#JuanaSomosTodas

 

Que la ley integral contra la violencia de género que se puso en marcha en 2004 tiene lagunas importantes no es una noticia. Siempre he dicho que eso de integral sobra, pues, entre otras cosas, esta ley deja bastante desprotegidos a los menores, a los hijos.

¿Cómo denunciar un maltrato, un acto de violencia cuando sabes que tus hijos pueden ir a manos del maltratador?

La terrible y dolorosa historia de Juana Rivas supongo que habrá sido seguida con atención por mujeres, que mientras escribo este post, estarán sufriendo sin denunciar la violencia machista ¿Qué creéis que se están planteando estas mujeres al ver como los hijos de Juana Rivas van a tener que volver a  vivir con el maltratador, solo por el mero hecho de ser su padre biológico, y que lo dice la ley?

La violencia de género en nuestro país aun se encuentra dentro la normalidad que propicia una sociedad machista. Supongo que en estos días habrán escuchado frases tales como: “Bueno al fin y al cabo el italiano es su padre”, o “que la pegara a ella no significa que lo haga con sus hijos”, o “bueno si se llevaban mal, los niños no tienen por qué dejar de ver a su padre”. Deberían pararse a pensar después de escuchar esas afirmaciones. ¿Se imaginan ustedes que alguien que va por la calle y  le agrede, le insulta, le hiere o incluso le mata, y a la semana usted o sus familiares, tienen que ir a entregarle a sus hijos? Pues esto es lo mismo, nada más que el hecho de ser padre biológico de unas criaturas, parece ser que le exime ya de todo.

Juana Rivas ha huido con sus hijos para protegerlos de un agresor, de un violento, de un delincuente, condenado por maltrato. ¡Que mas da el parentesco!  Pero Juana ha hecho algo más por todas nosotras y por la sociedad en definitiva. Ha puesto el ojo mediático en el problema por el que pasan las mujeres que denuncian y tienen hijos, con la custodia y la patria potestad del maltratador sobre esos niños. La ley integral contra la violencia de género está plagada de rincones, de lagunas, de zonas oscuras que dejan en desprotección la parte más vulnerable que existe en los casos de violencia de género: los niños.

Niños y niñas victimas, que con una ligereza espectacular son entregados al progenitor maltratador sin miramientos, y aplicando la ley “por el libro” sin considerar nada más. Niños que son usados para dañar a la madre, niños asesinados como ultima consecuencia de la violencia de género llevada al extremo. Niños que a base de pasar tiempo y más tiempo con el maltratador se convierten en maltratadores, y ven a la madre como merecida de ese maltrato, y que repiten los patrones machistas inculcados por el padre biológico que ha ejercido esa violencia. Hay casos de todo tipo, podría seguir enumerando.

Juana Rivas es mucho más que una madre que huye con sus hijos para protegerlos de la violencia. Juana le ha puesto cara y ojos, lagrimas, dolor y miedo para que veamos en directo la ineficacia de una ley fruto de una sociedad machista sobre la violencia machista dejando “daños colaterales” y que nos ha hecho mirar de frente a una realidad que da miedo, y que requiere con urgencia abordar.

Juana Rivas está convocada esta tarde para entregar a sus hijos. ¿Usted lo haría? Yo no desde luego #JuanaSomosTodas

Son las diez y media de la mañana. Llueve ligeramente en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. #JuanaSomosTodas

Anuncios

Vamos a dejarles espacio… que nos conviene 

Saben una cosa

Parece que las mujeres tenemos tendencia a pensar en todo de continuo, a  meter todo lo que nos rodea en nuestra cabeza para así que nuestra casa y nuestra familia funcione. Un hecho al que yo tampoco puedo muchas veces escaparme. En cantidad de ocasiones me he sorprendido pensando en mitad de una reunión de trabajo si habrá pan para la cena, si he llamado el fontanero, si mis hijos habían hecho los deberes, si había pedido cita para el medio o si había hecho una transferencia para pagar un viaje de vacaciones. Si, porque las cosas hay que pensarlas primero antes de hacerlas.

Bien pues todo esto supongo que también le ha sucedido a Emma, una ilustradora, que ha publicado un cómic que en poco tiempo se ha convertido en un hecho viral en las redes sociales, y que con el denuncia que las mujeres tenemos esa tendencia a pensar en todo, porque nuestras parejas hacen lo que vulgarmente se llama pasar del tema, y lo han hecho tantas veces a lo largo de nuestra convivencia, que eso de pensarlo todo ya nos sale casi sin quererlo.

Esto no es nuevo y está descrito por sociólogos. Susan Walzer ya lo publicaba en un estudio titulado Thinking about the baby, donde se pone de manifiesto que las mujeres tienden a organizar y preocuparse por los asuntos domésticos mucho mas que los hombres. El caso es que las mujeres vivimos marcadas por esos pensamientos continuados sea cual sea la etapa de nuestra vida, porque esto pasa cuando vivimos en pareja, cuando tenemos novio, cuando somos madres y cuando no lo somos, y aunque el fenómeno se percibe de una manera distinta en cada etapa de nuestra vida, esa manía, vamos a llámalo así, esta ahí

Precisamente esta ilustradora Emma describe en su comic como las madres que acaban de tener un hijo quedan atrapadas mentalmente por el hijo, y tanto durante la baja maternal – que suele coger ella – como cuando vuelve al trabajo, empieza a generar dinamicas distintas que las del hombre, que obviamente que incluyen a ese hijo, mientras, como digo el hombre vuelve al trabajo, haciendo exactamente lo mismo que hacia antes de que naciera el bebe.

Asi que esto hay que ir solucionando, y en parte la solucion esta en nosotras mismas. Tenemos que dejar de pensar en todo continuamente y dejar de organizarlo todo, porque la pasividad del otro lado, seguro que se acaba cuando se les deja que ellos empiecen a ser pensantes y no solo meros ejecutantes. Hay que dejar espacio al otro, aunque las cosas no se hagan de la misma manera que creemos nosotras que deben ser hechas… hay muchas maneras de hacer una cama, o de ir a la compra, aunque también hay que decir que  solo hay una manera de sacar la basura y es sacándola…

Eso de estar pensándolo todo no es un rasgo femenino como dicen por ahí algunos machistas, de eso nada, es un deje que hemos adquirido a fuerza de tener que ocuparnos de todo lo del hogar, así que como no va pegado a nuestra piel de mujer, es fácil de desprender, vamos de dejarlo, y empezar a que cada quien en la familia gestione su tareas, y las tareas comunes se planifiquen y se adjudiquen en voz alta entre los dos. Eso que tan bien se da en la empresa, en el trabajo en equipo entre iguales, vamos a llevarlo al ámbito domestico. Porque en la casa no hay jefe, son dos iguales llevando adelante un proyecto entre iguales. Piensen en esto esta semana

Es la una de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura es de 36 grados. Vamos a dejarles espacio… que nos conviene

Ellos llevan a l@s niñ@s al parque, nosotras nos ocupamos de todo lo demás : Maternidad y trayectoria profesional

El estudio “Maternidad y Trayectoria profesional” realizado por  del IESE Business School y Laboratorios Ordesa, con  8.474 encuestas a personas de entre 25 y 45 años y  de las que 7.804 son mujeres y 670 hombres detecta una vez más que las mujeres siguen liderando las labores del hogar aunque trabajen a jornada completa. Según este estudio nos seguimos ocupando mayoritariamente de  limpieza, comidas y cuidado de los hijos.

Con datos como estos:  el 96 % de las mujeres viste siempre o casi siempre a sus hijos, frente a un 67 % de los hombres en la misma situación laboral, y respecto a las comidas,  el 84 % de las mujeres  se ocupan de ellas frente al  54 % de los hombres.

En cuanto al cuidado de la casa y las labores del hogar el 92% de las mujeres a jornada completa lavan siempre la ropa, frente al 22% de los hombres; limpian, el 73 % de las mujeres, frente al 28% de hombres, y planchan, el 46 %, frente al 10 %.

Las mujeres en esta situación piensan que su pareja tiene una situación ventajosa en el hogar, concretamente piensan así 6 de cada 10, y también piensan que los hombres que dedican tiempo a la familia lo hacen a las actividades más divertidas que se pueden hacer con los hijos como jugar, salir al parque o leer, mientras a las mujeres le toca la parte más aburrida.

Este estudio también detecta que a mayor nivel educativa los hombres se implican mas en el cuidado del hogar y la familia , con lo que está claro que la educación es un tema que ayuda mucho a conseguir mayores niveles de igualdad entre hombres y mujeres.

En este estudio también se ve claramente que el número de hijos que tienen las parejas españolas está en la media de 1,32, el número de hijos esperados es de 1,69 y el número de hijos deseados es de 2,52.

Y en cuanto a la promoción en la empresa, otro de los temas sobre igualdad entre hombres y mujeres que toca este estudio, el 35 % de la mujeres cree que solo llegara a los niveles más altos de su empresa si renuncia a temas propios del ámbito familiar, como tener menos hijos, dedicar menos tiempo a los hijos, incluso el 28 % – dato alarmante – entienden que para llegar a la top de la empresa deberían renunciar a ser madres.

El estudio del IESE, que es bastante completo por cierto también hace hincapié en que en los procesos de selección para un puesto de trabajo a casi la mitad de las mujeres entrevistadas se le ha preguntado en algún momento si tienen o desean tener hijos o mas hijo en el caso de tenerlos y que el 46 por ciento de las mujeres admiten que han tenido que trabajar mucho más duro que los varones para demostrar su talento y su valía

En el tema de los horarios el 92 % de las mujeres cree están desajustados el calendario escolar y laboral y el 77,5 % que el tiempo para comer es demasiado extenso y tardío.

Además no creen que las políticas de conciliación de las empresas sean medidas suficientes para acabar con la desigualdad y el 91 por ciento muestran como principales barreras organizativas la falta de flexibilidad y el 85,6 % una cultura de empresa muy poco sensible con la maternidad y la paternidad.

Las mujeres que eligen una jornada parcial, un 76 % responde que es precisamente para hacer compatible trabajo y cuidado de hijos y solo el 14 % se acoge por no haber encontrado un trabajo a tiempo completo. En el caso de los hombres, las razones y los porcentajes son similares.

Como ven los datos no mienten, son alarmantes, preocupantes y no solo van contra las mujeres, van contra la sociedad en pleno que no es capaz de promover acciones claras y suficientes para que se pueda formar una familia y triunfar en la profesión. Con estos mimbres seguimos sin hacer el cesto, que digo el cesto, lo que estamos haciendo es un buen roto a las generaciones futuras. Piensen en esto esta semana

Son las dos de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 23 grados.

Barrios Prohibidos Para Mujeres

Saben una cosa

Si yo les hablara de barrios donde hay restricciones en la vestimenta, donde hay discriminación de las mujeres, o donde hay comercios solo para hombres, ustedes estarían pensando que estoy hablando de algún país árabe. Pues no es así. Esto es una realidad que se vive día a día en muchos barrios de la periferia de París.

Si allí, la ciudad del amor, de la luz, de la Torre Iffield, alli existen grupos de musulmanes radicales que, prácticamente han tomado las calles de esos barrios, y advierten a los vecinos que hay prácticas que no van a permitir, y desde luego esto está pasando mientras las autoridades francesas no hacen nada por impedirlo, miran para otro lado, porque esto está denunciado por organizaciones de mujeres como la Brigada de las Madres.

En estos barrios como el bulevar de la Chapelle, en los cafés, en las tiendas, en la misma calle hay algo que llama mucho la atención: apenas si hay mujeres. Las mujeres tienen prohibida de una manera tácita el acceso a esos establecimientos,  y si lo hacen, su presencia incomoda a muchos musulmanes radicales, que manifiestan claramente que no deberían estar ahí, con reproches, insultos e intimidaciones. Hace unas semanas, casi 20.000 mujeres que viven o trabajan en el bulevar de la Chapelle denunciaron situaciones de acoso y también insultos cuando paseaban por la calle. Como curiosidad les contaré también, que en los bares del Bulevar de la Chapelle hace años que no se sirve alcohol a los clientes.

En un video grabado con cámara oculta por la organización Brigada de las Madres, que pueden ustedes ver en you tube,  podemos ver y escuchar comentarios como este: “Esto no es París. Aquí tenemos una mentalidad diferente y seguimos las enseñanzas del islam” Cuando una de las activistas le pregunta si no estaría mejor viviendo en Arabia Saudí, el musulmán responde: “Francia es un paraíso para nosotros”.

Catorce imanes a sueldo de Riad ejercen en las mezquitas más importantes de Francia y adoctrinan acerca de la yihad, el sometimiento de las mujeres, la necesidad de castigar a los homosexuales y la expansión del islamismo a nivel mundial. Y mientras las mujeres de París, educadas en la libertad, la igualdad y la fraternidad ven con sorpresa, angustia y preocupación cómo desde un tiempo a esta parte, en esos barrios de la periferia de París, tienen que usar rutas alternativas o caminar con la mirada baja mientras aguantan los insultos de aquellos que han tomado la calle : los musulmanes radicales.

Amén de los últimos atentados que verdaderamente nos horrorizan, hay una realidad que está pasando inadvertida y que focaliza su violencia contra las mujeres no solo en París, sino también en otros países de occidente. Tal vez sería hora de reaccionar como mujeres y sobre todo como seres humanos porque no  queremos volver al Medioevo, en esto y en todo lo demás. Piensen en ello esta semana.

Es la una de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 33 grados. Barrios prohibidos para mujeres

 

#AsesinatosDeMujeres #ViolenciaMachista

violencia machista

Tres mujeres han sido asesinadas por violencia machista este fin de semana. Tres mujeres han sido asesinadas por el mero hecho de ser mujer. ¿Qué más nos queda por ver?… Pues si nos queda más, porque lo peor de todo esto es que habrá más. Es durísimo tener que escribir esto, pero es la realidad y no se puede vivir de espaldas a lo que pasa, que es lo que hacen la mayoría de los españoles y las españolas – solo el 1,7% de interés en el CIS  en violencia de género –

Con este dato, está claro que nos preocupa muy poco que en este país estén asesinando mujeres. De hecho ni siquiera el hashtag #ViolenciaDeGenero o #ViolenciaMachista ha sido Trending Topic en twitter este fin de semana, mientras otras etiquetas relacionadas con el futbol, por ejemplo, han ocupado las timelines de miles de usuarios.

Si, ya hemos condenado. Si, ya hemos escrito nuestro twitt de condolencia. ¿Y qué más?… No hay nada más, así como suena, no hay nada más… solo esperar hasta la próxima…

Se me abren las carnes de pensar que vivimos en un sociedad -y ahí estamos todos, no solo los políticos, los jueces, la policía, no, también estamos los ciudadanos que con lamentarnos creemos que ya lo hemos hecho todo – tolerante con el asesinato de mujeres, tan tolerante que, salvo las organizaciones civiles de feministas – que desde luego claman en el desierto- miran para otro lado cuando una mujer muere asesinada por su pareja o ex pareja.

Hoy en las escuelas, en las universidades, en los centros de trabajo, en las redacciones deberíamos estar hablando de esto, pero no, estamos a otras cosas, que como me dijo una vez un jefe “son las que importan, porque estas son cosas que pasan”

Una sociedad que permite que sus mujeres sean asesinadas es una sociedad enferma, estúpida, malvada, perversa y machista. Una sociedad consentidora con el asesinato y el maltrato, en definitiva una sociedad violenta, aunque con eso de adjetivarla occidental pensemos que somos civilizados. Ja¡ civilizados. Que mierda de sociedad es en la que vivo, y lo peor en la que van a vivir mis hijos… y también los tuyos, si me estás leyendo ahora, una sociedad que permite que la muerte salga al encuentro de las mujeres y luego las olvidamos, porque no os quepa duda que dentro de una semana nadie recordara ni el nombre, ni el apellido de las asesinadas. Esta es la realidad ¿Estás haciendo algo para cambiarla? ¡Que pregunta tan incómoda¡ ¿Verdad?

Es la una de la tarde. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 21 grados. #AsesinatosDeMujeres #ViolenciaMachista

Anonymous Women #Mujeres

La fotógrafa estadounidense Patty Carroll, se dedica desde hace tiempo, desde los años 70, a realizar fotografías magníficas con imágenes penetrantes e impactantes y que han sido publicadas en numerosos libros y revistas en todo el mundo, y también con diversas exposiciones en distintas galerías. Una mujer que ha recibido por su trabajo premios internacionales.

Ahora presenta un libro imprescindible, Anonymous Women, en donde nos muestra la pérdida de sí misma, y del anonimato que suelen acompañar a las mujeres cuando se dan uno de estos dos factores: el  envejecimiento y la maternidad. Y que además en algunos casos las propias mujeres coadyuvamos cuando nos asaltan deseos de  perfección y decoración, junto a ese techo invisible en las carreras de las mujeres, y porque no decirlo también, en muchos casos, la opresión que sufren dia a dia las mujeres en lo cotidiano.

SI vemos esta obra, que como os decía creo que debeis buscar en Internet, donde podeis vera algunas muestras de esas fotografías, os daréis cuenta que desde diferentes puntos de vista, incluido el humor la cámara de Patty Carroll va captando como la mujer queda impregnada, mimetizada, desaparecida también dentro del estereotipo, perdiendo totalmente su identidad como ser humano .

Veréis en su obra como las modelos quedan escondidas dentro de cortinas o de diferentes objetos domésticos, convirtiéndose en mero  decorado. Patty Carrol  crea con sus imágenes una verdadera narración de la situación de la mujer en pleno siglo XXI. Estas fotografías que no debéis dejar de ver, en donde sobran las palabras, y de tamaño natural, porque así el impacto es mayor, nos enseñan cómo el estereotipo va haciendo a la mujer parte del paisaje, como un objeto mas, como un rasgo más del decorado, y como su identidad se pierde mezclada con las cosas que la rodean. No dejéis de verlas

Son las once de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 20 grados. Anonymous Women