Acerca de Marta Pastor

martanauta@gmail.com

ETA ¿ Es perdón o es amenaza?


ETA pide perdón hoy a la sociedad vasca … a los demás … que nos den … También, hace extensivo ese perdón, tan poco creíble, solo a las victimas “que no tenían participación directa en el conflicto”, como si alguno de los hombres, mujeres y niños que fueron asesinados fríamente, de una manera premeditada y medida, y con una crueldad de diseño, hubieran tenido algo que ver en sus propios asesinatos.

ETA habla de conflicto… ¿que conflicto? Yo no recuerdo un conflicto, pero si recuerdo atentados, uno tras otro, a personas que nunca tuvieron capacidad de respuesta a nada. Una masacre por goteo de inocentes, que ellos llevaban a cabo, sin piedad alguna, dejando un reguero de dolor que aun hoy pervive, tapizado de recuerdos de tiros en la nuca, bombas lapa bajo los coches, secuestros continuos, explosiones en supermercados…

Usan ese impersonal, el del “se ha padecido mucho”, y añaden, “antes y después de que existiera ETA”, incluyendo a sus asesinos – que curiosa asunción de la culpa- en el drama que ellos mismos perpetraron, y equiparan el padecimiento de las victimas y sus familias con el de los criminales que aprietan el gatillo sobre la cabeza de un hombre o explotan una bomba a los pies de un niño de 10 años.

¿Saben? ETA, con sus comunicados a lo largo de muchos años, creo un propio estilo de manipulación informativa, hasta tal punto, que esos libelos antes entregados a la prensa por hombres con capuchas negras ahora ya de manera no presencial, se estudiaban en las facultades de ciencias de la información de nuestro país como ejemplo de adulteración de la noticia. En eso de las fake news, de lo que tanto hablamos ahora, ellos, entonces ya, eran maestros, y hoy asistimos, una vez más, a un buen ejemplo de ello.

Los que vivimos los años del plomo con el miedo en los bolsillos los conocemos bien, sabemos de sus “mea culpa” de usar y tirar, pero ahora hay sangre fresca en la sociedad española que no vivió en directo su brutalidad llena de actos atroces donde el salvajismo y el sadismo estaban muy, pero que muy presentes, y se aprestan a escribir, sin alejarse un ápice de su estilo falaz y maniobrero, una carta de “disculpas” que revuelve a los muertos en sus tumbas y a los vivos en nuestro dolor, pero que puede llevar a la duda a aquellos que, por su edad, no pudieron ver de cerca su capacidad de matar un día tras otro.

No se que sucede entre las bambalinas del poder para que hoy tengamos en nuestras redacciones una carta como esta. Me da igual. Lo que ya no me da tanto igual, es escuchar a algunos, que nos cuentan que han venido a rescatar la democracia de las garras de la oligarquía, que se ponen medallas de purismo democrático, que se arrogan la facultad de regenerar el sistema, que nos dan lecciones de como acabar con la corrupción en las instituciones, hacerles la ola a esa panda de matones que mantuvo secuestrada a mi generación y a mi país durante tantísimos años, y que aun los que conocemos bien su capacidad de matar sin pestañear, nos tiemblan las rodillas solo con escuchar su nombre.

No entiendo porque el gobierno y la oposición, en sus manifestaciones posteriores a este fake comunicado de ETA, lanzan las gorras al aire. Lo mismo es mejor leerlo un par de veces y darse cuenta que esto es más de lo mismo, una nota de prensa de autobombo y complacencia, donde la obscenidad del texto nos recuerda que ellos aun tienen la mano en el gatillo y la pistola apuntándonos al entrecejo. ETA en su “disculpa” nos vuelve a señalar, y nos recuerda que están ahí, sujetando la pistola, y nosotros al otro lado del cañón, en el lado que apunta, que ellos deciden quienes son los muertos malos y los muertos buenos, que ellos eligen, que ellos siguen teniendo las armas, y lo peor que matar es fácil, claro que ahora el disparo por la espalda vendrá con un comunicado en el que dirá: perdona te he matado pero tu has tenido la culpa. ¡Que asco!
Son las nueve y media de la mañana. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 12 grados. ETA ¿Es perdón o es amenaza?

Anuncios

Másteres, Místicas y Crianzas

Con tanto máster y no máster se nos están pasando frases memorables como la de Marta Rovira, que en una entrevista desde Suiza, decía ayer que “en Barcelona vivía en una prisión interior”… el cuerpo místico de Rovira… vamos como Santa Teresa en sus mejores momentos. El dislate que no cesa. Torrent, el especialista en desconvocar investiduras, el “desinvestidor” de futuros imposibles investidos, desconvoca de nuevo. Yo ya había hecho planes porque Torrent empieza a ser previsible en sus “espantas”. A él no le van a hacer pasar por la trena ni por las Salesas, vamos faltaría más. Eso si, como tira con pólvora del rey, y es un campeón en ocurrencias, dice que el Parlament se va a querellar contra el Juez Llarena – no tengo en Word el emonji de “me muero de risa” que si no lo ponía- De chocarrerías en chocarrerías hasta el infinito y más allá.

Y mientras tanto en el planeta de los “máster” al otro lado de la galaxia, el patio se revuelve. En ese ínterin, esperamos una “masteroctomía”, – hecho por el cual se extirpa un máster falso a un político o una política- , la del máster que lleva incrustado con calzador Cristina Cifuentes, y su posterior cese en clave mariana – es decir sangrarlos hasta el final, mientras el fuma su puro y lee el Marca-. Y también, presenciamos  un levantamiento de zombis, que saliendo de lúgubres cementerios portan prueba de falsos títulos, falsos másteres, falsas carreras de una infinidad de políticos que huyen despavoridos por las calles desiertas de sus partidos, cuál escena de The Walking Dead.

Y como la cosa se pone en clave electoral en Madrid, bien porque la Cifuentes puede coger el cesto de las chufas, y al grito de “Madrid no me la quita nadie, me la quito yo sola”, disuelve la cámara autonómica, o bien, porque se materialice esa moción de censura que no quiere nadie, pero a la que todos se agarran como un clavo ardiendo, lo mismo  las cosas se precipitan y Podemos tiene que entrar también en el juego. Es entonces cuando Errejón tira el chupete, lanzándolo a la cara de su “padre político”, Pablo Iglesias – ¿Serán celos por los gemelos en camino? – y dice eso de “no sin mis amigos y las listas las hago yo”, mientras Iglesias, que ya va entrenando para lo de la paternidad, le encara, y le dice la frase tan manida, en un ejercicio de la paternidad del siglo pasado: “ Chaval, ni media tontería” … que tierno es todo … que bonita es la crianza.

Lo cierto es que esta semana acaba en un tono de “sálvese quien pueda” aunque no todos están en un brete. Me dicen que han visto a Albert Rivera sentado en su sillón, mirando con una media sonrisa hacia esa ventana por la que se ve todo el panorama político, acariciando su gato mientras el sol sale, que no para todos, y tiene un tono tremendamente naranja.

Son las nueve y cuarto de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 8 grados. Másteres, Místicas y Crianzas.

Efecto Mariposa: Puigdemont, PNV, Cifuentes y los demás …

Una no puede volver de las vacaciones de Semana Santa y encontrarse con esto. La diletancia propia de las vacaciones no te prepara precisamente para encontrarte con una realidad caótica, y es que la primavera, tan desorganizada ella,  ha irrumpido en la política con todo su esplendor.

Lo de Puigdemont, que desde luego no es estacional, sigue con una explosión nueva cada día. Que si va, que si viene, que si llega o si se queda – ¡Que agitación, por Dios¡-, y sus fieles y  correligionarios, esos de la revolución de las sonrisas, que ahora, a mi modesto juicio han pasado a llamarse la revolución del “pijismo indepe” andan por las calles de Barcelona haciendo como si fueran revolucionarios de verdad, pero eso si solo a ratos, que luego hay que ir a tomar las copas, lucir el bolso y el “modeli”, y bajar a la torre los “findes”.  Mientras el PNV, si el PNV – las conexiones primaverales son infinitas – , no sabe qué hacer con Torrent y sus muchachos para que de una buena vez “confeccionen” un presidente para Cataluña. Así, el Gobierno de España dejaría de aplicar el 155, y ellos podrían apoyar los presupuestos. Una conexión, esta, que demuestra que la teoría del caos, cada día está más de actualidad, porque si por un casual, no se aprobaran los PGE, el PNV perdería un importante trozo de pastel que llevan estos PGE18 para ellos. Pero no acaba ahí la cosa, si además como consecuencia de la no aprobación de los PGE, hubiera que convocar elecciones, tal vez, solo tal vez, pudiera ser, que Ciudadanos ganará esos comicios, y todos sabemos que la formación naranja tiene en su programa acabar con el cupo vasco… ¡Madre mía … qué debacle¡

Y mientras las mariposas primaverales y caóticas aletean en Cataluña, en Madrid, otros lepidópteros también agitan sus alas porque “Lo de Cifuentes” – que así lo ha nombrado twitter- va a traer cola. Mientras escribo este post no se aun si Cristina Cifuentes ha dimitido o no. Verdaderamente es irrelevante ya el hecho de la dimisión, porque los datos aportados por el Diario y el Confidencial, a estas horas, entran dentro de la categoría “blanco y en botella” sobre el trabajo fin de Máster de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, y si dimite malo y si no lo hace malo también, en cualquier caso este caos primaveral tan apasionante traerá alguna consecuencia más, y sino al tiempo. Por lo que se lee entre líneas la situación empieza a ser especialmente preocupante, no sobre la figura de Cristina Cifuentes, que ya es una mera anécdota, sino sobre lo que pasa y ha estado pasando en la URJC con ese “pacto” (vamos a ser finas) entre miembros de Izquierda Unida y miembros del Partido Popular para hacer de su capa un sayo en el campus de la Rey Juan Carlos. ¿Es el supuesto caso del TFM de Cristina Cifuentes un hecho aislado? ¿Existen más casos como este o parecidos? ¿Cuál es la conexión entre Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid, el Partido Popular y la Universidad Rey Juan Carlos? ¿A qué pacto llegaron Moral Santin e Ignacio González sobre esa Universidad? Hay muchas preguntas sin respuesta en este momento que van más allá del TFM de Cristina Cifuentes, aunque la cadena de sucesos se puso en marcha el día que Cifuentes “abrió un cajón y envió noseque a la fiscalía”

Cómo ven los aleteos primaverales de Madrid no le van a la zaga de los aleteos presupuestarios y los catalanes, claro que cuando alguien se aventura a abrir la caja de pandora de las mariposas de colores, se arriesga mucho, tanto, que como esto siga así lo mismo el  Tsunami está servido.

Por cierto, muy loables los esfuerzos de algún servicio de inteligencia en filtrar unas imágenes de la Familia Real, en su modo más real, para distraer la atención de todas estas historias. Vano esfuerzo, porque en el efecto mariposa que estamos viviendo en esta primavera – conviene advertirles a estos “chicos tan inteligentes”- va a su libre albedrío y,  que lo de la mariposa adiestrada, teledirigida, a modo de dron, no funciona en la teoría del caos, que tanto me gusta.

La última imagen que me viene a la cabeza antes de terminar este post es de “gente” con cazamariposas corriendo de un lado a otro para intentar guardar de nuevo las mariposas en la cajita… pero eso ya no va a poder ser, me temo, porque el caos tiene una tendencia a ordenarse solo, aunque esa ordenación suele ser brutal.

Son las siete de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 7 grados. Efecto Mariposa: Puigdemont, PNV, Cifuentes y los demás …

 

Te acompaño en el sentimiento Patricia #Gabriel

Pequeño dolor, pero no por pequeño menos intenso. Una vida diminuta truncada por vete tu a saber. El rostro minúsculo de Gabriel, que nos sonríe desde las fotografías es un ala suave que nos acaricia, un soplo de algodón blandito que nos conmueve, un pez niño nadando por las redes. Allí está risueño con su bufanda azul – esa que durante todo este tiempo llevaba su madre – y su gorrito blanco, y nos invita a pensar en abrazos, besos, arrumacos. Nos invita al recuerdo de como alisábamos el pelo de nuestros hijos, o como le colocábamos la sudadera, o le abrochábamos los cordones de los zapatos. Se que todos hemos sentido la necesidad en estos días de abrazar a ese niño, y hemos abrazado a nuestros hijos y a nuestros nietos con el pensamiento de Gabriel en nuestra cabeza, mientras nudos de desesperación flotaban en nuestro vientre.

Y luego la noticia. El grito, el desgarro, un trazo negro en medio de la esperanza ya perdida, porque al final se ha cumplido el peor de los presagios. Es entonces cuando llega el sufrimiento inmenso que no podemos confundir con la rabia. Patricia, su madre, lo ha explicado muy bien, y es importante que todo entendamos ese mensaje. Patricia quiere nuestro dolor, para paliar el suyo, pero no nuestro odio y nuestra venganza. Eso la llevaría a más dolor si cabe. Tu pez niño, Patricia, y déjanos un poco que sea nuestro, nadará siempre por océanos calmos y tranquilos de cariño, de ternura, de afectos, donde la galerna del encono y de la venganza no tienen cabida

La frase “te acompaño en el sentimiento” tiene hoy más significado que nunca. Por eso hoy Patricia, yo también te acompaño en el sentimiento, en tu sentimiento, y aunque el dolor por la perdida de un hijo, y más en esas circunstancias va más allá del infinito, tu y yo sabemos, Patricia, que el amor siempre es más fuerte que la muerte, que el rencor, que la cólera y que la represalia.

Son las diez de la mañana. No llueve en Madrid y la temperatura exterior es de 12 grados. Te acompaño en el sentimiento Patricia #Gabriel

 

 

 

Antes estábamos cansadas, ahora estamos impacientes #Huelga8Marzo #TicTacTicTac

El 8 de marzo de 2018 quedará grabado para siempre en la historia de nuestro país. La movilización de la huelga feminista ha sido un éxito, con un gran seguimiento ciudadano y un reconocimiento incuestionable por parte de todos y todas. El mensaje, evidentemente, ha quedado más que reflejado en las calles y los medios de comunicación de nuestra sociedad. No solo las grandes ciudades se tiñeron de violeta, miles de pueblos de nuestro país llenaron sus plazas con mujeres más que hartas de la situación en la que vivimos.

Según reflejan los datos publicados, el paro feminista del Día Internacional de la Mujer ha sido secundado por más de cinco millones de trabajadoras y trabajadores. Las motivaciones, de sobra conocidas, inciden principalmente en la importante brecha salarial y en la violencia sexista. No obstante, para los recelosos – que todavía quedan-, en las siguientes líneas os dejo una breve pincelada de la desigualdad en cifras.

La desigualdad de la mujer: las cifras de la vergüenza

Comenzamos repasando la brecha salarial. Por término medio, una mujer cobra un 20 % menos que un hombre que desempeña sus mismas labores, lo que comparativamente se traduce en casi dos meses trabajando gratis para dicha empresa. Esta brecha se desgrana en una segregación horizontal: mujeres y hombres se concentran en determinados sectores de producción y empleos específicos, segregación vertical: cuando se produce esta concentración en determinados grados y niveles de responsabilidad y trabajo a tiempo parcial: contratos que están copados mayoritariamente por mujeres debido a que se ven obligadas a asumir mayores responsabilidades familiares y domésticas. Además, hay que sumar otra cuantía a este desajuste, que es el de la brecha de cuidados, ya que la mujer dedica su tiempo a trabajos no remunerados como el cuidado de la familia y los mayores. Este ultimo segmento de desigualdad salarial puede incrementar casi al doble estas cifras.

No obstante, los problemas para las mujeres en el entorno laboral no acaban ahí. Según los datos de la EPA, la tasa de ocupación de hombres y mujeres con hijos es significativamente desigual (82,8 % de ellos, frente al 63,5 % de ellas). Por no hablar de que solamente una de cada seis empresas tiene como su máxima figura a una persona del género femenino.

Una vez fuera del trabajo, la situación no mejora en absoluto. La mujer destina dos horas y media más que el hombre a las tareas del hogar (ellos dedican una hora más al ocio). Y eso que aún no hemos tratado el asunto más lamentable, la violencia machista: desde el año 2003, 926 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas, y al menos una de cada tres ha padecido algún episodio de acoso con un dato mucho más escalofriante:  solo un 2 % lo denuncia.

Algunos y algunas, dos días después, aun ponen en duda si había motivos para la huelga y las manifestaciones del 8 de marzo, aunque otros, visto los resultados ya se apresuran a subirse al carro no fuera a ser que se les escape un voto. Personalmente me da igual si lo hacen por un afán meramente electoralista o están plenamente convencidos, pero van a tener que ponerse a trabajar en ello les guste mucho, poco o nada. El caso es que el 8 de Marzo de 2018 ha marcado un punto de inflexión tan fuerte que tendrán, y a no tardar, que empezar a generar cambios que acaben con la situación tan injusta que padecemos las mujeres, de lo contrario, y tiempo a tiempo, hay un hecho insoslayable, indiscutible y claramente palpable : las mujeres de este país tenemos capacidad para la convocatoria y el paro por  nosotras mismas sin necesidad de nadie, así que, o se apresuran, o sea o no 8 de Marzo tendrán otra convocatoria y volveremos a los paros y las movilizaciones. Ya saben hace unos meses estábamos cansadas, ahora estamos impacientes. Tic tac tic tac …

Son las once de la mañana. Diluvia en Madrid y la temperatura exterior es de 12 grados.

 

Cada una de nosotras #HuelgaFemista8M #LasPeriodistasParamos

“Esto no durará mucho, tal vez una semana, quizás este año más por lo de la huelga y eso”. Escucho esta frase mientras tomo un café en una máquina que me habla cuando me devuelve las monedas. Mira ya ves, la máquina no sabe si soy hombre o mujer cuando echo las monedas para recibir a cambio un líquido marrón pardo que dicen que tiene cafeína.

Espero a que se vayan, y al lado hay una compañera que espera también un café de la máquina que no discrimina. Las dos vestimos de negro. Ellos, los del comentario, ni siquiera saben porque el negro es el color hoy de nuestra ropa. Nos cruzamos la mirada. No hemos comentado la frase de marras, pero sabemos, que las dos pensamos lo mismo: “Que asco, que hartura, pero esta vez no va a pasar lo mismo”.

Escribo como todos los años un post por el Día Internacional de la Mujer, esta vez lo hago antes, hoy 7 de Marzo, porque mañana iré a la huelga con el colectivo #LasPeriodistaParamos. Hay millones de razones para hacerla.

Cada mujer asesinada por violencia machista, cada una de nosotras que ha sido acosado a lo largo de su vida, cada una de nosotras que no recibe el salario justo, cada una de nosotras que ve como no tenemos carrera profesional  – me da igual la profesión que sea-, cada una de nosotras que ha cuidado de los suyos y de los de los demás, sin ninguna compensación, y en muchos casos  con exigencias, cada una de nosotras que cuando ha alzado la voz para protestar ha visto como le caían encima cientos de represalias, cada una de nosotras, que cuando éramos niñas se nos regañaba por el mero hecho de ser niña, cada una de nosotras que cuando hemos sido adultas se nos ha utilizado y una vez utilizadas se nos ha apartado en el redil de las productivas pero no progresivas para mayor gloria de las empresas, cada una de nosotras que hemos sufrido una educación diferente, cada una de nosotras que hemos visto como hemos tenido que relegar nuestra educación porque el dinero iba para la educación de los varones en las familias, cada una de nosotras que se nos ha juzgado por la ropa y nuestra apariencia en vez de por nuestro talento, cada una de nosotras que ha visto como día a día pasaba la vida frente a nuestra puerta pero no nos dejaban subirnos a ella, cada una de nosotras que ha tenido que ver como un hombre mediocre nos daba órdenes y nos explicaba las cosas, cada una de nosotras que ha visto como nuestra opinión nunca contaba en la familia, ni en el trabajo, ni con los amigos, cada una de nosotras que lo ha perdido todo por divorciarse de un tipo que la engañaba y le hacia la vida imposible, cada una de nosotras que ha tenido que sacrificar su carrera porque no había otra, cada una de nosotras que hemos sido engañadas por el amor romántico y los cuentos de princesas, cada una de nosotras que ha sentido la frustración de esa mentira que te cuentan cuando estas estudiando y te dicen que lo puedes ser todo, para  ver, cuando llegas al mundo laboral, que ser mujer es un hándicap, cada una de nosotras ….   Cada una de nosotras …

Lo que le pasa a cada una de nosotras, a cada una de las mujeres que hay en este planeta es una razón para ir a la #HuelgaFeminista8M porque todas estamos afectas por una sociedad que no nos deja ejercer nuestros derechos y nos llena de obligaciones y deberes extra por el mero hecho de ser mujer.

Esta sociedad tan organizada a la manera patriarcal nunca pudo imaginar que las mujeres, esos seres que el patriarcado considera inferiores, podrían un día organizarse de tal manera que fueran capaces de convocar y llevar a cabo un paro planetario. Ahora están sorprendidos, con la boca abierta, sin saber bien que decir y como hacer con la que se avecina, porque las mujeres estamos más que hartas de vivir en esta sociedad que nos asfixia, nos atenaza, nos llena de obligaciones para a cambio darnos unas migajas de derechos, que lo hacen, todo hay que decirlo, para quedar bien y poco más. Me encanta que estén tan asombrados …

El Día 8 de Marzo de 2018 será, más que le pese a algunos y algunas, un día histórico. Un día, que las niñas y los niños del futuro estudiarán en los libros, y eso no nos lo quita nadie. Y después habrá que seguir, que no se diluya, que no se difumine lo que vamos logrando con mucha dificultad en esta lucha por la igualdad, aunque creo que esta vez, algo ha hecho click en la cabeza de muchas mujeres, y todo va a ser distinto después de esta fecha, porque ya sabemos, que lo hemos hecho una vez, que podemos hacerlo, que #EllasPuedenPararElPlaneta,  que si las mujeres paramos, el mundo se para.

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 12 grados. Cada una de nosotras #HuelgaFemista8M