bien que los chicos salgan con muchas chicas, pero no al revés”. El porcentaje de chicas de esas mismas edades que opina lo mismo no alcanza el 9%.

Además la justificación de determinados comportamientos machistas, sexistas o violentos, alimenta el germen de la violencia de género. En este sentido, algunas actitudes con las que, muy especialmente los chicos /12-24 años) están “bastante o muy de acuerdo” en proporciones nada despreciables, resultan preocupantes: tales como un chico agresivo resulta más atractivo, o Si una mujer es maltratada por su compañero y no le abandona es que tal vez le guste, o Un buen padre debe hacer saber al resto de la familia quien es el que manda.

Otro tema en el que los jóvenes siguen estancados es la diferencia salarial por género, que  también sigue siendo importante en España y ello no solo ocurre entre los adultos mayores, como decía,  que han desarrollado ya parte de su carrera laboral y familiar. Entre los hombres y mujeres jóvenes, que tienen niveles de preparación y de experiencia muy similares, también se manifiesta la diferencia salarial. Según un estudio de 2012. las mujeres ocupadas de entre 15 y 29 años ganaban, como media, 100 euros menos que los hombres, siendo el salario medio masculino de 889 euros y de 786 euros el femenino.

Como ven hay mucho trabajo por hacer y sobre todo con las nuevas generaciones. No se distraigan en la educación de sus hijos y sus hijas, porque estos datos que hoy les he puesto encima de la mesa, pueden traer consecuencias terribles para la sociedad del futuro, y no se engañen para hombres y para mujeres.

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 22 grados. Se nos olvidó educar en igualdad, me temo

 

Rusia donde pegar a una mujer una vez no es delito

violencia-genero-2p

Que frase tan demoledora, escuchen: Preservar la autoridad parental, se la voy a repetir por si no la han escuchado bien:  preservar la autoridad parental.

Detrás de esta frase se esconde el fundamento que ha dado el parlamento ruso a la modificación de la ley sobre violencia domestica, o mejor dicho a la descriminalización de la ley de violencia domestica en ese país.

Pegar a una hija, a la mujer, a un anciano de la familia una vez al año ya no va a ser delito en Rusia, solamente cuando el agresor, si a ese que llama la propia ley autoridad parental, vuelva a pegar al mismo familiar, entonces podrá ser procesado por via penal, eso si siempre y cuando  la victima pueda demostrar los hechos ya que la justicia no va a actuar de oficio en estos casos .

Este proyecto de Ley del parlamento Ruso sepan que ha sido aprobado con 368 votos a favor y sólo uno en contra, y ha sido defendido, ya ven, por una mujer  Yelena Mizulina, parlamentaria ultraconservadora que ya antes se ha destacado por crear leyes contra los gays y otros tipos de libertades individuales  y, no pierdan de vista este detalle, es  presidenta de la Comisión de Asuntos de la Familia y la Mujer de la cámara, que alega que en la cultura familiar rusa las relaciones padre-hijo se construyen en torno al poder de la autoridad del padre y que Las leyes deben apoyar esa tradición familiar.

Según las estadísticas que maneja el Gobierno ruso , 36.000 mujeres son agredidas por sus parejas cada año y otros 26.000 niños por sus padres, ni más ni menos, y es que sepan ustedes que Rusia es uno de los países con las cifras más altas de maltrato hacia la mujer.

Mientras en el mundo se legisla contra la violencia hacia las mujeres, Rusia una de las principales potencias mundiales, vuelve con esta ley al Medioevo, con esta noticia verdaderamente perturbadora, un país que se sienta en la Asamblea de Naciones Unidas, que supuestamente tiene mecanismos democráticos, un país supuestamente libre. Pues ya ven el derecho civil más fundamental de un ser humano, que es el no ser agredido, en breve en Rusia pasara a la historia donde, aunque nos parezca inaudito con esta ley no solo no se castiga al agresor, sino que se le anima y se le da carta blanca para golpear y agredir a mujeres, en virtud de la costumbre, si la costumbre de pegar a las mujeres. Definitivamente algo no va bien, que digo algo, mucho no va bien.

Son las dos y media de la tarde. Llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 9 grados

#25N

lagrimas1

El pasado viernes, 25 de Noviembre, Dia contra la violencia de género, como todos los años, nos reunimos mujeres y hombres en números actos para hacer visible esta lacra que en este año ya  se ha llevado por delante a 39 mujeres.

Una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido algún tipo de violencia física o sexual; entre el 45 y el 55% de las residentes en la Unión Europea ha sido víctima de acoso sexual desde la adolescencia y, como les decía en lo que va de año en España 39 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o excompañeros sentimentales.

Estas son sólo algunas de la cifras que aporto la pasada semana Cruz Roja para denunciar la violencia de genero, mientras presentaban la  campaña Cambiemos el ambiente, una iniciativa con la que pretenden “visibilizar la desigualdad que sufren las mujeres en todos los ámbitos de su vida, y promover un cambio de modelo social, en el que tanto hombres como mujeres se impliquen en la búsqueda de la igualdad”. Y esa desigualdad es el germen de la violencia contra la mujer, no lo duden, hay que partir de algo tan esencial como cambiar la cultura y los modos de convivencia entre hombres y mujeres, de romper los estereotipos que dejan a las mujeres en situaciones tremendamente vulnerables.

“La violencia contra las mujeres – dice Cruz Roja – ocurre cada día en espacios públicos y privados. Sus consecuencias afectan principalmente a las mujeres, obviamente,  pero también a su familia, a su entorno,  a la sociedad en su conjunto”.

No podemos quedarnos solo en las leyes, no podemos quedarnos solo en los pactos de estado, este es un tema que atañe a la sociedad civil, a cada uno de nosotros y nosotras, porque a pesar de que tengamos o hagamos la ley más avanzada contra la violencia de género, o exijamos a los políticos implicarse, con una sola voz, en esta lucha, cada uno, cada una, debe no solo educar a sus hijos y a sus hijas contra la violencia machista, sino que hay que dejar de mirar para otro lado cuando conocemos un caso cercano, hay que visibilizar al agresor, señalarlo, apartarlo y censurarlo, sea quien sea, incluso si es nuestro hijo o nuestro padre o nuestro hermano o nuestro amigo…

No podremos avanzar en la lucha contra la violencia de género si todos y cada uno de nosotros no estamos convencidos de que  maltratar a una mujer es un hecho atroz, deleznable y que no tiene ninguna, pero ninguna justificación. Mientras esto no cambie, no habrá avances significativos, y dentro de un año el 25 de Noviembre estaremos hablando de un numero similar de victimas o incluso mayor. Este tema nos atañe a todos, nos atañe a todas…

Son las 10 de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 6 grados. #25N

La imagen pertenece al blog Entre Pasillos y Aulas

El 80 por ciento de #mujeres que sufren #violenciadegenero no presentan denuncia

violencia de genero

Saben una cosa:

Señalaba la pasada semana la presidenta del Observatorio Nacional contra la Violencia Doméstica y de Género, María Ángeles Carmona, en un coloquio organizado por la Universidad de Valladolid, que el 80 por ciento de las mujeres que sufren violencia machista o violencia de género, no presentan denuncia.

Estas cifras de silencio son demasiado altas para una sociedad supuestamente sana como en la que pretendemos vivir. La Violencia de género se salda anualmente con una media de 60 asesinatos, y en estos casos también escasean las denuncias.

Esto significa que los mecanismos de defensa de las mujeres frente a la violencia cometida por hombres no están funcionando como debieran. Y no solo debemos mirar al estado, efectivamente hacen falta más ayuda para la protección y la prevención, pero hay que mirar también dentro de los ambientes puramente civiles: la sociedad, las familias, la escuela, el trabajo, los entornos de los amigos donde se calla y se mira para otro lado.

Dicen que tenemos la ley de violencia de género más avanzada de Europa, pero sin las ayudas, si los dineros necesarios para desarrollarla de poco sirve, y también sin una educación en la familia, en la escuela y en la universidad que ponga en claro que un hombre que maltrata a una mujer comete un hecho moral deleznable, que no merece habitar dentro de una sociedad sana, que no merece la protección del silencio de sus familiares y amigos,  y que desde luego es un delito gravísimo, que debe ser corregido y castigado.

El día después #ViolenciaDeGénero #ViolenciaMachista

violencia

Me gustaría contarles, que en el tema de la violencia de género o violencia machista o violencia contra la mujer -fíjense que ni en el título nos ponemos de acuerdo –  eso que digo cuando empiezo cada domingo el programa: Ellas Pueden, pero la realidad nos avisa, que con una media en 2015, de una mujer asesinada a la semana, me temo mucho que nosotras solas no podemos.

Lo que sí que debería estar claro a estas alturas es que la sociedad debe “poder”. Si, debe poder acabar con este goteo de asesinatos y demás tipos de violencia machista, que amen de causar miedo, dolor, pena y angustia, nos dice, que a pesar de las apariencias de modernidad, a pesar de eso que dicen por ahí, eso que les llena la boca a muchos cuando mirándonos complacientes desde sus “pulpitos políticos” nos cuentan que estamos en el siglo XXI, y que este es el siglo de las mujeres, si, la lectura de la violencia machista es que,  nuestra sociedad aun es un reducto cavernario donde prima la desigualdad y donde el asesinato y el maltrato de mujeres, está a la orden del día.

Esta semana, el pasado miércoles 25, se conmemoraba el día internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer… Dejo unas preguntas en el aire ¿Qué pasará el día después? ¿Qué pasará la semana después cuando se apaguen las luces de los múltiples actos celebrados esta semana? ¿Qué pasará cuando guardemos el color morado hasta el año que viene?

Ya saben la respuesta verdad… Pues esperemos que esa respuesta no se cumpla.

Son las nueve de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 10 grados. El día después #ViolenciaDeGenero

Viven Solas y Mueren Solas #ViolenciaMachista #Mujeres

violencia machista

Las entierran en silencio, en la soledad. Apenas un puñado de familiares y amigos, o algunos vecinos del pueblo… como mucho, tal vez, algún alcalde o concejales. Nadie del gobierno, nadie de la oposición,  ningún líder de esos partidos que escriben, a vuela pluma, un tuit o un comunicado de 5 líneas de condena. Solas.

El 70 % de la violencia contra las mujeres en nuestro país no se denuncia ¿Sabéis porque? Porque están solas frente a la sociedad y aquellos que nos representan. Viven solas y mueren solas.

Son las diez y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 16 grados. Viven solas y Mueren Solas

 

Foto de Brais Lorenzo : Amigos y allegados a Isabel Fuentes, con lazos contra la violencia de género en el velatorio